Jump to content
MundoWarcraft
Conéctate para seguir esto  
Natea

Los Múrlocs

Mensajes Recomendados

Los Múrlocs

RwlRwlRwlRwl

MurlocRaneman.jpg?version=d4a3e1e02209ab105c0d435f64eca2fa

Resumen

Los múrloc o murloc son una raza de humanoides anfibios bípedos que habita en costas, lagos y ríos. Poseen cuerpos bulbosos, grandes bocas y varias filas de garras y colmillos así como una piel esponjosa. Su color varía desde el turquesa al gris oscuro mientras que su altura puede llegar a alcanzar el metro ochenta aunque sus andares les puedan hacer parecer más pequeños. Dependiendo de su variedad, los múrloc pueden asemejarse a una rana o bien a un pez.

Los múrloc son una raza muy antigua de Azeroth. Estas criaturas han ido desplazándose tierra adentro desde sus viviendas oceánicas, incluso adaptándose a los ríos y lagos de agua dulce para poblar zonas en las que normalmente no podrían encontrarse. Aunque siguen habitando en más lugares además de Lordaeron, su supuesta inteligencia es discutible porque su gutural lenguaje es increíblemente difícil de descifrar. Sin embargo, su armamento y habilidades de combate implican la existencia de un intelecto racial bastante siniestro así como la presencia de algunos de sus miembros, como el Rey Mrgl-Mrgl en organizaciones como D.E.H.T.A. así como la tribu Aleta Invernal que es amistosa y vende objetos a quien pueda pagarlos.

Los múrloc se organizan en pequeñas tribus y grandes clanes. Los clanes pueden reunir varias tribus para luchar cuando lo crean necesario. Rara vez distintos clanes se unen para formar un gran ejército.

Información Oficial

Los orígenes de los múrlocs están envueltos en misterio. Esto se debe tanto al hecho de que estas criaturas aparecieron en las orillas de Azeroth hace relativamente poco (en lo que a la historia del mundo se refiere), como a que los múrlocs rehúyen de los mortales y rara vez hablan en una lengua que no sea su enrevesado idioma. Lo que se ha averiguado hasta ahora de los hombres-pez es lo siguiente: no son las criaturas más inteligentes del mundo. Se reúnen en las orillas formando tribus o poblados. Se tiene conocimiento de que, en ciertas ocasiones, veneran a enigmáticas deidades marinas (que algunas veces incluyen a los naga). Y parecen tener muy poco interés en las razas mortales.

Sin embargo, informes recientes de selectos individuos que lograron reunir información (bien espiando, bien torturando o ganándose la confianza de los múrlocs de forma clandestina) han sacado algunos datos interesantes a la luz…

En primer lugar, los múrlocs no son tan tontos como todo el mundo cree. Algunas pistas apuntan al hecho de que su firme infiltración en las masas de tierra del mundo puede ser un esfuerzo coordinado. Pero aún no se sabe si esta iniciativa ha sido llevada a cabo por decisión propia o no.

También, los múrlocs pueden ser una raza más antigua de lo que la mayoría cree. Existen varias pistas y datos que sostienen esto. De hecho, se cree que los múrlocs (o mejor dicho sus ancestros) pueden ser anteriores a los trols. Por supuesto, estos antiguos múrlocs vivían en las profundidades del océano y, por ello, las razas tempranas que habitaban la tierra nunca tuvieron constancia de su existencia.

En los últimos años, los viles naga han comenzado a resurgir de sus acuosas residencias, provocando que los historiadores formulen diversas especulaciones sobre si esta migración ha provocado la lenta invasión de la tierra por los múrlocs. Algunos también creen que los múrlocs pueden estar trabajando mano a mano con los siniestros anfibios.

Pero, quizá, la más sorprendente revelación obtenida de las actividades de recopilación de información más recientes sea ésta: puede que los naga no sean la única y horrible pesadilla que habite los aparentemente ilimitados océanos del mundo.

Algunos indicios procedentes de los propios múrlocs apuntan hacia la posibilidad de que los hombres-pez no sean más que adoradores o esbirros de algunas monstruosidades marinas que permanecen dormidas por el momento, o al menos a la espera en las tenebrosas profundidades… y lo más preocupante: que la aparición de los múrlocs sea un aviso de su incipiente despertar.

Si éste es el caso, los misteriosos y algo infravalorados múrlocs pueden ser la primera muestra de algo mucho más terrible.

Historia

Aunque el origen de los múrloc sea un misterio, en Cataclysm-Logo-Small.PNG?version=6b4d1dfc33eb4aa1ee8122abd3109bc7 Neptool, líder de los Pozarroca habla de Neptulon como "nuestro padre".

Aparte de eso, muchos de los detalles de su historia se pierden ya que los múrloc usan la tradición oral para transmitir sus costumbres desde tiempos inmemoriables. Lamentablemente su idioma, el Nerglish (que comparten con los makrura), no es fácil de comprender aunque se han dado casos de individuos que han mantenido conversaciones con miembros de otras razas como el hechicero murloc con Thrall.

A pesar de haber aparecido hace relativamente poco en las costas de Azeroth, se piensa que los múrloc son una raza tan antigua al menos como los naga, ya que se sabe que estos últimos esclavizaron a criaturas de las profundidades como los mur'gul, que son una sub-especie de múrloc.

Los trol Lanzanegra conocen bien el poder de los múrloc ya que fueron estos los que los expulsaron de su hogar en el Mare Magnum tras unirse a la Horda.

Cultura

Creencias

Murloc.png?version=760cd6030d9771a1eae977e986567ee5

La fe de los múrloc es extraña. Algunos afirman que su religión juega un papel importante en su sociedad. Siguen una religión politeísta, que adora a ciertos animales e incluso a veces es chamanística. Tienen rituales de comunicación con el mar y sus poderosos elementos. Los múrloc creen que las criaturas poderosas que los rodean les proporcionan poder, y las adoran en sus panteones a los que van añadiendo contínuamente sus últimos descubrimientos lo que indica que se su culto se basa en hechos recientes. Una tribu puede venerar a una ballena (e incluso darle un rol de deidad) hasta que se encuentren con una serpiente gigante de mar, momento en el cual pueden creer que represente el centro de su universo comenzar a reverenciarla. Otra tribu puede adorar a una bruja del mar naga hasta que esta sea devorada por tiburones y su culto sea remplazado por el de sus asesinos. Cualquier criatura cercana que represente los valores de la fe de los múrloc se convierte en un símbolo viviente — ya sea un poderoso tiburón o un veloz pez. Debido a que los animales mueren o se trasladan a otro lugar y dejan de ser vistos, los múrloc deben encontrar constantemente sustitutos en su entorno más cercano. Se sabe que algunos adoran a la Madre de las profundidades, una representación del océano. Todas las cosas que hay en sus aguas son sus hijos. Otro caso parecido es aquellos que reverencian a un ente llamado "el de las profundidades" que podría ser también una referencia al océano o Neptulon según algunas referencias dadas por la tribu Pozarroca en las Tierras Devastadas.

Arquitectura

180px-M%C3%BArlochut.jpg?version=db1c4a6316675d6bb417cb6aec308864

Los pueblos múrloc no son más que un conjunto de chozas toscas de adobo y pequeñas ramas que se esparcen sin ningún orden aparente. Estos pueblos no disponen de fuego ni de senderos claros, tampoco de defensas. Las chozas son rudimentarias y sencillas, y el emplazamiento está carente de servicios básicoa a excepción de la tienda del chamán. La mayoría de tiendas se encuentran construidas en alto por ramas a modo de pilares para protegerlos de las mareas e inundaciones.

En contraste con su exterior, el interior de las chozas está decorado con afán. Algunos recrean algunas rerepsentaciones con coral y mosaicos de conchas y piedras mientras que otros poseen delicados tapices de algas. Las cabañas están normalmente al aire libre, con pequeños pilares para sostener el tejado. Los múrloc duermen en el agua o debajo de sus tapices de algas, lo suficientemente consistentes como para acogerlos pero que pierden cohesión con el paso del tiempo y acaban siendo poco más que pequeños nidos rectangulares. De sus pilares cuelgan garfios de coral, armas y demás instrumental.

Profesiones

180px-Kingbagurgle.jpg?version=bc6d93687c4c3da2c90ae18c3b36846a

Los múrloc raramente trabajan el metal y nunca tocan el fuego. No obstante son expertos tallistas de piedra, conchas, coral o madera, que transforman en asombrosas escenas y diseños como por ejemplo el de una piraña en una pequeña pieza de coral. Los bastones de los chamanes a menudo están decorados tallando el hueso y añadiendo dientes, aletas y garras de criaturas marinas nunca vistas por habitantes de la superficie. Los Cienonegro de la Isla Bruma de Sangre son también expertos en crear ídolos de piedra.

Los múrloc no comercian con sus creaciones, tan solo lo hacen con caracolas, algas y otros materiales como conchas sin abrir. Se dice que algunas veces recompensan a los comerciantes con quien hacen tratos con ventajosos intercambios.

Idiomas

Los múrloc hablan un dialecto del Nerglish (conocido entre ellos como el idioma múrloc) y normalmente ningún otro más. Sin embargo algunos han aprendido otras lenguas para poder comerciar caracolas y algas con otras razas.

Subrazas

  • Gorloc Wrath-Logo-Small.PNG?version=4f773c12e6bfc5b5396bd011bb428e76

  • Mur'ghoul (no-muertos)
  • Mur'gul
  • Múrloc mutante
  • Deep sea murloc Cataclysm-Logo-Small.PNG?version=6b4d1dfc33eb4aa1ee8122abd3109bc7


Información de: Wowpedia

  • Me Gusta 2

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.

Iniciar Sesión
Conéctate para seguir esto  

  • Navegando Recientemente   0 miembros

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

Sobre Nosotros

Somos una Comunidad dedicada exclusivamente al Rol en World of Warcraft. Proporcionamos un punto de encuentro para compartir nuestra afición por el Lore de Warcraft.

×

Información Importante

Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puedes ajustar la configuración de tus cookies, si sigues adelante daremos por hecho que estás bien para continuar.