Jump to content
MundoWarcraft

Altonato

Grupo Roleros
  • Contenido

    115
  • Registrado

  • Última Visita

Reputación en la Comunidad

36 Buena

7 Seguidores

Sobre Altonato

  • Rango
    Usuario Colaborador
  • Cumpleaños 31/08/1995

Información Personal

  • Género
    Hombre

Primer Personaje

  • División
    Plata

Visitantes recientes en el perfil

2.881 visitas al perfil
  1. III. PERDICIÓN Elawen vagaba por un mundo en el que todo parecía irreal. Un páramo brumoso en el que las formas y los contornos de las cosas se deformaban en un amasijo de sombras, se abría frente a la elfa que se esforzaba por avanzar en un paso errático y sin destino. Sabía que estaba atrapada, sabía que no lograría escapar de allí a no ser que recibiese ayuda del exterior; pero aquella idea le daba miedo y hacía que la ya maltrecha mente de la hechicera cayese poco a poco en la inquietud. ¿Cuánto tiempo llevaba caminando? ¿Qué estaría ocurriendo en Lunargenta? ¿Y Athaner? ¿Habría cumplido Wetfall con sus amenazas? Las preguntas le acosaban como dagas mientras la negrura del lugar iba tragándosela poco a poco, sin embargo, aprendió pronto a que sus propios demonios eran preferibles a los tormentos que le aguardaban entre las brumas de ese extraño lugar. Al principio solo eran susurros entre la niebla, manos invisibles que parecían acariciar su pelo y ojos esquivos que la observaban desde la lejanía; había intentado ignorarlos, correr para alejarse de ellos, incluso taparse los oídos con tal de que dejasen de acosarla, pero siempre lograban alcanzarla hasta convertirse en algo habitual. Hacía tiempo que la elfa se había dejado llevar por la desesperación. Sin embargo, luchaba por seguir consciente, por mantener la cordura, por continuar viva… si es que seguía viva. Elawen ya no estaba segura de ello. Después vinieron los espejismos. Amigos y enemigos aparecían frente a ella queriendo alcanzarla; rostros del pasado y del presente que conseguían llenar su corazón de esperanzas, a la vez que despertar sus recuerdos más tenebrosos; un castigo que cristalizaba con imágenes que la acechaban para poco después fundirse con las brumas del lugar y desconcertar todavía más a una Elawen desolada por la pena y la inquietud. Y entonces oyó una voz familiar, alguien volvía a llamarla entre la niebla. Lo primero que pensó fue que se trataba de una ilusión. Pero aquella voz había encendido una llamada de esperanza y avanzó entre las brumas, titubeante. - ¿Melathar? Pronunció su nombre con temor. Hacía ya largo tiempo que había perdido la pista de su primo y desde que supo que acabó pactando con los Sol Oscuro, en su interior había perdido la esperanza de volver a encontrarlo. Sin embargo, la voz había sonado demasiado real y el anhelo por hallarlo de nuevo podía más que los consejos de su cordura. Las brumas susurrantes se alejaron un tanto de ella, y Elawen se sintió un poco mejor. Pronto, pareció vislumbrar el rostro del elfo de cabellos oscuros más allá y desesperada por la posibilidad de ser cierto, corrió a su encuentro, mirándole a los ojos. La apariencia del elfo que tenía delante distaba mucho del orgulloso escritor que le había acompañado desde su niñez en Lunargenta; lucía el cabello muy corto, su rasgos se habían endurecido y una extraña cicatriz cruzaba desde la frente hasta su pómulo, desfigurando su hermoso rostro con una marca que posiblemente sería de por vida. La imagen de ese elfo sombrío dejó a la elfa sin aliento, sin embargo, en esos ojos enmarcados por profundas ojeras aun latía el brillo de rebeldía que siempre había apreciado en Melathar, era él y de alguna extraña forma se hallaba frente a ella en ese extraño lugar. Se sintió exultante de alegría, y alargó la mano para rozar la de su amigo. Sin embargo, su mano atravesó el aire limpiamente sin sentir más que la bruma rozando su piel. Supo entonces que Melathar no estaba allí, con ella; tan solo era una ilusión. <<Sé dónde encontrarte>> escuchó en su mente, mientras la figura del elfo seguía observándola. La imagen de Melathar desapareció entre las sombras y Elawen volvió a quedarse sola. No pudo evitar un gemido de dolor y desesperación mientras se encogía sobre sí misma
  2. II. BÚSQUEDA Baelor cerró los ojos y juntó las manos. Frente a él, en el suelo del estudio, había dibujado un círculo bordeado de signos arcanos. Cuatro incensarios que dejaban escapar volutas de un humo azulado rodeaban el círculo. El aire tenía un aroma misterioso y amargo, con toques de extraños efluvios que comenzaban a pulular por la estancia. <<Debo hallar respuestas>> pensó el anciano. Se esforzó por concentrarse. Alzó las manos y pronunció la fórmula de la invocación como si fuese una letanía, repitiendo el salmo con vehemencia y una voz cada vez más grave. No tuvo que esperar mucho. Un aire frío y húmedo surgió del círculo y recorrió toda la habitación. Baelor siguió con los ojos cerrados, procurando no perder la concentración. Sabía perfectamente lo que estaba ocurriendo ante él, y sabía que debía estar atento para evitar perder el control. Cuando abrió los ojos vio ante él una figura de rasgos humanoides envuelta en una bruma fantasmal que hacía difusas las formas y alteraba los colores de forma inverosímil, deformando el espacio de la invocación entre destellos celestinos. Era delgada y observaba sin ojos aparentes al elfo de cabellos blancos que le había convocado, revelando un rostro alargado, de apariencia asexuada que poco o nada tenía de humano. - ¿Por qué me has llamado, mago? – preguntó la silueta, con una voz monocorde y sobrenatural, logrando erizar la piel del anciano que se erguía sereno ante el círculo de invocación. - Tengo algunas preguntas que hacerte. La silueta se limitó a permanecer en silencio, expectante, sin añadir nada ante lo que ya era evidente. - Busco a una hechicera perdida. – repuso de nuevo el elfo, manteniendo su mirada inalterable sobre la silueta. - Muchos son los hechiceros los que moran en este mundo, ¿Por qué habría de buscar una más entre tantos otros? - No es una hechicera cualquiera, hablo de mi protegida – Prosiguió Baelor – Se trata de la última de su linaje, la única Galathiel que queda con vida. La figura se removió dentro del círculo, inquieta. - Mis orbes y espejos mágicos no logran encontrarla. – prosiguió el mago- Búscala en el nombre de los elfos de las brumas. El silencio ocupó la estancia durante unos instantes mientas la figura parecía dudar, sin embargo, algo cambió en ella y tras oscilar dentro del círculo de invocación durante varios minutos, regresó a su quietud y volvió a contemplar al sabio con su mirada muda. - ¿Y bien? - Aquella a la que buscas se halla perdida en un lugar lejos de tu alcance, hechicero. Intereses oscuros la guardan donde aquellos a los que tu sirves hicieron prisionera a la antigua enemiga. Olvídala, pues pronto no será más que un espectro convertido en recuerdo para los que aun la añoren. La expresión del sabio varió por primera vez a genuina preocupación, calando las palabras del oráculo en su mente y acelerando una ola de pensamientos sombríos que se había esforzado por aparcar. - Sin embargo, has errado en la fórmula de tu pregunta, hechicero. La mirada de Baelor volvió a interrogar a la figura. - Hay otra. … Cuando la figura desapareció y la estancia volvió a quedar en la penumbra, Baelor se dejó caer sobre una silla temblando y con la frente perlada de sudor. Respiró hondo. Estaba agotado y todavía tenía la piel de gallina. Ahora todo había cambiado.
  3. I. RAPTO Era noche cerrada. En su despacho del caserón de los Galathiel, situado próximo a la Corte de Lunargenta, Elawen dormitaba sobre su escritorio en un sueño intranquilo respirando entrecortadamente. Las ligeras volutas de un incensario ya extinguido se elevaban hacia los altos techos de la estancia, mecidos por la brisa que se colaba por el ventanal, revolviendo a su vez las ligeras cortinas y dejando ver un cielo sin estrellas sobre los tejados de la capital de los elfos. Fuera, el ulular del viento llenaba falsamente el extraño silencio que ocupaba las calles próximas al hogar de la hechicera. - Elawen. La elfa de cabellos rubios abrió los ojos casi en seguida. Algo confusa, se volvió hacia el ventanal. Allí, recortada contra la luz de la luna creciente, estaba la silueta de Athaner, apoyado en el marco de la balconada que se abría hacia el jardín interior. Elawen se relajó un tanto, incapaz de evitar una sonrisa tímida tras haberla descubierto dormida sobre libros y pergaminos, era él y como tantas otras veces la calma y seguridad que Athaner desprendía logró hacer a un lado sus remilgos y recibir con buen ánimo su inesperada visita. Sin embargo, lucía extraño. Su postura tensa distaba del elfo templado que tan bien conocía y la fijeza de su mirada no era natural en él. - Athaner – Amplió su sonrisa, incapaz de dejar que minucias enturbiasen el encuentro. Los últimos acontecimientos la habían alejado demasiado del mundo y ciertamente, comenzaba a añorar sus encuentros con el soldado. – Sois vos, ¿Qué sucede? Él le tendió la mano. - Dame la mano, Elawen. Ella se irguió y realizó un gesto vago con su mano. El candil que reposaba sobre la mesa se iluminó inmediatamente, bañando la estancia con una suave luz vacilante. Elawen observó el rostro de Athaner; el elfo se había incorporado y se alejaba del umbral del balcón desde donde se observaba el jardín en el que tantas veces se habían encontrado, acercándose a ella. Su rostro lucía sereno, tranquilo, quizás demasiado… Posesor de una seriedad que pese a ser normal en él, indicaba algo extraño. - Dame la mano –repitió. Elawen se apartó un mechón de cabello algo intranquila y alargó la mano hacia él, vacilante. Sabía que era Athaner, no tenía que inquietarse ante su visita. Athaner sonrió. Tomando su mano, enredó sus dedos con los de la elfa y la meció en una caricia, aproximándola hacia sí. - ¿Qué ocurre, Athaner? – dijo mientras profería un suspiro, algo más tranquila. Athaner mantuvo su sonrisa en silencio. La elfa lo miró a los ojos, buscando en ellos la templanza y ternura que acostumbraba a encontrar en la mirada del soldado, sin embargo, la Gran Arcanista pudo ver a la débil luz del candil que sus ojos estaban mintiendo. - Tú no eres Athaner. –dijo con voz sorprendida, cayendo en la cuenta del engaño-. ¿Quién…? Trató de desasirse, pero no lo consiguió. El elfo profirió una risa helada con una extraña voz de mujer, mientras sus firmes manos mantenían bien agarrada a la elfa. Sus ojos eran ahora de un profundo color negro. - Al fin eres mía
  4. ¡Saludos a todos! Algunos me recordarán y otros no, pero bueno por si acaso, soy Altonato y hace tiempo jugaba en este servidor con algunos de mis personajes (principalmente mi maga sin'do Elawen). Por cosas de la vida tuve que dejar de jugar de repente y me alejé bastante del servidor hasta que sin darme cuenta ya me había ido así que, ahora que cuento con más tiempo me he pasado por aquí de vuelta con ganas de rolear de nuevo y ver como les va a los amigos que aquí dejé. Espero cruzarme con los que ya conozco y a los que no, pues espero hacerlo en esta nueva etapa. Es genial estar aquí otra vez y ojalá lo pasemos genial juntos! ^^
  5. Bienvenido de nuevo! Es genial volver a tener a viejos jugadores de nuevo aquí.
  6. ¡Bienvenido a MW! Estoy seguro que roleando a ese Mago lo vas a pasar genial, y si algún día decides crearte a ese Sin'dorei pícaro, los elfos de ojos verdes te recibiremos con los brazos abiertos! Cualquier duda que tengas aquí estamos.
  7. ¡Felicidades Azalea! Si, he descubierto el pastel y nunca mejor dicho. ¡Muchísimas felicidades niña bola y que puedas cumplir muchos más! Esto de soltar algo bonito y decir lo chulo que es todo no va mucho conmigo así que, y valiéndome de la comunicación no verbal con la que contamos (Pese a que veces pueda confundir tu nombre de foro con Iggy Azalea o Azaelia Banks) te doy un pequeño regalo de cumpleaños que seguro vas a saber valorar. - Que lo disfrutes perra xo - (@Azalea)
  8. ¡Bienvenido! Será genial poder rolear juntos! (Si te animas, los elfos VIVOS de Lunargenta estaremos encantados de acogerte con amoooor <3)
  9. Estudio de Razas: Los Trolls. (Los Maestros del Vudú) Los Trolls son unas de las razas más antiguas (si no la más antigua) que pueblan sobre la faz de Azeroth. Presentes en casi todos los lugares del mundo, demuestran una gran capacidad de adaptación al medio, representando este hecho en las numerosas razas y subespecies que podemos encontrar ya no solo en el espectro cultural de la raza, si no también en el patrón biológico de la misma. Creadores de Imperios y guardianes de antiguos cocimientos, se tratan de seres ligados a una cultura primitiva y de gran ritualismo, determinando en ellos un complejo esquema que constituye la rica y amplia historia que los representa, abarcable hasta los mismísimos albores del mundo. Salvajes, toscos, aguerridos, primitivos... Son muchos los calificativos que ligados a milenios de guerra, han llevado a pensar de forma errónea respecto a la carencia de potencial en los individuos de esta especie; sin embargo, no podemos olvidar que hubo un tiempo en el que el mundo se hallaba gobernado por los Imperios Trolls, y que parte de su grandeza, permitió la existencia y desarrollo de tantas otras cosas que muchos ignoran... Muchos de ellos no guardan fidelidad más que a su propia tribu y a sus ancestrales costumbres, pues por encima de todo se caracterizan por un pueblo oclusivo y bastante cerrado a las presencia externas, sin embargo, en nuestros tiempos podemos hallar excepciones como el caso de los Lanzanegra en la Horda. 1. Apariencia y Fisionomía: Los Trolls son una raza marcada por la enorme diversidad de la propia especie. Su amplia extensión por todo el mundo, ha otorgado a esta raza una gran adaptación al medio, con la consiguiente determinación de distintos códigos biológicos, morfologías y mutaciones propias, que han llevado a la especie a presentar numerosas apariencias. Sin embargo, a grandes rasgos, todo Trol atiende a un patrón de morfológico común, sujeto a posibles variaciones, pero que aúna las grandes características que componen la fisionomía de estos seres. Con ello, podemos determinar que los rasgos más característicos de estas criaturas, y que además, cumplen con los criterios de universalidad dentro de la misma, son: [TABLE=class: grid, width: 700, align: center] [TR] [TD=align: center] Pigmentación de la piel [/TD] [TD]Una de los elementos representativos de la diversidad biológica en la especie, se puede contrastar en las amplias variaciones del tono de piel y la naturaleza de la misma. Azules, rosáceas, con vello, sin él... Un amplio abanico de posibilidades que unidas a una gran resistencia y capacidad regeneradora, se convierte en uno de los órganos más característicos del Troll medio.[/TD] [/TR] [TR] [TD=align: center] Pigmentación capilar[/TD] [TD]Junto a la piel, el cabello de los Troll en todas sus tribus cumple una serie de criterios comunes, como por ejemplo, la aspereza del mismo, su grosor, sequedad y multiplicidad de tonos, ligados en gran parte a la tonalidad cutánea del ejemplar a tratar.[/TD] [/TR] [TR] [TD=align: center] Orejas puntiagudas[/TD] [TD]Una característica más que interesante que nos lleva a relacionarlo con nosotros, los elfos. Orejas puntiagudas con prolongación trasera, similares en morfología y funcionalidad a la de los elfos de la noche, con la salvedad de un tamaño mucho más exagerado y una amplitud del pabellón auditivo reseñable.[/TD] [/TR] [TR] [TD=align: center] Mano rudimentaria[/TD] [TD]Presencia de una estructura ósea y muscular mucho más reducida y simplificada al del humanoide medio, con restricción a ciertos movimientos y condicionado por la única presencia de tres dedos de apariencia tosca, rematados en gruesas y resistentes uñas chatas.[/TD] [/TR] [TR] [TD=align: center] Pie rudimentario[/TD] [TD]Similar al apartado anterior, con la salvedad de que empeine y dedos se ven unidos por la ausencia de falanges, dando una forma simplificada de pie de humanoide medio, capaz de la elasticidad del paso bípedo, pero adaptado a un movimiento más tosco y rígido. (Amplia resistencia cutánea y muscular, posible razón para la ausencia culturar de zapatos o similares)[/TD] [/TR] [TR] [TD=align: center] Dentadura con colmillos[/TD] [TD]Presencia de una estructura dental tosca y con menos número de dientes que el humanoide medio, con la salvedad del gran desarrollo de los dientes de la fila inferior, concretamente los colmillos y los incisivos premolares.[/TD] [/TR] [/TABLE] (En construcción...)
  10. 2. Evolución: Concepto y Procesos de Transformación. - Solo el vacío destruye, el resto se Transforma - - Diagrama de la Constitución compositiva del Cosmos o Gran Obra - El Universo y sus creaciones, comprendidas por el nombre de la Gran Obra, se compone de numerosas energías y sustancias, divididas normalmente en tipos, subtipos y grupos que determinan no solo su origen, sino también su propia naturaleza. Cada elemento cumple un papel primordial dentro del funcionamiento de un todo, pues cada engranaje de una rueda que hace girar a todo un cosmos atiende a un principio de correspondencia que lo transforma en vital para que no se produzca ningún desequilibrio. A lo largo de mi aprendizaje, he podido descubrir las energías primordiales de la Creación y su organización en sus correspondientes grupos: - Energías de Creación y Destrucción. El Eterno equilibrio entre lo existente y lo inexistente, Luz y Oscuridad, Todo y Nada, Creación y Destrucción... La paradoja de lo inacabable, de lo continuo y lo imperecedero. Sin Luz no puede existir oscuridad, y viceversa, pues en la interacción de ambas energías se halla el secreto de todo lo que conocemos, el ejercicio de Creación, pues este no es más que la continua secuencia de tensión entre ambas fuerzas, antagonistas y paralelas al mismo tiempo en nuestra realidad. Si la Creación y la existencias tuviesen un corazón, la influencia de estas energías serían el latido del mismo, la fuerza que impulsa al resto al avance. [TABLE=class: grid, width: 400, align: center] [TR] [TD=align: center] Luz[/TD] [TD=align: center] Vacío[/TD] [/TR] [/TABLE] - Energías de Constitución. Aquellas originadas a partir del ejercicio de la Creación y el inicio de todo, los ingredientes de todo lo material (salvo concretas excepciones) pues cualquier compuesto o ingrediente conocido, se simplifica en su última y mínima representación como uno de los elementos, adquiriendo complejidad en su estructura conforme adaptan una escalaridad mayor del elemento matricial del que parten. [TABLE=class: grid, width: 400, align: center] [TR] [TD=align: center]Energías elementales[/TD] [/TR] [/TABLE] [TABLE=class: grid, width: 400, align: center] [TR] [TD=align: center][/TD] [TD=align: center]Fuego[/TD] [/TR] [TR] [TD=align: center][/TD] [TD=align: center]Agua[/TD] [/TR] [TR] [TD=align: center][/TD] [TD=align: center]Aire[/TD] [/TR] [TR] [TD=align: center][/TD] [TD=align: center]Tierra[/TD] [/TR] [/TABLE] Además de esta fragmentación de los tipos de energía y su función dentro de la Gran Obra como constituyentes de la materia, existe un quinto elemento de compleja comprensión y naturaleza; una fuerza presente en cualquiera de nosotros y tan poderosa, que su impronta se eleva incluso a la categoría de las esencias primordiales mencionadas al principio: La Vida. Son muchos los sabios que se esfuerzan por definir este tipo de fuerza, sin embargo son pocas las conclusiones verdaderamente solidas... Podemos afirmar de que la Vida se trata de una energía en si misma, presente en todas las formaciones orgánicas y de forma sobrenatural (mágica) en algunas inorgánicas, convirtiéndose en el hálito de las criaturas vivas y la fuente de energía que las hace permanecer en ese estado. [TABLE=class: grid, width: 400, align: center] [TR] [TD=align: center] Vida[/TD] [/TR] [/TABLE] - Energías de Transformación o Alteración. Y por último, aquella energía capaz de alterar las leyes estipuladas por las anteriores mencionadas: La Magia Arcana. De carácter universal, pues al igual que la Luz y la Oscuridad, es capaz de interaccionar y alterar de forma neutral el resto de las energías, dependiendo de la voluntad del Hechicero o de la naturaleza de la fuente de la que emerja. Utilizada por casi todas las civilizaciones conocidas y con misteriosas propiedades, como la de la prolongación de la vida, propiedad que en mi humilde opinión lo atribuyo a un efecto causado por la interacción prolongada con esta misma energía citada en el apartado anterior. [TABLE=class: grid, width: 400, align: center] [TR] [TD=align: center] Energía Arcana[/TD] [/TR] [/TABLE] ... Tras reflexionar acerca de la composición de todo lo que conocemos y su estructuración en tipos funcionales, podemos proceder al estudio del proceso de desarrollo y avance de las creaciones realizadas mediante estas composiciones; procesos denominados por el concepto de "La evolución". Definimos como evolución (biológica o mágica) como el cambio en herencia ancestral biológica(o en lapsos de tiempo recientes si contamos con el influjo de energías sobrenaturales, como la arcana) a través de las generaciones y que además, ha originado la diversidad de formas de vida que existen sobre Azeroth a partir de diversos antepasados comunes dentro de las líneas de cada raza. Los procesos evolucionarios son los causantes de la biodiversidad a cada nivel de organización orgánica e inorgánica (contando con los tipos de vida nacidos a partir de un elemento matricial no orgánico, como la piedra o el metal) incluyendo los niveles de especies, los organismos individuales y las estructuras de la materia a escalaridades tan reducidas que nos son imposibles de estudiar. Mi suposición reside en que toda vida presente en las distintas razas que pueblan el Azeroth de nuestro tiempo, posee en sus propias líneas de sangre un ancestro común del que partir... Un arquetipo portador de la matriz base sobre la que se estructura los desarrollos que dotaron de complejidad a los organismos actuales; seres que adquieren un aspecto, necesidades y dones mayores a los de sus antepasados (en la mayoría de los casos) pero que poseen el elemento base de aquel arquetipo biológico. De esta forma, me atrevería a decir que la evolución se trata de una propiedad inherente a los seres vivos, independientemente de si su origen o composición son de naturaleza orgánica e inorgánica, pues existen vestigios de que el don de la vida puede residir en estructuras nacidas de bases matriciales no orgánicas. Hallamos pues una ley universal de desarrollo en la Gran Obra, sin embargo, el hecho de entender este concepto como propio de los seres vivos (inteligentes o no) no explica los mecanismos que atienden a la transformación y la diversificación de las especies, pues nos hallamos en un entorno compuesto por numerosas y aun desconocidas variantes genotípicas, es decir, gran cantidad de especies con propiedades únicas que nos llevan a la multiplicidad racial, originada en circunstancias propias y con patrones de cambio personales. Según lo que planteo en mi teoría, y contando con la premisa de que parto de una interpretación de datos complejos, concibo la evolución como un cambio en la frecuencia de la matriz de una población a lo largo de una o varias generaciones. Este cambio puede ser causado por diferentes mecanismos, tales como la adaptación al medio, la derivación matricial o la intervención de energías sobrenaturales, ejercicios que directamente llevan al acto de la "Mutación", el cual se constituye como herramienta del cambio y la constitución de una nueva forma de vida. [TABLE=class: grid, width: 400, align: center] [TR] [TD]1. ANEXO.[/TD] [/TR] [/TABLE] [TABLE=class: grid, width: 400, align: center] [TR] [TD] Mutación [/TD] [TD]Una mutación es un cambio en la información de la estructura matricial de un ser vivo, la cual produce una variación en las características que este representa y que se puede heredar mediante la descendencia. Las mutaciones son esenciales para la existencia a largo plazo, pues sin mutación no habría cambio, y sin cambio la vida caería en el riesgo del estatismo y la languidez, próxima a la desaparición.[/TD] [/TR] [/TABLE] - Causas del Proceso - La "Adaptación al Medio" consiste en una alteración de las capacidades y necesidades del propio organismo, de cara a una mayor asimilación de las condiciones ambientales del territorio en el que se reside. Esta característica demuestra la influencia de los factores ambientales en los seres que lo habitan, siendo uno de los principales motores que incitan al cambio y padeciendo la sensibilidad de las fluctuaciones migratorias. - La "Derivación matricial" consiste en la combinación de distintos organismos con estructuras matriciales distintas, capaces mediante esa combinación de abrir una nueva rama de avance dentro de la línea de sangre establecida y generar nuevas propiedades en su descendencia. Un claro ejemplo, podrían ser los híbridos o mestizos. - La "Intervención de Energías Sobrenaturales" consiste en la sobrexposición del organismo a fuentes de poder mágico, como puede ser por ejemplo la Magia Arcana, Existen numerosos ejemplos de como la energía arcana ha sido capaz de adaptar las condiciones de seres orgánicos e inorgánicos, sin embargo, la más reseñable es la dotación de este poder de la inmortalidad a quienes se ven sobrepuestos de una manera prolongada a un foco de este tipo, obviando de alguna forma desconocida la corrupción y afección que produce el uso de esta esencia.
  11. ¡Bievenido al Servidor! Siempre es genial contar con nuevos compis para rolear ^^
  12. ¡Bienvenido al Servidor!
  13. ¡Bienvenido al servidor! En lo personal adoro a los personajes bardos o trobadores, pienso que tienen una ambientación maravillosa. Respecto a la raza, pues depende de la facción por supuesto; como bien te han comentado arriba, lo más común sería un humano o un quel'dorei, sin embargo (y barriendo un poco para casa) últimamente el núcleo de rol de los Elfos de Sangre ha crecido así que si te animas, otro más con los ojos verdes para el carro! Generalmente siempre estamos unos habituales en la zona, pero se ve que más gente se ha sumado a la raza. Los Sin'dorei tienen una ambientación genial para roles de trovador y suelen hacerse eventos de recitales, actuaciones o cosas similares en los que se pueden sacar filones. Obviamente, crees la raza que te crees lo vas a pasar genial de seguro, así que mucha suerte con lo que elijas y aquí estamos todos para lo que necesites!!!

Sobre Nosotros

Somos una Comunidad dedicada exclusivamente al Rol en World of Warcraft. Proporcionamos un punto de encuentro para compartir nuestra afición por el Rol en Warcraft.

×
×
  • Create New...

Información Importante

Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puedes ajustar la configuración de tus cookies, si sigues adelante daremos por hecho que estás bien para continuar.