Jump to content
MundoWarcraft
Conéctate para seguir esto  
Natea

El Caballero de la Muerte

Mensajes Recomendados

El Caballero de la Muerte

- Historia y Clase -

lichkingboxlarge.jpg

Invocando a los muertos para que se alcen y luchen junto a ellos, y protegidos por armaduras de placa tan negras e impenetrables como las sombras, los caballeros de la Muerte se enfrentan a los enemigos directamente mientras los aliados les apoyan. Estos oscuros héroes controlan la presencia de escarcha, sangre y la no-muerte.

La escarcha agudiza sus ataques, la sangre fortifica sus cuerpos y la no-muerte les permite bullir con ira profana en el calor de la batalla. Miles de atrocidades están grabadas en los ojos de cada caballero de la Muerte y los enemigos que los miren durante demasiado tiempo sentirán como el calor se escapa de sus cuerpos para ser reemplazado por el frío acero.

Historia

deathknightcrest.png

Indispuesto a ser una marioneta del Consejo de las Sombras como llego a serlo Blackhand, Orgrim Doomhammer, tras convertirse en el nuevo Jefe de Guerra de la Horda a finales de la Primera Guerra, aplasto al oscuro Consejo, perdonandole la vida unicamente a su líder: Gul'dan, a cambio de su servidumbre hacia su figura. A raiz de la benevolente acción del nuevo Jefe de Guerra, Gul'dan le prometio a Orgrim una basta de nuevos y poderosos guerreros para la Horda. De inmediato, el brujo comenzo a experimentar con las almas de todos sus anteriores necrolitos asesinados por la Horda, logrando imbuir con exito el espiritu de uno de ellos en el cuerpo de un caballero caído de Ventormenta, luego de transformar sus corazones en cristales que incrusto en el extremo superior de un baston, naciendo así el primero de estos profanos combatientes: Teron Gorefiend. Solo fue cosa de tiempo para que el brujo creara una basta legión de Caballeros de la Muerte, llevando el caos y la destrucción a traves de Azeroth.

Sin embargo, tras la deserción de la Horda y posterior muerte de Gul'dan, muchos de los Caballeros de la Muerte de la Horda hubieron de retroceder al Portal Oscuro y refugiarse en Draenor, guiados por Teron Gorefiend, luego de la derrota de la Horda durante la Segunda Guerra. No obstante, el numero de estos necrolitos continuo reduciendose drasticamente luego de entrar al servicio del nuevo Jefe de Guerra en Draenor, Ner'zhul, y tener que enfrentarse a las fuerzas expedicionarias de la Alianza, llegando a perder a su propio líder a manos de Turalyon, un paladín de la Alianza. Como si fuera poco, aquellos que intentaron escapar con Ner'zhul a traves de los diversos portales que abrio, en lo que hoy es conocido como Terrallende, cayeron en manos de la Legión Ardiente y terminaron siendo despedazados, para luego ser transformados en Lich.

Aunque los Caballeros de la Muerte iniciales habían sido diezmados, tanto por la Alianza como por la Legión Ardiente, posteriormente. Ner'zhul, torturado y convertido en el Rey Lich por mano de Kil'jaeden, no olvido la existencia de estos poderosos guerreros y luego de extender su Plaga a traves del reino humano de Lordaeron, y enloquecer al Príncipe Arthas Menethil por medio de su hojarruna, Frostmourne, transformandolo en su campeón y en el primero de sus Caballeros de la Muerte, nuevamente estos tenebrosos combatientes resurgieron de entre sus cenizas; siendo muchos de ellos antiguos paladines que perdieron su fe, tras la traición del príncipe y la caída de Lordaeron o nobles que, a cambio de poder, entregaron su lealtad al Rey Lich. Aun así, varios son los casos de aquellos Caballeros de la Muerte esclavizados por su oscuro señor, quien tras ser testigo de su gran desempeño como oficial de los ejercitos enemigos, terrateniente o paladín, les revivio de entre los muertos y realzo como sus campeones. Sin embargo, contrario a los Caballeros de la Muerte de la Horda, quienes se resumian más que nada a simples nigromantes, estos campeones de la Plaga acudian al calor de la batalla e inmiscuian en la vanguardia, blandiendo sus hojarrunas y destrozando a sus enemigos, para luego levantarlos como muertos vivientes al servicio de su señor.

Con la Plaga arrasando todo a su paso, consumiendo los reinos de Lordaeron, Quel'thalas y atacando sitios como Dalaran o distintas localizaciones de Kalimdor, durante la Tercera Guerra y los años posteriores, los Caballeros de la Muerte comenzaron a diversificarse en terminos raciales, pero mientras muchos de ellos otrora llegaron a ser esclavos del Rey Lich, su voluntad volvio a pertenecerles luego de que, seis años después del ascenso de Arthas y posterior coronación como señor de la Plaga, una hueste de estos formidables guerreros atacara a la Cruzada Escarlata en el ultimo reducto de tierra en las Tierras de la Peste, para luego encaminarse a la Capilla de la Esperanza de la Luz por orden de su oscuro maestro. Fue allí, en medio de la batalla contra el Alba Argenta, que un exiliado paladín presento batalla a los Caballeros de la Muerte liderados por el Alto Señor Darion Mograine, recibiendo de sus propias manos la entonces corrupta Ashbringer, luego de que la espada no correspondiera a las ordenes de su señor y pronto se desenmascarara los planes del Rey Lich. Seguidamente, como un acto de milagro, la Luz se manifesto y libero a los maltrechos combatientes de la Plaga, devolviendoles su voluntad. Pronto, estos Caballeros de la Muerte renegados serian conocidos como la Orden de los Caballeros de la Espada de Ébano, quienes jurarian vengarse del Rey Lich y llevar la guerra a sus puertas.

Pese a todo, la Plaga continua creando nuevos Caballeros de la Muerte y mientras la guerra en el norte continua, estos diestros guerreros estan lejos de caer en el olvido.

Origen del Caballero de la Muerte

Sin importar a que facción pertenesca, los origenes de cada Caballero de la Muerte son variados, no solo por el aspecto racial, sino que también por el modo en que terminaron convirtiendose a este oscuro camino, entre los cuales se divide en los siguientes topicos:

El héroe caído

Valientes hombres y mujeres que destacaron por sobre el resto de los suyos, combatiendo al enemigo por su pueblo, su honor y sus virtudes. Sin embargo, cuando su hora finalmente les alcanzo en el calor de la batalla o por mano de la traición, el descanso de la muerte fue lo unico que no pudieron alcanzar. Sus cuerpos maltrechos fueron reconstruidos y toda herida que poseyeran fue suturada, para luego ser arrancado de las frias garras del limbo para ser reanimado como un muerto viviente, como un Caballero de la Muerte.

Ejemplos: Alexandros Mograine, Capitán Falric y Marwin, Thassarian, Koltira, Dranosh Saurfang, entre otros.

Devoción a la oscuridad

Ambiociosos nobles, caballeros u otros seres de gran renombre que, ansiosos de poder y la condición de la vida eterna, acudieron por su propia voluntad hacia los dominios de la Plaga y se arrodillaron frente a un Lich o ante el propio Rey Lich, jurando lealtad a la Plaga. En recompensa, el Príncipe de las Sombras le otorgo una hojarruna a sus nuevos siervos y destino al mundo para actuar como uno más de sus campeones.

Cabe destacar que, a diferencia del "Héroe Caído", este tipo de Caballeros de la Muerte, aunque tecnicamente comienzan estando vivos, la corrupción y locura comienza a poseer consecuencias que se manifiestan de manera fisica en ellos, dotandoles de una apariciencia similar a la de un muerto viviente, tal y como lo fue el caso de Arthas luego de recoger Frostmourne y comenzar su senda.

Ejemplos: Baron Rivendare, Lord Alexei Barov.

El paladín caído

Pese a implicar un camino simil al de la "Devoción a la oscuridad", este topico es más propio de los paladines y practicamente, se resume a la caída de estos mismos: Mientras que en Arthas se vislumbra la arrogancia y el orgullo de un joven paladín, que intentando salvar a su tierra, termino siguiendo un oscuro camino en el cual olvido toda virtud que aprendio, entregandose por completo al Rey Lich, al tomar Frostmourne, con tal de conseguir su victoria sobre Mal'ganis. Existen también casos de paladines que, por diversos motivos, comenzaron a perder su fe en la Luz y renegar de su creencias, abandonando su camino e incluso llegando a prestar juramento a la Plaga. En cambio, otros incluso se han llegado a sacrificar por sus seres queridos, buscando redimir sus actos con uno de inconmesurable valor y amor, llegando a convertirse en lo mismo que juraron destruir, como fue el caso de Darion Mograine.

Ejemplos: Arthas Menethil, Darion Mograine.

Quebrantando el espíritu

Luego de recoger un cadaver prometedor del campo de batalla, un Lich o un nigromante de gran poder, incluso el propio Rey Lich, reanima el cuerpo y comienza una tortura psicologica, para doblegarlo a su voluntad y aceptarlo a abrazar la oscuridad. Esto más que nada significa a que las memorias del Caballero de la Muerte comienzan a terjiversarse, obligandole a creer que nunca fueron amados, que nada de lo que hicieron valio la pena y de lo unico que fueron capaces, fue de llevar sufrimiento y caos a otros, incluso a sus seres más queridos. Todo esto con tal de hacer crecer una rabia e ira interminable en el Caballero de la Muerte, despojandole de todo vestigio de humanidad, moralidad y etica. Este proceso es largo y tedioso, pudiendo no llegar a poseer resultados inmediatos, pero la tortura no termina hasta que el ser olvida por completo su humanidad o al menos, pierde el control sobre su cuerpo, como es el caso de Sir Zeliek, uno de los Cuatro Jinetes de Naxxramas.

Sin embargo, aunque este proceso es propio de aquellos guerreros que hayan sido reanimados de entre los muertos. Los vivos también atraviesan un proceso similar, aunque no tan traumatico como el primero. Esto se debe a que, una vez han jurado lealtad al Rey Lich, se les hace entrega de una hojarruna la cual consume su alma de inmediato, ligando así a su portador y despojandole de todo rastro de amabilidad, altruismo, entre otras emociones que reemplaza con rabia e ira. Asimismo, sumado a esto, la voz del Rey Lich resuena en la cabeza del Caballero de la Muerte, recordandole a quien sirve y el motivo por el cual ha sido creado.

El Caballero de la Muerte y su Hojaruna

537pxruneblades.jpg

"Esta es mi hojarruna: hay muchas como ella pero esta es la mía"

Lady Blameaux

No solo el arma predilecta del Caballero de la Muerte, sino que su posesión más valiosa también. Sin la Hojarruna, el Caballero de la Muerte no es más que un simple muerto viviente capaz de empuñar una simple arma y poco más, viendose incapaz de conjurar sus devastadores poderes ya que es la hojarruna, su verdadera fuente del poder. Sin ella, él es nada, ya que es capaz mediante ella de desatar su verdadero poder y potencial. Como si fuera poco, estas espadas poseen un toque vampirico; se alimentan de las almas y la energía vital de todo quien muere bajo su hoja, siendo la primera en consumir: la de su portador, creando así un vinculo entre ambos.

Cabe destacar que la hojarruna es la extensión de la voluntad fisica del Caballero de la Muerte o en palabras más simples: un reflejo de lo que es. El Caballero de la Muerte es un arma, un simple instrumento creado para la guerra, creado y "empuñado" por el Rey Lich con el unico fin de acabar con sus enemigos. Asimismo, si la hojarruna llegara a perder a su portador, adoptara la forma de un arma encantada y aguardara el momento en que otro amo, lo suficientemente fuerte, pueda llegarla a encontrar. Tras hacerlo, manipulara al portador y conjunto consumir su alma y corromperle, le guiara a lugares donde todavia habitan los Caballeros de la Muerte sellando así su destino.

El hambre sin fin

"Vive o muere, tú decides."

Instructor Razuvious

El hambre es, quizá, la peor maldición que pueda sufrir un Caballero de la Muerte o un simple recordatorio del por qué ha sido creado, especialmente si esta libre del control del Rey Lich, además de su mero estado existencial. Al ser nada más y nada menos que una maquina de matar, el Caballero de la Muerte siente una imperante necesidad por estar en el calor de la batalla y acabar con quien sea su enemigo. Los efectos inmediatos es el dolor que comienza a apoderarse y afligir al Caballero de la Muerte, tornandose tan severo a medida que no se alimenta, llegando incluso a caer victima de la locura y el sufrimiento eterno si no se ve capaz de saciar esta necesidad.

El libre albedrío

Si bien la Plaga se encarga de borrar todo rastro de voluntad y libre albedrio en sus esbirros, permitiendo que tan solo sea la voluntad del Rey Lich aquella que guie sus pasos y sus vidas. En los Caballeros de la Muerte, suele dejarse un fragmento de libre albedrio, lo suficiente como para poder realizar sus labores en el campo de batalla como señores de la Plaga, con la mente autosuficiente como para pensar en la forma que atacaran y diezmaran a su enemigo. Incluso aquellos que han jurado lealtad por propia voluntad, pasan por este mismo proceso, pese a ciertamente poseer más libertad que un Caballero de la Muerte reanimado.

Sin embargo, en la actualidad existen Caballeros de la Muerte renegados, libres del control del Rey Lich, los cuales han optado por seguir un camino propio, entregarse al servicio de la Horda y la Alianza o permanecer bajo el estandarte de la Orden de los Caballeros de la Espada de Ébano. Esto implica que estos Caballeros de la Muerte tecnicamente poseen un libre albedrio, pero bajo ninguna circunstancia se asimila al de los Renegados: Como fue explicado anteriormente, el Caballero de la Muerte ha sido creado con el unico proposito de servir a su maestro, quien le ha otorgado la tarea de servir como su puño frente a sus enemigos. Una vez libre de su control, se transforma en un simple ser sin una meta u objetivo claro, sintiendo la necesidad de buscar otra causa a la cual servir y por la cual alzar su espada. Asimismo, toda emoción que no sea las que el Rey Lich imbuyo en el Caballero de la Muerte y tengan un trasfondo referente al amor, como lo seria la amistad, el aprecio de un ser querido pese a su estado o una muestra de benevolencia le seran de lo más confusos y extraños. Podran sentir una extraña emoción familiar, que incluso pueda llevarlos a corresponder a esa muestra de aprecio, pero ni ellos son capaces de denominarlos o sentirlos como un vivo realmente lo haria. Cabe destacar también que, como simbolo de su individualidad, seguramente adopte una indumentaria distinta a la que le entrego la Plaga, otorgue un nombre a su destrero de la muerte y a su hojarruna, con tal de poder identificarse y buscar diferenciarse del resto de Caballeros.

Por ejemplo: Thassarian y Koltira siempre han compartido una estrecha relación de odio/amistad, que termino desembocando en un sumo respeto el uno al otro. Thassarian fue el culpable de la muerte de Koltira, quien acudio a combatirlo durante el ataque a Quel'thalas y una vez reanimado como Caballero de la Muerte, siguio combatiendole con tal de demostrar que era capaz de derrotarlo. Incluso bajo el control del Rey Lich, una vez Koltira es capturado por la Cruzada Escarlata, Thassarian se propone rescatarlo al reconocerlo como un diestro guerrero al servicio de su entonces amo y señor, sin siquiera pararse a pensar que eso implicaba amistad. Finalmente, cuando ambos se liberan de control del Rey Lich y ayudan a reclamar la necrópolis de Acherus como la nueva base de los Caballeros de la Espada de Ébano, no solo cambian su indumentaria y adoptan una propia, como simbolo de su recuperada individualidad, sino que a la hora de dividir sus caminos, estos se despiden con un frio respeto y es el propio Thassarian quien dice que, pese a desconocerlo, siente una extraña sensación de aprecio y respeto hacia Koltira que en vida, él conocia como "amistad".


Autor: [MENTION=18]Lyonwarrior[/MENTION]

  • Me Gusta 2

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.

Iniciar Sesión
Conéctate para seguir esto  

  • Navegando Recientemente   0 miembros

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

Sobre Nosotros

Somos una Comunidad dedicada exclusivamente al Rol en World of Warcraft. Proporcionamos un punto de encuentro para compartir nuestra afición por el Lore de Warcraft.

×

Información Importante

Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puedes ajustar la configuración de tus cookies, si sigues adelante daremos por hecho que estás bien para continuar.