Jump to content
MundoWarcraft
Garrakuda

Flitwickleo Gorgimo Astro Tuercabombilla - Gnomo pequeño, grandes aventuras

Mensajes Recomendados

Prólogo.

“Aprenderemos muchas cosas, decía, será divertido, decía…..Nos haremos ricos y ayudaremos a nuestro pueblo! Decía….Lo cierto es que tenia razón, aprender aprendemos más, ricos nos hacemos más…Pero ayudar a nuestro pueblo…Bueno….Nadie es perfecto.” - Nefti Coppertubbing-

Mi nombre es Flitwickleo Gorgimo Astro Tuercabombilla, o como todo el mundo me conoce, “Flit” (por motivos de pronunciación omito el wickleo, aunque suene más vigoroso y varonil). Y soy hijo de Don Patrick Astro Tuercabombilla III, gran inventor de profesión y arqueólogo/aventurero de afición. Desde jóven siempre estuve muy ligado a la magia, mamá, se llamaba, Mara Tuercabombilla y era una gran tecnomaga, y era costumbre en ella ayudar a mi padre con sus cachivaches. Tenían una tienda en Gnomeregan, llamada “El pollo mecánico” donde vendían recambios y utensilios de alta calidad en lo referente a meca-zancudos y donde, además hacían exposiciones con nuevos inventos para el día a día de la raza.

Vivir entre tanta tecnología y mis genes gnómicos dieron de sí a un gran gnomo del montón, si, dell montón, no destacaba en nada, salvo en realizar invenciones propias. Mientras mis amigos se gastaban el tiempo creando vibromachetes y espadas serradas de juguete, yo me pasaba el tiempo entre tuercas y tornillos creando juguetes animados a los que mi mamá les metía mano y usaba para vender una vez yo los terminaba. Muchos de ellos eran verdaderas obras de arte. Como por ejemplo la MRT (La muñeca de la risa tonta), una muñeca que reía si la hacías cosquillas tanto tanto tanto, que llegaba un momento en que la cabeza explotaba, así tenían que venir a por las cabezas de recambio a la tienda. Lo que no entiendo era porque se ganaba tan poco con ellas, la estrategia comercial era genial.

Siempre fui un gnomo modelo en mi familia, el primero de mi clase en salir de ella cuando tocaba la campana y el último en la fila de voluntarios para limpiar el aula. Se me daba bien eso de escabullirme, claro, cuando “ELLA”, no estaba cerca.

Ella era tan igual igual a mi que…me superaba, una gnoma capaz, sin igual, con los mismos gustos que yo por la tecnología, aunque bueno a ella le iba más la pintura, y para mí eso del arte sobre papel me es indiferente, pero al fin y al cabo es igualita a mí. Dicen que los humanos sueñan con su amor verdadero al crecer y envejecer y que a veces ni les llega. A mi me llegó y fue directo, tal que se acercó un buen día a mi y me dijo “Eh tu! Conmigo!” y con ella me quedé, tanto que es mi esposa ahora, ay que ver estos humanos, como se complican la vida….

Nefti, que así se llama mi bolita de nieve (cosa que la molesta que le diga y no se por que) siempre tuvo muy buenas vibraciones conmigo, al conectarnos a la corriente vibrábamos al mismo tiempo, y siempre fuimos muy confidentes, me dejaba sus pinturas para pintar los juguetes y los recambios de la tienda. Un acto de total confianza, pues sus pinturas se las compraba a mi madre.

Tenía una vida feliz, como la de cualquier gnomo, en plena mayoría de edad, salíamos a pasear Nefti y yo por la nieve, corríamos de los felinos cuadrúpedos, corríamos de los osos, corríamos de los troggs….Esto último fue cuando arrasaron la ciudad, pero eso es otra historia….

En fín, una buena tarde mientras conseguimos despistar a un jabalí al que le quitamos su comida, oímos mucho jaleo de vuelta a la ciudad y vimos mucha gente corriendo despavoridas. Los troggs nos habían invadido, y el caos se había desatado, los refugiados corrían lejos de las puertas guiados por soldados y guardias. Nefti y yo decidimos salir corriendo también de allí.

Ambos con pena sabíamos que la esperanza de encontrar a nuestros familiares con vida era bastante escasa, y así fue, ni Nefti ni yo volvimos a saber nada de nuestra familia.

No me es agradable recordar tal episodio, pues aunque la raza se recompone como puede y aunque volvimos a montar el negocio (Ahora llamado el Pollo mecánico 2.0) y no nos va relativamente mal, la falta de nuestros progenitores tanto el masculino como el femenino han hecho mella en los dos, ya nadie encantaría nuestros inventos de manera que sirvieran para venderse mejor.

Nefti, adoptó un pequeñó gato albino que se encontró una buena tarde cerca de la tienda, por el barrio manitas de Forjaz, parecía huérfano y se prendó de él en seguida, como lo encontró dentro de una bota rota de un uniforme de soldado, le llamó “Sargento Botaspeludas” un nombre muy característico y digno de mi Nefti.

Sin embargo, dicen que no hay mal que por bien no tenga que venir. Un buen día hace un par de años, mientras realizábamos una pequeña expedición Nefti y yo, por las siempre blancas colinas de Dun Morogh, más allá del oeste de Kharanos, vimos como uno de los cuadrúpedos peludos y garrudos, es decir, un oso, se estaba zampando a un infeliz humano que osó jugar a ser animal. Junto a sus restos vimos lo que parecía a primeras un diario, de gran tamaño. Al menos lo que ponía al principio lo parecía.

El libro estaba firmado con las iniciales “G.L” quien sabe quién era G.L pero lo que si vimos es que estaba lleno de símbolos muy misteriosos y anotaciones más aún misteriosas. Hablaba sobre la magia vil y sus ventajas, sobre artes oscuras y su aplicación y sobre el aprendizaje de hechizos básicos de brujería. Básicamente, y gracias a mi intelecto avanzado pude adivinar que se trataba de un grimorio.

Junto a este además había una nota que decía: “Lleva este grimorio urgentemente a Picoastillado, mi nuevo aprendiz en Menethil, es hora de que comienze su instrucción”

La cosa es que el grimorio nunca llegó a Menethil y ese “Picoastillado” (vaya nombrecito...) se quedó sin clases. Nefti no le quitaba ojo al susodicho librito, que….teníamos que transportar entre los dos si cabe de lo grande que era.

Decidimos mantener la propiedad del libro bajo secreto, pues no éramos tontos, la brujería era algo tabú y muy perseguido, sobre todo por la inquisición y…no queríamos problemas con ellos, por ahora.

Nefti, vió el grimorio como una “bendición” tras años de pena y tristeza y como una oportunidad para realizar una labor por nuestro pueblo más allá que pintar o inventar cachivaches.

A mí no me hacía gracia…pero cuando se pone insistente, nadie la para, y si en algo tenía razón, era en que era un golpe mejor de lo que teníamos por ahora y una buena oportunidad de mejorar. Asi fue como juntos comenzamos nuestra andadura en ese tortuoso camino, pero a la vez interesante, que el grimorio de G.L nos mostraba.

Además de todo ello, terminamos enlazándonos en matrimonio y adoptamos un nuevo apellido con el que comenzar nuestra nueva vida de casados. Pasamos de ser los Tuercabombillas a los super-estelares y magnificos, Coppertubing. He de decir que se me escaparon lagrimitas cuando lo decidimos, aunque aproveché para verterlas en un vial, nunca se sabe cuando podrás usarlas.

Conforme avanzábamos las páginas de lectura, siempre se repetía el mismo nombre bajo las anotaciones. Glotus Leavedeath aconseja tal, Glotus Leavedeath aconseja cual. ¡Eran recomendaciones de G.L! Nos dimos cuenta de que no seria cosa de dos días el aprender todos los hechizos del libro. Por lo que decidímos comenzar con ello en serio y con tranquilidad.

Muchas eran las noches que tras cerrar la tienda, nos quedábamos sobre el mostrador leyendo y leyendo, en voz bajita, cada página del mismo. Aunque hasta ahora, solo tengamos conocimientos teóricos y poco más. No hemos tenido tiempo ni la habilidad necesaria para realizar ningún hechizo. Suponemos y creemos mejor tener una base teórica perfecta antes de comenzar con las prácticas.

Además por si fuera poco, el grimorio por si solo nos pone deberes! Anoche mismo, llegamos al capítulo titulado: “Como obtener un alma y no morir en el intento” Se refería como no, al obtener un alma de un ser vivo (una oveja por ejemplo) y va, y nos dice que preguntemos a un tal Derrick Tiddlestone en Ventormenta. Así, sin más. Pero bueno, como decidimos no hacer nada hasta tener claro los conceptos teóricos, solo iremos a Ventormenta en relación a nuestro trabajo, no a nada relacionado con el Grimorio por ahora.

Aunque… si es cierto es que desde que empezamos con todo el tema de la brujería voy perdiendo la noción del tiempo, a Nefti le pasa igual. Hemos oído noticias de que la plaga que azotaba el mundo (la cual no tengo el placer de conocer) ha sucumbido y que Arthas, el traidor ha muerto. Según las crónicas una era de paz y prosperidad se levanta en el mundo, esperemos que los gnomos participen de ella y activamente. Por lo pronto, podría ser interesante el abrir una nueva sucursal del Pollo mecánico 2.0 en el barrio enano de la ciudad humana. Es una premisa que estudiaremos mientras seguimos con las enseñanzas de G.L….

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.

Iniciar Sesión

  • Navegando Recientemente   0 miembros

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

Sobre Nosotros

Somos una Comunidad dedicada exclusivamente al Rol en World of Warcraft. Proporcionamos un punto de encuentro para compartir nuestra afición por el Lore de Warcraft.

×

Información Importante

Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puedes ajustar la configuración de tus cookies, si sigues adelante daremos por hecho que estás bien para continuar.