Jump to content
MundoWarcraft

Mensajes Recomendados

También conocida como: las Hermanas de Elune.

Estatus: Activo.

Líder: Suma Sacerdotisa Tyrande Susurravientos.

La Hermandad de Elune es la más alta jerarquía del clero que sirve a la diosa de la luna, Elune.

Miembros

Antes, todos los sacerdotes que servían a Elune eran mujeres elfas de la noche. Sin embargo, tras la devastación de la Tercera Guerra, los roles de género tradicionales fueron descartados en favor de permitir a los elfos de la noche la vocación que más desearan. Como resultado, aunque la mayoría de los sacerdotes de Elune todavía son mujeres, la orden también acoge a hombres entre sus filas. Desde que los elfos de la noche emergieron de su aislamiento societario, los sacerdotes de Elune han extendido la membresía a unos pocos sacerdotes de otras razas.

De forma similar, las Hermanas de Elune han admitido en ocasión a un sacerdote externo a la raza de los elfos de la noche. Sin embargo, hasta la actualidad existe la difundida creencia de que los más profundos misterios de la cambiante diosa lunar pueden sólo ser comprendidos por otras mujeres. Por ende, la Hermandad ha permanecido exclusivamente femenina hasta ahora.

Historia y Organización

Por milenios, las sacerdotisas de Elune fueron tanto líderes espirituales como poderosas luchadoras para su sociedad. Cuando los elfos de la noche cargaban a la batalla, las Hermanas de Elune luchaban lado a lado con los soldados, cantando a Elune e invocando su poder. A menudo la diosa lunar respondía descargando su cólera sobre los enemigos de los elfos de la noche. Se decía que las sacerdotisas podían invocar una imagen de la luna en el cielo del mediodía, prestando parte de la fuerza de Elune a los nocturnos elfos de la noche. Tras la batalla ganada, las sacerdotisas rezaban sobre los heridos y les traían sanación.

La victoria al final trajo paz a los elfos de la noche, y las Hermanas de Elune estaban satisfechas con retirarse del público de cierta manera. Con el paso del tiempo, sus habilidades en combate se convirtieron en una memoria distante. Las sacerdotisas podían remediar heridas de ser necesario, pero con la paz y la inmortalidad, la intervención de la Hermandad era raramente necesaria.

Entonces la Guerra de los Ancestros estalló, y la Hermandad cargó a la batalla de nuevo. Las extraordinarias destrezas de combate y las habilidades curativas de Tyrande Susurravientos en particular recordaron a los elfos de la noche lo que la orden había sido una vez... y, de hecho, nunca había dejado de ser. Tras el Gran Cataclismo, Tyrande decretó drásticos cambios en toda la sociedad kaldorei. Como parte de estos cambios, Tyrande disolvió el antiguo ejército, el que en su mayoría no tenía deseos de más batallas, y estableció las Centinelas.

La Hermandad de Elune fue una de las principales organizaciones que sobrevivieron la guerra considerablemente intactas, y la pertenencia a sus filas nunca había sido una cuestión de líneas sanguíneas. Además, los miembros de la orden habían entrenado extensamente en combate, tácticas y curación. A pesar de todo ese conocimiento y experiencia, las sacerdotisas se habían vuelto un tanto hurañas con respecto al resto de la sociedad de los elfos de la noche.

Tyrande pensaba que esa distancia era parcialmente culpable de la guerra cataclísmica, y resolvió que la orden tendría el deber de dirigir a las Centinelas. La suma sacerdotisa de Elune se convirtió tanto en líder de las Centinelas y en la cabeza del gobierno de los elfos de la noche. Nunca más la Hermandad fallaría en guiar al pueblo de los elfos de la noche.

Creencias y Prácticas

Elune es un ser de muchos aspectos diferentes, y por ende la Hermandad debe proveer una amplia y variada educación. Las enseñanzas de la diosa enfatizan el amor y la tolerancia hacia todas las criaturas de Azeroth. Muchos iniciados de la orden encuentren su fe a prueba y meditan regularmente a medida que reconocen y superan sus prejuicios.

Aún así, Elune no defiende el pacifismo a cualquier costo. De hecho, los novicios en las Hermanas de Elune requieren de entrenamiento extensivo en tácticas y combate, dado que tales habilidades son esenciales para el liderazgo militar.

La Hermandad nunca aprobó el todo la manera en que los elfos de la noche de casta superior hacían uso de la magia arcana, dada la naturaleza caótica de esta magia. Consecuentemente los novicios deben seguir un riguroso curso de estudio que profundiza en historia y taumaturgia. El primer Pozo de la Eternidad en particular fue considerado una fuente potencial de peligro. De hecho, mucho antes que el abuso que los Altonatos realizaban sobre la magia del Pozo desembocara en desastre, el Pozo se había convertido en una materia de extensa discusión en las aulas de la Hermandad.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Also known as: the Sisters of Elune.

Status: Active.

Leader: High Priestess Tyrande Whisperwind.

The Sisterhood of Elune is the highest echelon of the priesthood that serves the goddess of the moon, Elune.

Membership

Once, all priests who served Elune were all night elf women. However, after the devastation of the Third War, traditional gender roles were discarded in favor of permitting night elves to choose the vocations they most desired. As a result, although a majority of Elune's priests are still women, the order now welcomes men into its ranks. Since the night elves emerged from their societal isolation, the priests of Elune have also extended membership to a few priests of other races.

Similarly the Sisters of Elune have on occasion admitted a priest from outside the night elf race. Yet there is a widespread belief to this day that the deepest mysteries of the changeable moon goddess can only be comprehended by other women. The Sisterhood has therefore remained exclusively female thus far.

History and Organization

For millennia, the priestesses of Elune were both spiritual leaders and powerful fighters for their society. When the night elves rode into battle, the Sisters of Elune fought side by side with the soldiers, singing to Elune and calling upon her power. Oftentimes the lunar goddess responded by visiting her wrath upon the night elves' enemies. It was even said that the priestesses could bring a semblance of the moon into the noonday sky, lending some of Elune's strength to the nocturnal night elves. After the battle was won, the priestesses prayed over the wounded and brought them healing.

Victory at last brought peace to the night elves, and the Sisters of Elune were content to retreat somewhat from the public eye. As time passed, their combat skills became a distant memory. The priestesses could mend injuries if necessary, but with peace and immortality, the Sisterhood's intervention was rarely necessary.

Then the War of the Ancients broke out, and the Sisterhood rode into battle again. The extraordinary combat skills and healing abilities of Tyrande Whisperwind in particular reminded the night elves of what the order had once been--and had, in fact, never ceased to be. After the Great Sundering, Tyrande decreed sweeping changes throughout night elf society. As part of these changes, Tyrande disbanded the old army, most of which had no desire for further battle, and established the Sentinels.

The Sisterhood of Elune was one of the few major organizations to survive the war largely intact, and membership in its ranks had never been a matter of bloodline. Furthermore, members of the order had trained extensively in combat, tactics, and healing. Yet in spite of all their knowledge and experience, the priestesses had become somewhat aloof from the rest of night elf society.

Tyrande believed that this distance was partly to blame for the cataclysmic war, and she resolved that her order would take up the duty of directing the Sentinels. The high priestess of Elune became both the leader of the Sentinels and the head of night elf government. Never again would the Sisterhood fail to guide the night elf people.

Beliefs and Practices

Elune is a being of many different aspects, and so the Sisterhood must provide a wide and varied education. The goddess' teachings emphasize love and tolerance for all creatures of Azeroth. Many initiates to the order find their faith tested and meditate regularly as they struggle to acknowledge and overcome their prejudices.

Even so, Elune does not advocate pacifism at any cost. Indeed, novices in the Sisters of Elune are required to train extensively in tactics and combat, for such abilities are essential to military leadership.

The Sisterhood never quite approved of way in which higher-caste night elves made use of arcane magic, due to the magic's chaotic nature. Consequently novices must follow a rigorous course of study that delves into both history and spellcasting. The first Well of Eternity in particular was considered a potential source of danger. Indeed, long before the Highborne's abuse of the Well's magic brought about disaster, the Well had become the subject of extensive discussion in the Sisterhood's classrooms.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

  • Navegando Recientemente   0 miembros

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

Sobre Nosotros

Somos una Comunidad dedicada exclusivamente al Rol en World of Warcraft. Proporcionamos un punto de encuentro para compartir nuestra afición por el Lore de Warcraft.

×

Información Importante

Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puedes ajustar la configuración de tus cookies, si sigues adelante daremos por hecho que estás bien para continuar.