Jump to content

Buscar en La Comunidad

Mostrando resultados para los tags ' leyenda'.

  • Buscar Por Etiquetas

    Añade tags separandolos por comas.
  • Buscar Por Autor

Tipo de Contenido


Foros

  • MundoWarcraft
    • Noticias MundoWarcraft
    • Anuncios Eventos Oficiales
  • Biblioteca
    • Documentación Canónica
    • Aportes de la Comunidad
    • Hablemos de Warcraft
  • Creatividad y Arte
    • Taberna Literaria
    • Estudio Gráfico
    • Videoarte y Machinima
  • General
    • Ocio y Cultura
    • Off-Topic
    • Preséntate o Despídete

Categorías

  • Organizaciones Oficiales
  • Hermandades y Gremios

Buscar resultados en...

Buscar resultados que...


Fecha de Creación

  • Inicio

    Fin


Última Actualización

  • Inicio

    Fin


Filtrar por número de...

Registrado

  • Inicio

    Fin


Grupo


Género


Ocupación


Intereses


Steam ID


Facebook


Twitter


DeviantART


Skype


Nombre


División


Raza


Clase


2do Personaje


3er Personaje


4to Personaje


5to Personaje

Encontramos 1 resultado

  1. El sello y las dinastias guardianas. La leyenda... Hace mucho tiempo, varios años antes de que siquiera Azeroth fuera testigo de la primera llegada de la Legión Ardiente, existió un poder superior que por su propia cuenta y con sus magnos poderes se encargaba de mantener el resguardo de la naturaleza. Durante un muy largo tiempo este ente recorrió los bosques luchando por extender lo natural, defendiendo su labor como un fiero guardián sin igual. Pero los años pasaban y las razas existentes comenzaban a progresar y a expander sus territorios; invadiendo, reemplazando los verdes bosques por duras y frías estructuras de piedra. Eran los Altonato, la gran sociedad de elfos vanidosos que buscaban alzar templos en su nombre, provocando el enojo de aquel gran guardián. El tiempo no se hizo esperar para que este fiero poder se levantara y azotara fuertemente a los Altonato que invadian los bosques sin respeto; pocos podian contar con la suerte de salir con vida tras ser enjuiciados por este poder. Un caso de esta índole se fue haciendo conocido por la gente, sobre cómo una bestia imparable atacaba los templos elficos, matando a diestra y siniestra, destruyendo todo lo que se atreviera a aproximarse; entoncesse empezaron a trazar planes para frenar de una vez por todas a ese engendro de la naturaleza que ellos consideraban un mal mayor. Este guardián había permanecido en los bosques mayormente, hasta que se vio enfrentado contra fuerza por varios elfos. Entonces los elfos fueron visto por el guardián, ellos no contaban con las características propias para ser dignos de continuar habitando los bosques. Con eso en mente, este ente guardián tomó la decisión de que esta raza de elfos merecía ser purgada, consideraba los daños cometidos contra los bosques era tremendo. Decidido, enfocado en su labor, avanzó por las ciudades elficas, buscando exterminar a cada uno, a todos ellos sin importarle si se defendían o no. El mundo necesitaba un vengador, , alguien que purgara sus males; este antiguo poder era lo que se necesitaba El caso se había hecho conocido, pero más pronto que tarde se volvió algo que no debía ser ignorado; este poder, este ente era demasiado fuerte para hacerle frente con los métodos convencionales. Se requerían fuerzas mayores para detener al gran guardián. Aquí en donde se da comienzo a una leyenda que quedó grabada en las mentes de algunos y en las de tres familiares peculiares, una leyenda que pasaría entre generaciones contada a cada uno de los descendientes de estas familias; algo necesario para recordarles los secretos necesarios para hacer frente a una amenaza tan grande como lo fue este poderoso guardián enloquecido de ira. Hubo tres familias poderosas entre su pueblo, unidas ante semejante amenaza donde de entre cada de sus miembros se adelantó el individuo más docto, el más experimentado que los demás. Juntos se enfrentaron al gran guardián cuando este arrasaba sin compasión un poblado, cegado por la ira que los mismos elfos le provocaban y siendo una amenaza certeramente mortal para los incautos que se le atravezaran. Estos tres maestros se impusieron a este ente dándole batalla, una lucha cruenta y superior a cualquier nivel nunca antes visto hasta ese momento. Aquellos tres daban todo de si, y a pesar de que daban el máximo para eliminar al gran guardián, los poderes de este último eran superiores para poder sortear las intenciones de aquellos individuos. Por mucho lo eran. Cuando el final se acercaba, en último momento donde podrían hacer algo más, estos tres lanzaron su última opción para hacerle frente: crear una trampa de índole mágica capaz de contener al guardián. En conjunto lograron canalizar un sortilegio que para ellos fue inimaginable debido a la fuerza del mismo pero que logró su cometido encarcelando al iracundo. Agotados los tres, deshechos; vieron salvada la sociedad elfica que existió en aquellos tiempos, antes de que el guardián avanzara a las grandes capitales. El poderoso ente, encarcelado, no podía ser movido del lugar; en vez de eso las familias acordaron levantar un templo en torno al mismo que sería resguardado por los miembros más poderosos de estos. Así fue como cada una de las familias se centraron en el vástago mayor, para entrenarlo con la mayor rigurosidad posible, para hacer grandes guerreros que fueran capaces de vigilar y mantener al iracundo guardián en su estado: encerrado. Estos guerreros eran centrados y poderosos, sabían bien lo que debían hacer si algo llegaba a ocurrir. Los tres siempre estaban juntos en aquel templo, compartiendo aquella responsabilidad.

Sobre Nosotros

Somos una Comunidad dedicada exclusivamente al Rol en World of Warcraft. Proporcionamos un punto de encuentro para compartir nuestra afición por el Rol en Warcraft.

×
×
  • Create New...

Información Importante

Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puedes ajustar la configuración de tus cookies, si sigues adelante daremos por hecho que estás bien para continuar.