Jump to content
MundoWarcraft

Murdoch

Grupo Roleros
  • Contenido

    55
  • Registrado

  • Última Visita

  • Días Ganados

    2

Murdoch ganó por última vez el día Octubre 11

¡Murdoch tuvo el contenido más gustado!

Reputación en la Comunidad

56 Popular

Sobre Murdoch

  • Rango
    Usuario Participativo
  • Cumpleaños 03/12/1993

Información Personal

  • Género
    Hombre
  • Nacionalidad

Primer Personaje

  • Nombre
    Varno de Mardole
  • División
    Bronce
  • Raza
    Humano
  • Clase
    Cazador

Otros Personajes

  • 2do Personaje
    Harlan / Humano / Bronce
  • 3er Personaje
    Joseph Varlet / Humano / Oro [Desaparecido]

Visitantes recientes en el perfil

3.583 visitas al perfil
  1. Murdoch

    Hasta más ver, MundoWarcraft

    A este lado del Mare Magnum también se te echará de menos Targray. ¡Gracias por todo y mucha suerte en lo que te propongas, grande!
  2. Murdoch

    Vientos de Venganza.

    Cuando sus ojos terminaron de repasar la lacónica misiva, Garrick lanzó un suspiro al aire. Descorchó la botella, y tras olisquearla, se decidió a pegar un trago largo. Quizá poner un trecho entre él y sus perseguidores no fuera una idea tan descabellada. Después de todo, a nadie se le ocurriría buscarlo entre los leones. Tampoco podía hacer ascos a la paga, y más dada la situación en la que se encontraba. Antes de que el sol se pusiera, una papelajo más iba a amontonarse en las dependencias del cuartel.
  3. Murdoch

    Consecuencias

    Cuando masteo algún rol me ocupo de informar y advertir de que las consecuencias de muerte o mutilación están ahí bien presentes, si el jugador las acepta voluntaria y previamente no creo que tenga mayor sentido agarrarse a esa prohibición. Me parece que es la mejor manera de sentar una base de lógica a cualquier evento desde el inicio, y desterrar la idea de que solo corremos riesgos en los Eventos Lore cuando tropecientas hordas de no-muertos se ciernen sobre nosotros. La muerte acecha tras cada esquina, peña. Ya sé que perder a un personaje fastidia, pero retorcer los roles mil veces para que siempre todos se acaben salvando milagrosamente hagan lo que hagan a mi me desmotiva aún más. También he dicho siempre, y lo repetiré, que nunca mataría a un personaje simplemente por unos malos dados en un momento determinado, pues al final son algo que depende absolutamente del azar, pero sí me lo plantearía (y seriamente) ante acciones o decisiones muy imprudentes o directamente suicidas, por mucho que al afán de parecer epic y cool esté detrás.
  4. Yo no sé darte una respuesta demasiado canónica a esto —a ver que nos dice el Loremaster—, pero como casi-jurista-a-domilicio si me gustaría aclarar un par de cositas utilizando el sentido común. Nunca he oido de ello en ninguna fuente. De todas maneras, me parece improbable. Las Cartas Magnas altomedievales tenían como objetivo común asegurar los privilegios de la aristocracia feudal frente al poder, aún muy débil, de las diferentes monarquías. El Reino de Ventormenta, hoy por hoy, es una monarquía fuerte y sólida. Ejército profesional al servicio de la Corona. Una burocracia fuerte y estructurada. Ni rastro de un sistema de producción gremial. Y así podríamos seguir. El Reino de Ventormenta es un Estado Moderno. Llámalo siglo XV, siglo XVI, o siglo XVII. Como quieras. Aun con todas las particularidades de Azeroth, que por supuesto, también tenemos que tener en cuenta más allá de esta base para ambientarnos. Aquí quería llegar, para romper algunos mitos. En primer lugar, la noción de pena de prisión ordinaria es bastante moderna; antes del siglo XVIII su uso estaba limitado, básicamente, al estamento nobiliario para determinados crímenes, y sobre todo, al clero —generalmente se los recluía en monasterios, con todo ese rollo de arrepentimiento, oración y penitencia—. Hasta este momento, digo, las prisiones se utilizan para retener a los reos que están a la espera de juicio. Y poco más. No como pena, una vez dictada la sentencia. Todo el proceso penal de estos siglos era heredero directo de la Inquisición. Por primera vez, se tendía a buscar más una verdad 'material' (o sea, la verdad verdadera; lo que realmente había pasado) y no una simple verdad 'formal' como en las épocas más oscuras del medievo (donde un pleito por robo o violación podía dirimirse tan tontamente como haciendo que cada parte presentara conjuradores, dispuestos a jurar y arriesgar la salvación de su alma por dar fe de la versión de su colega sobre los hechos. El que presentara más, se llevaba la razón; y lo que hubiera pasado importaba relativamente poco). Así que había juicios por robos y asesinatos, claro. Otra cosa es que no respetaran las garantías procesales más mínimas. Básicamente a la peña se la torturaba por sistema buscando la autoinculpación, que era la prueba más poderosa. Muchos de los que no cantaban terminaban muriendo durante o después de las sesiones. Y el resto de pruebas, eran accesorias. Por otra parte, los jueces no eran precisamente justos e imparciales (en la Corona de Castilla, por ejemplo, apenas percibían un salario como funcionarios reales, y se sustentaban cobrando un tercio de las penas de multa que imponían; otro tercio iba a las arcas del Estado; y el que quedaba, a la víctima). Había tal cantidad de leyes y recopilaciones que tratar de aplicar puramente el 'derecho' era una tarea ardua y poco práctica. De modo que al final se toleraba que los jueces modularan la pena a su antojo, dentro de ciertos parámetros y costumbres. Lo cual creo que nos viene bien para Ventormenta y para cualquier parte. Además, la idea de proporcionalidad entre la gravedad del delito y la de la pena brillaba por su ausencia. Hasta bien entrada la Ilustración no se empiezan a discutir estas movidas; a los delitos más comunes les correspondían penas duras y a menudo desproporcionadas, que solían implicar el pago de multas, la amputación de miembros, castigos físicos, humillaciones y, por supuesto, la muerte, sobre todo si el criminal era reincidente. De esta forma por robar una gallina podías perder un dedo, y un ladrón habitual podría dar con sus huesos en el patíbulo o el exilio a la cuarta vez de ser cazado por las autoridades. Pero muy rara vez la prisión por X años. Se haría virtualmente imposible, supongo. En estas épocas la criminalidad era abrumadora; las cárceles no darían de sí, y a todos los presos hay que custodiarlos, vestirlos y alimentarlos. A la larga es dinero. Si las había, eran penas muy cortas. De algunas semanas. Nunca de por años; al menos que el tipo en cuestión fuera alguna clase de noble o personaje notorio y reconocido.
  5. Murdoch

    "Hasta la próxima..." */Bye*

    Que vayan bien esos proyectos, tío. Por aquí te estaremos esperando con los brazos abiertos.

Sobre Nosotros

Somos una Comunidad dedicada exclusivamente al Rol en World of Warcraft. Proporcionamos un punto de encuentro para compartir nuestra afición por el Lore de Warcraft.

×

Información Importante

Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puedes ajustar la configuración de tus cookies, si sigues adelante daremos por hecho que estás bien para continuar.