Jump to content

Luna

Usuarios Registrados
  • Contenido

    367
  • Registrado

  • Última Visita

  • Días Ganados

    16

Luna ganó por última vez el día Abril 22 2017

¡Luna tuvo el contenido más gustado!

Reputación en la Comunidad

427 Aclamado

Sobre Luna

  • Rango
    Usuario Comprometido
  • Cumpleaños 15/06/1993

Información Personal

  • Género
    Mujer
  • Nacionalidad
  • Ocupación
    Diseñadora Industrial/Grafica Jr.
  • Intereses
    Wow, Huargen, video juegos, ¿dije ya huargen? Pues Huargen

Primer Personaje

  • Nombre
    Luna Huardagourt
  • División
    Plata
  • Raza
    Huargen
  • Clase
    Cazador

Otros Personajes

  • 3er Personaje
    Sylvia Shandiel/Quel'dorei/bronce/Picara/Bailarina
  • 4to Personaje
    Cora Reed/Huargen/Bronce/Maga/Boticaria

Visitantes recientes en el perfil

23.445 visitas al perfil
  1. Luna

    Re-Presentanción

    No crei que justo a la vez que volveria yo te volveria a ver a vos. Rebienvenido GRTU
  2. Hablan de Galletas??? Porque cada vez que me asomo se va un gm más? D: Este yoda.... es peor que Palpa D:
  3. Luna

    Fue hermoso mientras duro

    ¡porque se van gms en mi ausencia!? D: Sabia que no podia confiar en la aparición de yoda, todo lo que sea pequeño trae una maldad pura comprimida! +
  4. Luna

    Episodio I - Nuevos GMs

    Oh no! Ya se ha presentado y no tenemos noticias del emperador!! ¡habra ido por Darth Vader?
  5. Luna

    ¿Blancas o negras?

    Las blancas. porque valen por dos negras... que? como que eso es de musica? ah bueno. pues igual elijo las blancas.... yo no soy racista! Bienvenido ches!!
  6. Luna

    Encantado ^^

    No puedo esperar a que Yoda se presente para poder conspirar con el en contra de la República. Mientras tanto, Hola y adios *luna se aleja del lado oscuro* Bienvenido
  7. Luna

    Hoy, soy Paladín

    ¿Como saber que amas a un personaje tuyo de rol? Cuando ries y lloras a la vez que el y te emocionan todos sus logros y fracasos como si fueran tuyos.
  8. Luna

    En un día como hoy Cumplimos 3 años

    Abandono mi madriguera solo para felicitar a MW! Tres maravillosos años de buen rol ! (aunque llevo aqui año y pico y que buen año y pico! ) Felicidades a todos y gracias a todo el maravilloso staff :3 Que siga creciendo el server
  9. Luna

    He vuelto

    Pues alguien le pregunto a mi petissa como se aparean los huargen, digo, de donde vienen los huargencitos
  10. Luna

    He vuelto

    No fue tu quel'dorei que pregunto a Luna de donde vienen los huargencitos? Recuerdo haber traumado a Samantha por eso mismo...
  11. Luna

    ¡Hola!

    Bienvenido Nog.... Noberto (perdón pero no se porque tu nombre me recordó al dragón de Hagrid xDD querealmenteesNobertaporqueesdragona) Me pregunto si hablas alemán por tus abuelos... Pero entendería que no, también tengo amigas que tuvieron abuelos que huyeron de la hambruna de la post guerra. Una no habla ni pizca de alemán porque su abuela no quizó, la otra si porque fue a vivir en una colonia y siempre intenta hacer que pronuncie alguna palabra random de alemán Ya estoy divagando En las guias oficiales v as a encontrar todo lo que necesitas y tambien en la sección de tips que hay muchos consejos o guias de roleros... hablando de guias de roleros: No hice ese post para que acumule polvo
  12. Luna

    Consejos de Roleros

    Cuando roleas una discución, tu personaje se va y se te ocurre un argumento genial pero ya ha pasado el momento. Ya de paso aconsejo no rolear con sueño
  13. Luna

    Warcraft Movie - El Origen (Opiniones)

    No vi la peli aun porque todavia no se estrena en latinoamerica, ya vere un sitio online para verla (si es que hay de buena calidad, pero dudo). Pero igual, vengo a spoilearme porque soy una jodida. Me gusta leer que hay muchas referencias del juego en la película, creo que olvidare los errores o diferencias de lore solo para jugar a cuantos guiños puedo encontrar (y quizás los guiños abundantes esten para contentar a los fans y distraerlos de todo lo que han cambiado).
  14. La maldición Huargen Todo padre ha contado alguna vez la historia “El lobo feroz” a sus hijos con la intención de mandarlo a dormir o evitar que se adentrara en el bosque. Una bestia feroz con pelaje negro como la misma noche, de ojos sangrientos que acechan a una presa desprevenida. Destroza sus presas con poderosos colmillos afilados, y que en las noches aúllan a la luna llena. Pocas cosas fueron más peligrosas que los lobos hambrientos en el pasado, y las cosas ya no son como fueron. Al sur del bosque de Elwynn, los bosques se tornaron oscuros, maldiciones y cosas aterradoras en cada rincón. Entre las muchas bestias que surgieron de pronto se encuentra:El Huargen. Esa criatura de aspecto humanoide, robusto, cubierto de pelaje denso y oscuro, y con una cabeza que recuerda al temible lobo. Fauces enormes con afilados dientes, ojos sangrientos, las orejas puntiagudas. Fuerte, sangriento, astuto y mortalmente peligroso. No podría decir nada bueno de estas criaturas monstruosas. El temor se alimenta de la ignorancia, pero aunque arroje luces sobre estas criaturas oscuras, no podría siquiera atenuar el terror profundo que inspira a todos los seres. Al menos podré echar luces sobre aquellos que sufren esta maldición y luchan por mantenerla a raya. El contagio Aunque se llama “Maldición huargen” no se transmite por hechizos, ni magia, ni brujería, ni artefactos malditos. La maldición se transmite por la mordida de un huargen. Suena simple, pero lo complicado es sobrevivir a la mordida (que de por sí implica sobrevivir a un ataque huargen). La victima que ha sido mordida por un huargen puede sentirse afortunado, pues ha sobrevivido a un ataque y piensa que su mayor preocupación que atenta contra su vida es el desangrado o la infección de la herida. La herida escuece al aire o vendada, dan ganas de rascársela cada tanto. No pasará ni una hora cuando la víctima note que la piel que rodea la herida se ha puesto morada Es extraño, pero puede ignorarse si se está en una situación extrema, donde la vida apeligre más por otro cosa, como el ataque de las bestias por dar un ejemplo. La comezón se intensifica hasta convertirse en un dolor palpitante que entumece el lugar donde se haya la mordida. La incomodidad se acentúa al punto que algunas víctimas ya no podrán moverse o se arrastran por los suelos. Podría pensarse que el dolor es culpa de la mordida y de lo mucho que se ha rascado la víctima. Pero la herida empeora, no solo está morada, le ha crecido pelo. Pelo oscuro, grueso y denso bordea la zona de la herida. En este punto, la victima sentirá un dolor brutal que amenaza con dejarlo inconsciente, pero es tan intenso que simplemente no podrá desmayarse. El corazón palpitará desorbitado. La cabeza dará vuelta e inevitablemente resurgirán recuerdos pasados. Recuerdos donde vivió aterrado, sintió gran dolor o mucha ira. Un calor abrasador envuelve a la víctima. No hay forma de hacer que todo se detenga, la situación tan extremadamente sobrecogedora que la víctima podrá verse tentado en gritar, hundirse en esos recuerdos; aunque otra parte de la misma persona teme ir por ese camino. No importa cuánto luche la víctima, la maldición seguirá su curso y desembocará en la transformación. El humano dará paso a la bestia. Salvajismo Este es el momento en que la maldición alcanza su máximo punto. La persona que ha sido maldecida pierde la razón y sucumbe ante la ira. Se convierte en una bestia sanguinaria que solo obedece sus instintos primigenios y asesinará todo ser que se cruce en su camino. No recordará quien es, ni tampoco reconocerá a quienes fueron alguna vez sus seres amados. Para el maldecido resulta difícil recordar a partir del momento en que la maldición lo convierte en la bestia. Tras mucho conversar con varios conocidos y tomando mí propia experiencia, es posible recordar fragmentos del estado feral. Pero estos fragmentos no son pensamientos, apenas si son imágenes vagas. En su mayoría son sentimientos de euforia, ira, odio, dolor, miedo, instintos animales. Otros recuerdos son sensaciones: La tierra bajo las patas, la velocidad, los arboles pasar muy rápido y... el sabor de la sangre... Por alguna razón, que ya explicare en capítulos más avanzados, existen zonas donde los huargen se ven apaciguados. Su ira se ve ligeramente más aplacados y podría, quizás, verse un resquicio de la mente de la víctima. “La cura” Un alquimista me dijo una vez: “La maldición huargen no se cura, no es una enfermedad”. Y ciertamente las personas que han sido maldecidos viven con la forma huargen y tan sólo puede mantener el control. En el bosque de ocaso no se había visto ninguna posibilidad de un huargen controlado hasta que los Gilneanos llegaron. ¿Cómo es que los Gilneanos encontraron el modo de controlarlo? Existen dos métodos para controlar la maldición: Mediante la alquimia y el ritual elfico. Alquimia Cuando la ciudad de Gilneas cayó por el ataque de los huargen, el Rey Cringris ordenó la captura de tantos ciudadanos convertidos fuese posible. El Rey mando a su alquimista real, Krennan, a preparar alguna opción que ayudase a los ciudadanos a recuperar el control de sus mentes. Lamento decir que las primeras pruebas de esas pociones fueron fatales para aquellos que bebieron, hasta que Krennan pudo refinar la poción hasta obtener un margen de éxito aceptable. Algunos recuperaban su conciencia humana, otros no lo lograban o morían en el intento. Claro está que la poción no era perfecta, quienes lograban recuperar sus mentes debían de beber dosis de la poción para no recaer en la maldición. Un grupo de Gilneanos se han instalado en el bosque de cuervo, en una zona conocida como “Cerro del Cuervo”. Estos Gilneanos, liderados por un alquimista de nombre Oliver Harris, buscan ayudar con alquimia a los antiguos habitantes del Bosque del Ocaso. La poción devuelve la razón y la conciencia, siempre y cuando la persona beba la poción de manera regular. El aspecto humano no regresa. El ritual elfico El segundo es un ritual creado por los elfos que consiste en tres pozas de agua y cada una está custodiada por un Druida elfo de la noche. Las pozas son: Miedo, Tristeza e Ira. Estas tres emociones desequilibran a la persona y permite que los instintos del huargen prevalezcan sobre la mente racional. Para controlar la maldición es importante mantener un equilibrio racional interno. El huargen debe comer una “hoja de luna” y luego ha de beber de las tres pozas de agua. Esto lo sumirá en una especie de trance donde tendrá visiones. Las visiones dependerán de cada persona, y muy probablemente trate de aquello que está afectando su equilibrio interior. La persona maldecida debe enfrentarse aquellos recuerdos. Si teme, debe encontrar su valor. Si sufre de tristeza, debe superarlos. Y si es ira, ha de apaciguarlo. Nadie puede ayudar a esta persona en estas visiones. Solo ha de enfrentarse; y si no es capaz de hacerlo, entonces ya habrá fracasado. Hay quienes logran pasar el ritual en su primer intento, otros fallarán en sus intentos. En caso de fallar, el ritual ayuda a mejorar la conciencia de la persona, pero se recomienda la precaución para la persona maldecida y aquellos que lo rodeen. Pasar el ritual con éxito permite controlar la maldición, tener plena conciencia y recuperar la forma humana. Pero claro, el efecto no es total. La persona que ha pasado el ritual elfico puede adoptar de nuevo el aspecto huargen. Dos formas Ahora resulta comprensible porque los Gilneanos han recuperado su aspecto humano, aparentemente ellos han domado a la bestia hasta tal punto que pueden cambiar de forma y usar fuerza huargen como un arma. El arma de doble filo. A decir verdad, recuperar el aspecto humano es tan solo el primer paso del control, puesto que el aspecto humano es solo eso. Un aspecto. La persona que sufre la maldición no tarda en darse cuenta que por fuera se ve igual que antes de ser maldecido, pero en su interior arden las emociones. Júbilo por recuperar su vieja forma, pero miedo al comprender que por dentro sigue siendo un huargen. Rabia, miedo, tristeza, felicidad, valor, tranquilidad. Las emociones se mezclan y son muchos más intensas que nunca… y peligrosas. La maldición huargen se alimenta, por así decirlo, de las emociones e instintos primitivos y propios de las bestias. Y la mejor forma de fortalecer estos instintos es atravesó de las emociones simples, pero fuertes. Por lo que la persona que recién ha adquirido el control se encuentra con el desafío de domar sus emociones. Pensarán que es fácil, pero es como tomar a un toro por las astas y obligarlo a sentarse. Cuando las emociones aumentan y empiezan a envolver a la persona, esta sentirá que el pensamiento se vuelve difícil y pesado. Si permite que las emociones lo superen se producirá la transformación. Pero no será como cuando la maldición tomo el control luego de la mordida. La persona podrá seguir teniendo el control de su mente luego de convertirse en huargen. Lo malo es que en esta forma, las emociones son miles de veces más intensas que en la forma humana. Si las emociones fuertes son catalizadores de la transformación huargen, entonces la calma dispara el cambio inverso. Sí, y no. Esta forma de transformación es las más sencilla de utilizar en sus inicios y la más peligrosas. Puesto que si las emociones se desbordan y la persona pierde el control se ve en riesgo de sucumbir ante la maldición y convertirse nuevamente en un ser peligroso. Haría falta dejar a la persona en un estado de inconciencia para que se calme, o un druida o sacerdotisa para apaciguar la ira de la bestia. Toma mucho tiempo de meditación, calma y hasta de práctica para encontrar la manera para pasar de una forma a otra. Y aun logrando ese nivel de control existe el riesgo de perderlo. A día de hoy me preguntan aun que se siente esto de vivir con la maldición. Mi respuesta personal es: Recuerda el día que más ira has sentido, imagina todo el odio que sientes por alguien, comprímelo en tu pecho y sentirás como arde. Toma todas esas sensaciones y multiplícalo miles de veces, entonces te harás una idea de lo que siento día a día tan solo en mi forma humana cuando me encuentro calmada. Hasta ahora solo hable de las emociones, los cambios de formas y el control. ¿Qué ocurre con la mente? Pareciera que la mente no cambia entre un estado u otro, pero ciertamente si cambia. Con el aspecto humano, la persona sigue siendo quien siempre fue. Pero el aspecto huargen es diferente. La maldición saca la “bestia” que todos llevamos dentro. Y con bestia no me refiero al lobo semi humanoide. Me refiero a esa personalidad oculta que no revelamos ni a nuestros seres queridos más cercanos. Y esa personalidad oculta a veces parece ser la personalidad de otra persona y no la personalidad propia. He visto muchos casos de personas, incluyéndome, que afirman haber sufrido la sensación de ser dos personas peleando por el mismo cuerpo. Pero no son dos personas, es solo una. El otro yo que sale a flote por la maldición no es más que ese lado que procuramos esconder a toda costa. Y esto es de las pocas cosas buenas que he encontrado en mi maldición, conocerme mejor a mí misma. Todas mis luces, todas mis sombras y aceptarme tal cual soy.

Sobre Nosotros

Somos una Comunidad dedicada exclusivamente al Rol en World of Warcraft. Proporcionamos un punto de encuentro para compartir nuestra afición por el Lore de Warcraft.

×

Información Importante

Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puedes ajustar la configuración de tus cookies, si sigues adelante daremos por hecho que estás bien para continuar.