Jump to content
MundoWarcraft
Conéctate para seguir esto  
Kyrie Eleison

Retratos de Azeroth: Gul'dan

Mensajes Recomendados

Retratos de Azeroth: Gul'dan

cabLoreGuldan.jpg

Publicado en

Retratos de Azeroth por Valathard , el Martes 04/2/2014 - 17:00

"Yo soy Gul'dan. Soy la Oscuridad Encarnada. No seré repudiado"

Gul'dan fue el primer brujo orco de la historia de Draenor, así como el fundador del Concilio de las Sombras y de la Horda que condujo a Azeroth a través del Portal Oscuro gracias a la ayuda de Medivh. Allí se encargó de apoyar a la Horda en su conquista por Azeroth hasta su muerte en la Tumba de Sargeras.

Aparición de Kil'Jaeden ante Ner'zhul

Se desconoce poco de la historia de Gul'dan hasta que demostró al resto de orcos sus habilidades innatas para el chamanismo por lo que decidieron ponerle bajo la tutela de Ner'zhul del Clan Sombraluna, el más poderoso y venerado de todos los chamanes orcos.

Durante los años que Gul'dan estuvo bajo el mando de Ner'zhul, Kil'Jaeden se percató de que los draenei habían llegado a Draenor y decidió embaucar a los orcos para exterminarlos por lo que se le presentó a Ner'zhul en una visión y le convenció de que los draenei conspiraban contra ellos. Ner'zhul convenció al resto de clanes de que los draeneis eran sus enemigos y comenzaron a exterminarlos. Acto que más que conmocionar a Gul'dan le produjeron satisfacción.

Con el tiempo los orcos empezaban a perder el favor de los elementos y éstos dejaban de acudir en su ayuda. Ner'zhul fue a Oshu'gun a investigar y allí descubrió que había sido engañado por uno de los señores demoníacos de la Legión Ardiente y también que su aprendiz le había traicionado y que le había estado espiando y proporcionándole información a Kil'Jaeden a sus espaldas. Por su servicio, se le ofreció a Gul'dan la oportunidad de convertirse en uno de los orcos más poderosos de entre los de su raza. Éste aceptó sin rechistar, a partir de ese momento se le conocería como un brujo y como el creador de la Horda.

Guldan2_large.jpg

El Concilio de las Sombras

La Horda continuó creciendo y conforme lo hacía, los pensamientos de Gul'dan de controlar a los orcos también. En secreto, reunió al grupo de brujos orcos más poderosos de entre los suyos y formó en Concilio de las Sombras. Con el paso del tiempo, esta organización empezó a extender su influencia entre los suyos, llegando incluso a cambiar al Jefe de Guerra y a sustituirlo por Puño Negro. En cierto momento, Kil'Jaeden y Gul'dan idearon una última estratagema, que los orcos bebiesen la sangre de Mannoroth para volverlos más poderosos y ser un cierto modo una "extensión" de los demonios a los que Gul'dan servía.

Para probar el poder de los orcos que habían creado, el Concilio de las Sombras encargó a los orcos matar a cualquier draenei que hubiese en el planeta. Llegado a este punto de la historia, Gul'dan se había convertido en el brujo más poderoso que existía, para demostrar una vez más su poderío, erigió la Mano de Gul'dan, un enorme volcán situado en el Valle Sombraluna.

Invasión a Azeroth

Tras el exterminio de la mayoría de los draeneis que habitaban en el planeta, Kil'Jaeden desapareció sin dejar rastro. Entonces, Gul'dan se dio cuenta de que le habían utilizado solamente por una venganza personal del demonio. Kil'Jaeden los había dejado a su suerte en un planeta que se moría poco a poco en el que la más mínima cosa podría hacer que la Horda se destruyese a sí misma.

Un día, Medivh, se le presentó a Gul'dan en sueños y le mostró Azeroth y el poder que albergaba y unos poderes ocultos en la Tumba de Sargeras y convenció a Gul'dan para que la Horda invadiese Azeroth. Gul'dan, con la ayuda del Concilio de las Sombras, ayudó a Medivh a abrir el Portal Oscuro y permitir a la Horda invadir Azeroth.

La Horda liderada por Puño Negro, había hecho estragos en el reino de Azeroth. Pero justo antes de que los orcos asediasen la capital del reino, Ventormenta, fueron avisados de que un grupo de aventureros había entrado en Karazhan con el objetivo de asesinar a Medivh por haber abierto el Portal Oscuro. En ese momento, Gul'dan penetró en la mente del mago para sonsacarle en los últimos momentos de su vida la localización de la Tumba de Sargeras, pero cuando éste entro en sus pensamientos, Anduin Lothar y Khadgar lo mataron, haciendo que Gul'dan entrase en un estado de coma. Debido al estado del brujo, Orgrim Martillo Maldito aprovechó para derrocar a Puño Negro y proclamarse Jefe de Guerra, y gracias a las torturas ejercidas a Garona, supieron de la localización de la mayoría de miembros del Concilio que los había manipulado y acabaron por darles la muerte.

Guldan1_large.jpg

La Segunda Guerra y la Tumba de Sargeras

Pasado un tiempo, Gul'dan despertó del coma y observó como el mundo había cambiado en su ausencia, Puño Negro y los miembros del Concilio de las Sombras habían muerto y sólo unas pocas personas seguían siendo leales hacia él. A cambio de salvar su vida, Gul'dan le ofreció a Martillo Maldito información sobre Rend y Maim, los hijos de Puño Negro, que pensaban reunir un ejército y traicionarle aunque fue un intento fallido, ya que Martillo Maldito fue a detenerlos.

Gul'dan sabía que no tenía la confianza del nuevo Jefe de Guerra aún, por lo que para conseguirla le ofreció crearle un ejército de jinetes que le fueran leales. Para lograrlo, invocó los espíritus de los miembros del Consejo de las Sombras y los introdujo en los cuerpos de los humanos caídos durante la Primera Guerra, creando así a los Caballeros de la muerte dirigidos por Teron Sanguino. Pero estos no servían a Martillo Maldito, si no a Gul'dan, cosa que el orco no pudo prever.

Mientras Martillo Maldito asediaba Lordaeron con la intención de acabar la guerra de una vez por todas, Gul'dan mostraba sus verdaderos planes. Con la ayuda de su clan, el Cazatormentas y el de su discípulo Cho'gall, el Martillo Crepuscular abandonaron al resto de orcos para dirigirse hacia el objetivo inicial de la invasión de los orcos al planeta, encontrar la Tumba de Sargeras. Sin embargo, Martillo Maldito furioso por la traición mandó al Clan Roca Negra a perseguir al brujo y matarlo.

Gul'dan logró encontrar el lugar y sacarlo del mar. Entró en la tumba buscando el poder de Sargeras que sabía que se hallaba ahí, sin embargo, numerosos demonios se encontraban dentro y mataron tanto al brujo como al resto de los suyos. Sus memorias se conservaron por unas runas escritas a lo largo de la Tumba que fueron encontradas unos años más tarde por Maiev Cantosombrío en su búsqueda de Illidan.


Fuente: World of Warcraft - WowChakra Fansite Oficial de Wolrd of Warcraft en Español - Retratos de Azeroth: Gul'dan

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.

Iniciar Sesión
Conéctate para seguir esto  

  • Navegando Recientemente   0 miembros

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

Sobre Nosotros

Somos una Comunidad dedicada exclusivamente al Rol en World of Warcraft. Proporcionamos un punto de encuentro para compartir nuestra afición por el Lore de Warcraft.

×

Información Importante

Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puedes ajustar la configuración de tus cookies, si sigues adelante daremos por hecho que estás bien para continuar.