Jump to content
MundoWarcraft
Conéctate para seguir esto  
Kyrie Eleison

Retratos de Azeroth: Ner'zhul

Mensajes Recomendados

Retratos de Azeroth: Ner'zhul

Os traigo aquí un artículo, realizado por Blosc, uno de los redactores de

Debes tener Rango Rolero, con Cuenta de Juego, o superior para ver este contenido.
, que nos hace un artículo explicativo sobre el personaje de Ner'Zhul.

cabNerzhul.jpg

Publicado en

Debes tener Rango Rolero, con Cuenta de Juego, o superior para ver este contenido.
por
Debes tener Rango Rolero, con Cuenta de Juego, o superior para ver este contenido.
, el Lunes 23/12/2013 - 19:00

Más conocido por ser el primer Rey Exánime, Ner'zhul fue antaño un orco de Draenor. Era admirado y respetado por dos motivos: primero, por ser un líder de uno de los clanes más importantes; segundo, por ser el chamán más poderoso de su tiempo. Un líder no tenía aprendices, pero un chamán sí: aunque fuera el más importante, Ner'zhul, no fue una excepción.

Nerzhul01.jpg

Unificación de los Clanes

Después de milenios de incansable búsqueda, Kil'jaeden volvió a localizar a los Draeneis. Viendo que sus anteriores ataques habían fracasado totalmente en su meta de eliminarlos, el demonio preparó un plan diferente. Vio en Ner'zhul la oportunidad de usar la raza orca para sus fines y se puso en contacto con él mediante engaños. En un sueño, Ner'zhul creyó ver a su difunta esposa Rulkan; ésta le indicó que desconfiara de los Draeneis, puesto que estaban intentando acabar con todos los orcos. El viejo chamán no podía creer que los espíritus se equivocaran, pero siempre albergó pequeñas dudas.

Ner'zhul no estaba del todo descontento: durante mucho tiempo, había tenido el sueño de unos clanes unidos, algo que se estaba haciendo realidad. Kil'jaeden finalmente se desvelaría ante é, presentándose como una entidad superior a los espíritus. El orco no pudo evitar notar que se parecía mucho a esos Draeneis a los que tanto quería destruir. Eso en sí mismo ya era extraño, pues un ser superior no debería albergar tanto odio. Las dudas finalmente hicieron reaccionar a Ner'zhul, quién puso rumbo a Oshu'gun, la montaña sagrada y dónde se encuentran los ancestros orcos.

Lo que encontró fue que los ancestros le rechazaron; estaban muy enfadados sin que supiera el motivo. Creía que había seguido sus indicaciones hasta que la verdadera Rulkan se apareció ante él. Había sido engañado muy fácilmente a pesar de toda su sabiduría. Pero todavía no era tarde: se enfrentaría a Kil'jaeden. Desgraciadamente, Gul'dan, su aprendiz, iba un paso por delante. Le había estado siguiendo y sabiendo lo que iba a hacer, se puso en contacto con Kil'jaeden antes. El Embaucador estuvo muy decepcionado con Ner'zhul y muy agradecido con Gul'dan, quién fue ascendido. El viejo chamán no fue castigado con la muerte: en su lugar, observaría impotente como su raza camina hasta la perdición.

Gul'dan se confió demasiado al creer que su antiguo maestro no podría suponer un peligro para sus planes. Mediante un acceso a los documentos secretos del recién creado Consejo de las Sombras, Ner'zhul descubrió el plan para esclavizar a todos los orcos. El problema era que nadie iba a escucharle, porque la palabra de Gul'dan tenía más peso que la suya. Ningún líder le creería...excepto uno.

Durotan, Jefe de los Lobo Gélido, recibió una carta suya muy extraña. No se indicaban los detalles exactos, pero había una advertencia. En el momento en el que se le ofreciera beber del cáliz, Durotan debía negarse por el bien de su clan. A la larga, Ner'zhul terminó por salvar a toda su raza, aunque él lo desconocía.

Después de la Segunda Guerra

El punto final de la Segunda guerra viene marcado por la destrucción del Portal Oscuro en Azeroth a manos de Khadgar. La explosión resultante dañó a Ner'zhul. Por dos años y sin un enemigo externo, los clanes orcos pelearon entre ellos. Ner'zhul empezó a tener sueños de muerte hasta que enloqueció.

Un día, el caballero de la muerte Teron Sanguino regresó y pidió audiencia con el chamán. Quería olvidar Azeroth e invadir otros planetas, pero los orcos se encontraban divididos a falta de un líder fuerte y sólo Ner'zhul podría hacerles entrarles en razón por su gloria pasada. Finalmente, Ner'zhul lideraba una Horda unida, pero ya estaba algo enloquecido. Para el plan de Sanguino harían falta artefactos mágicos de gran poder, por lo que se envió a orcos a través del portal a buscarlos. Esto dio la alarma en la Alianza, que decidieron poner fin a la amenaza orca invadiendo su propio territorio.

Uno de esos artefactos fue nada más y nada menos que la calavera de su antiguo aprendiz Gul'dan, lo que pareció algo irónico. No obstante, la calavera todavía mostraba los antiguos pensamientos del brujo y eso influyó poco a poco en Ner'zhul hasta volverlo completamente loco.

Una vez todo estuvo listo, empezó la marcha hasta el Templo Oscuro, lugar dónde se celebraría el ritual para abrir varios Portales al mismo tiempo. Debían ser rápidos puesto que los Hijos de Lothar, que habían entrado en Draenor, habían descubierto sus planes e iban a intentar detenerles. Los orcos que fueron dejados atrás servían como distracción, y gracias a su sacrificio Ner'zhul tuvo el tiempo que necesitaba.

Nerzhul02.jpg

Nacimiento del Rey Exánime

Tal y cómo había sospechado Khadgar, la energía liberada causó una gran explosión. Si bien sus cálculos predecían la destrucción completa del planeta, este sobrevivió mínimamente. Ner'zhul tuvo tiempo de cruzar uno de los portales que acababa de abrir para escapar tanto de la explosión como de los humanos. Pero el destino tenía le tenia reservada una sorpresa: al otro lado del portal le estaba Kil'jaeden, nada contento.

Ner'zhul fue torturado durante mucho tiempo, hasta que Kil'jaeden le encontró una utilidad. Pero, para asegurar que no volvía a escapar e intentar que estuviera más controlado, encerró su espíritu en un bloque de hielo. Ner'zhul, que no era ahora más que una armadura en el hielo, fue enviado a Azeroth con la misión de preparar el camino para la Legión.

Su nuevo ser tenía también nuevos poderes. Era capaz de levantar y controlar a los muertos; también tenía un mayor habilidad a la hora de predecir el futuro, algo que le serviría para liberarse de Kil'jaeden. Se convirtió en el Rey Exánime y pronto expandió su influencia por todo Rasganorte.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

cabNerzhul.jpg

Publicado en

Debes tener Rango Rolero, con Cuenta de Juego, o superior para ver este contenido.
por
Debes tener Rango Rolero, con Cuenta de Juego, o superior para ver este contenido.
, el Domingo 29/12/2013 - 17:00

Kil'jaeden no había enviado a Ner'zhul a Azeroth por casualidad. La Legión Ardiente nunca había olvidado que hace miles de años intentaron conquistar ese planeta y fracasaron. Ner'zhul, ahora en forma de Rey Exánime, tenía una misión crucial: debilitar a las razas nativas de Azeroth para que no puedan detener una segunda invasión.

Nerzhul01.jpg

La Guerra de la Araña

Kil'jaeden, que no se fiaba del orco, especialmente después que ya intentara traicionarle una vez, mandó Señores del Terror con la tarea de mantenerle vigilado. Con sus nuevos poderes sobre los muertos, Ner'zhul expandió poco a poco, pero cada vez más deprisa, su influencia sobre Rasganorte. Con cada no-muerto bajo su servicio, su poder aumentaba.

Solo un enemigo pudo hacer frente a su ejército de no-muertos: uno de los Imperios de Rasganorte, Azjol-Nerub. Los nerubianos fueron un desafío muy grande para Ner'zhul puesto que demostraron ser inmunes a sus juegos mentales y a la plaga. Sin embargo, podían levantar el cadáver de una araña y someterlo. La guerra, iniciada con un ataque nerubiano al corazón de Corona de Hielo, duró varios años, hasta que la Plaga mostró ser superior.

En su huida precipitada tierra adentro, los nerubianos excavaron demasiado profundo y despertaron un antiguo y terrible mal, mucho mayor que el que representaba el Rey Exánime. Bajo el suelo, yacían los Ignotos, siervos del Dios Antiguo Yogg-Saron. Incapaces de mantener la guerra en un flanco, la llegada de un nuevo enemigo por detrás terminó por destruir el Imperio de Azjol-Nerub. Sin embargo, despertaron un nuevo enemigo para Ner'zhul, uno que nunca pudo derrotar.

La Plaga resucitó a todos los cuerpos nerubianos que encontró, incluído su último rey, Anub'arak, para que sirvieran al Rey Exánime en su cruzada de muerte. Gracias a esta nueva incorporación, la Plaga adquirió los conocimientos arquitectónicos de los nerubianos y los hizo suyos. Y, aunque quedaban más enemigos en Rasganorte, Ner'zhul amplió su influencia hacia Lordaeron.

Nerzhul02.jpg

El Azote de Lordaeron

Poco a poco, diversos humanos fueron corrompidos por promesas de un poder mayor. Entre ellos estaba Kel'thuzad, un antiguo miembro del Consejo de Dalaran y un mago muy poderoso. Kel'thuzad era la mejor presa que Ner'zhul consiguió antes de que estallara la guerra, aunque el mago todavía desconocía dónde se estaba metiendo. Y, para cuándo se dio cuenta, ya era demasiado tarde: Ner'zhul reveló que no tenía aprecio por la humanidad y que su intención era matarlos a todos; si Kel'thuzad decidía no obedecer, le mataría y resucitaría, eliminando su voluntad.

Los diferentes siervos vivos de la Plaga esparcieron grano contaminado por todo Lordaeron y rápidamente el número de no-muertos creció de forma espectacular. Sólo el príncipe humano Arthas Menethil ofreció resistencia mientras el resto todavía se preguntaba qué estaba pasando. Arthas siguió la pista de la plaga hasta Andorhal primero y Stratholme después.

Sin saber que todo era un plan de Ner'zhul ideado hace años, el príncipe llevó la guerra a Rasganorte, en territorio enemigo. Llegados a este punto, fue fácil guiarle hasta la espada maldita Agonía de Escarcha, que tiempo atrás formó parte de la armadura en la que estaba atrapado el espíritu de Ner'zhul. La espada tenía el poder de robar almas, y la primera que adquirió fue la de su portador. Ner'zhul acababa de conseguir a su nuevo campeón.

Mal'ganis, uno de los Señores del Terror que debían mantener bajo vigilancia al Rey Exánime, fue teóricamente asessinado ese día y Arthas perdió todo vestigio de razón. Ner'zhul lo llevó de regreso a Lordaeron con la misión de reclamar esas tierras para la Plaga. Los no-muertos, a los que se creía derrotados, regresaron en una segunda invasión mucho más terrorífica que la primera.

El segundo paso fue invadir las tierras de los Altos Elfos para hacer uso de la Fuente del Sol. La resistencia de Lunargenta fue en vano y Arthas llegó a su meta. Allí, Kel'thuzad fue resucitado como un Lich, tal y como Ner'zhul le había prometido al ser capaz de ver el futuro. Ahora, sólamente faltaba otra tarea por hacer antes de invocar a la Legión Ardiente en este mundo: robar el libro de Medivh.

Al ser un objeto mágico de gran poder, estaba bien resguardado en la ciudad de Dalaran. Los magos no iban a entregarlo sin luchar pero era una batalla perdida. En las afueras de la ciudad, Archimonde fue invocado en Azeroth y la invasión de la Legión Ardiente empezó. Su primera acción fue remover a Ner'zhul del cargo y poner la Plaga al servicio de los Señores del Terror. Sin embargo, el señor de los muertos también había predicho esto, por lo que no frustró sus planes.

Nerzhul03.jpg

Fin de Ner'Zhul

Al contrario, el Rey Exánime fingió obedecer y simplemente envió a Arthas a las lejanas costas de Kalimdor para que encontrara a Illidan. El recién liberado elfo de la noche iba a ser la clave para derrotar a la Legión. Ner'zhul le aconsejó apoderarse de un antiguo y poderoso artefacto: la calavera de Gul'dan. Sin ella, la derrota de la Legión estaba asegurada. Ciertamente, en la Batalla del Monte Hyjal las razas de Azeroth salvaron el planeta de su destrucción.

Arthas regresó a Lordaeron capital meses después para reclamar su derecho al trono. Pero no tuvo tiempo de disfrutar. Ner'zhul se debilitaba por momentos: había una brecha en el hielo y perdía poder por la misma. Eso había sucedido en el momento que la espada Agonía de Escarcha se había separado de la armadura por el malvado plan de atraer a Arthas al lado oscuro. Kil'jaeden se había percatado de la debilidad de su creación rebelde y elaboró un plan para vengarse. La Legión Ardiente volvió a solicitar los servicios de Illidan y éste demostró ser un problema mayor para la Plaga del que lo habían sido los demonios.

Illidan puso rumbo a Corona de Hielo con intención de destruir el Trono Helado y su oscuro señor. Acompañado por los Nagas y los Elfos de Sangre, formaba una fuerza lo suficientemente poderosa para tener un éxito asegurado. Ner'zhul llamó inmediatamente a su campeón para protegerle. Gracias a Anub'arak y su conocimiento de una ruta más directa a Corona de Hielo, Arthas llegó justo a tiempo para detener a los atacantes. El Rey Exánime potenció al máximo al principe caído y éste logró derrotar al Traidor. Seguidamente, le ordenó liberarle de su prisión de hielo y colocarse la armadura. De esta manera, se fusionaron.

Esta unión era el objetivo último de Ner'zhul. El éxito de su plan para liberarse de su prisión y obtener de nuevo un cuerpo. Ciertamente, podría haber obtenido uno hace ya mucho, pero él quería el mejor que pudiera conseguir. Durante los años siguientes hasta los acontecimientos de la segunda expansión de World of Warcraft, Wrath of the Lich King, el Rey Exánime permaneció en un estado de letargo: la mente de Arthas tardó todo ese tiempo en deshacerse de la última bondad que le quedaba. Ner'zhul lo celebró, pues ese momento se había retrasado demasiado, pero no vio venir que él era el siguiente: en un rápido movimiento, Arthas lo mató y se alzó como nuevo Rey Exánime. Fue un final poco digno para un personaje tan trascendental.


Fuente:

Debes tener Rango Rolero, con Cuenta de Juego, o superior para ver este contenido.

Debes tener Rango Rolero, con Cuenta de Juego, o superior para ver este contenido.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.

Iniciar Sesión
Conéctate para seguir esto  

  • Navegando Recientemente   0 miembros

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

Sobre Nosotros

Somos una Comunidad dedicada exclusivamente al Rol en World of Warcraft. Proporcionamos un punto de encuentro para compartir nuestra afición por el Lore de Warcraft.

×

Información Importante

Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puedes ajustar la configuración de tus cookies, si sigues adelante daremos por hecho que estás bien para continuar.