Jump to content
MundoWarcraft
Lyonwarrior

Nueva novela - World of Warcraft: Illidan

Mensajes Recomendados

155pj81.jpg

Tiempo atras, especificamente el 18 de Octubre del presente año, Blizzard anuncio que se asociaba a Random House para producir las nuevas novelas de sus franquicias. Y junto a esta noticia, dejaban caer que dos nuevas novelas estaban en camino. Una de ellas era World of Warcraft - Illidan, escrita por William King y una nueva novela de Starcraft, escrita por Timothy Zahn, quien es conocido por haber escrito varias de las novelas del universo expandido de Star Wars.

Lamentablemente, el anuncio de esta novela paso desapercibido casi. Sin embargo, la Blizzcon 2015 si tuvo su pequeño espacio para promocionar lo que sera la novela Illidan, la cual servira como puente para Legión y en cierto modo, funcionara del mismo modo en que actuo la novela Arthas: Rise of the Lich King. Aunque abarcando más allá de lo que ya conocemos del personaje, respondiendo algunas interrogantes como cual era realmente su plan en TBC, por dar un ejemplo.

Y gracias a Daniel Montoya de Blizzplanet, se ha dado a conocer una reciente conversación con el autor que dejo caer algunas cosas sobre la siguiente novela:

[bLIZZ]

Saludos a todos,

Tuve el placer de hablar con William King, el autor de la nueva novela World of Warcraft: Illidan, en la Blizzcon de este año. Fue muy cuidadoso de no desvelarme nada, pero a medida que hablabamos, me aseguro que la falta de historia de Illidan en The Burning Crusade sera ampliamente tratada en esta novela.

Descubriremos porque él (Illidan) estuvo tan ausente durante la expansión, además de ahondar aun más en su relación con la Legión Ardiente; es decir, con el mismisimo Kil'jaeden el Embaucador. Después de nuestra conversación, realmente tuve la impresión de que conoce y ama al personaje. William King dijo que él era fan del personaje desde Warcraft III, lo cual es una señal de alivio para muchos de nosotros como fanaticos.

Hablamos sobre lo que ocurrio en los juegos de ETR, como también de World of Warcraft; y me lleve la impresión de que él realmente respeta el lore de Warcraft. Él compartio que Illidan y Arthas, en su opinión, son los personajes más interesantes en el lore de Warcraft y que esta bastante entusiasmado de dar a conocer un poco más a Illidan. Meterse en la cabeza de Illidan sera la meta principal en esta novela y saber que lo hace actuar.

¡Para mi sorpresa me fueron entregados los tres primeros capitulos de la proxima novela!

El primero es el prologo, el cual cubre la liberación de Illidan por Tyrande en Warcraft III. Aquellos de nosotros que amamos el ETR nos sentiremos como en casa, mientras que aquellos que no han jugado el juego tendran una porción del trasfondo de Illidan revelada para ellos.

El segundo capitulo cubre el asalto de Illidan al Templo Oscuro. Aquí comenzamos a ver parte de la línea de tiempo de Burning Crusade que no llegó a ser completamente desvelada en el juego. Al lector le son entregadas pistas que indican que Illidan tiene planes muy grandes que no pretenden cumplirse inmediatamente. Él planea derrotar a la Legión Ardiente por completo y esta es solo la primera parte de su plan.

Encontre interesante que Illidan realmente pretendiera que Karabor fuera limpiado por Akama, pero que él necesitara cumplir la primera etapa de su gran plan antes de hacerlo. Me hace preguntarme que habria pasado si Akama hubiera esperado a que Illidan cumpliera sus planes.

El tercer capitulo detalla porciones de la trama de Maiev que no alcanzamos a ver in-game. Como con Illidan, logramos dar una mirada en su mente a una mayor extensión de la que el juego permite. Los fans que han leido Corazón de Lobo, el cual recomiendo mucho, veran como todo cobra sentido para el personaje.

[/bLIZZ]

Fuentes:

  • Debes tener Rango Rolero, con Cuenta de Juego, o superior para ver este contenido.

  • Debes tener Rango Rolero, con Cuenta de Juego, o superior para ver este contenido.

  • Me Gusta 2

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

La portada es una patada al buen gusto y a la profesion de diseñadores. #AlguHoHaviaDeDir

Por lo demás, a ver que tal esta lo que cuenta la novelita xD

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

La portada me deja.... busco el motivo por la que fue diseñada asi con ese blanco tan tan .... o se, quizas querían salir de lo normal, dejar de lado los ya abusados tonos oscuros y negro pero esto es ridículo. Me atrevo a decir que solo usaron blanco para representar que alfin salen a la luz los secretos tras Illidan y sabremos que paso. Pero es algo rebuscado que no justifica tanto xD

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Ciertamente la portada no es de lo mejor, pero bueno. Al menos de entrada la novela pinta interesante, sobretodo si tomaran el hilo de The Burning Crusade donde si que se dejaron muchas cosas en el tintero.

Ojalá eso si puedan explotar lo suficiente la línea de TBC como para explicar detalles como:

- Su conocimiento sobre el cambio de bando de Kael'thas. ¿Cómo lo supo y por qué sólo prefirió visitarlo en vez de atacar?

- ¿Por qué si el relicario de almas del Templo Oscuro era una fuente de magia tan poderosa que incluso podía suplir la sed de magia, no se la entregó a Kael? ¿Pensó hacerlo cuando su plan llegase a tomar mejor forma o simplemente se lo guardo?

- Poder conocer mejor su relación con Lady Vashj y saber si es que su alianza era verdadera o sólo de mutuo beneficio para ambas partes; para los planes de Illidan y Azshara por otro lado, suponiendo que Vashj fuese su emisario para con él.

- Sus razones detrás de su hostilidad hacia Shattrath y sus ocupantes, así como la Horda y la Alianza, siendo que todas tienen el mismo enemigo común: la Legión Ardiente.

- Su relación con Maiev y porque prefirió mantenerla como prisionera en vez de ejecutarla. ¿Acaso tenía planes para ella también?

- La verdadera influencia que tuvo la calavera de Gul'dan en él.

- Su relación con Kil'jaeden.

Y seguro me dejó muchas otras interrogantes que dejó TBC sobre Illidan y sus acciones a lo largo de la expansión.

Al menos la novela saldrá en marzo y no parece ser que vaya a sufrir retrasos como el caso de Chronicle: Volume I.

  • Me Gusta 2

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Ohh, fantástico. Illidan es uno de mis personajes favoritos desde que conozco este universo. Espero que aclaren todos los asuntos que menciona Lion y también haya una conexión con Legión.

-Que le ocurre después de su supuesta muerte en TBC y como es que aparece en ese "estado de suspensión" en la intro de Legión. Resulta evidente que tuvo ayuda. Quien lo ayudo? Por que lo hizo?

-Supo Illidan de todo lo que se orquestaba en su contra? Fue todo parte de su plan para "desaparecer"? (Con esto, me refiero a las traiciones que sufrió, lo llevó a su caída y posterior desaparición. Ya que Kil'jaeden le había dado una última oportunidad de destruir al rey Lich, y falló.)

-Y, no se si esto ya fue respondido por allí: Como sobrevive tras enfrentarse a Arthas?

No se me ocurre otras interrogantes por ahora...

  • Me Gusta 1

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Me acabo de fijar que el escritor es william king ¿es el mismo william king que escribio los 7 primeros libros de gotrek y felix?. Si es la misma persona entonces dire que la calidad de las novelas del wow van a subir muchisimo, este escritor fue contratado para hacer algunos microrelatos que se incluyen en los libros de warhammer fantasy, en uno de los microrrelatos hablaban sobre gotrek y felix, y decidio escribir sus propia novelas (hay como 15 pero las 7 primeras que son las buenas son las de William KIng). Dichos libros (solo he leido alguno suelto) me parecieron bastante buenisimos y con una imersion increible.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Si bien recuerdo, sí, es ese mismo William King. Por eso algunas personas creen que las novelas de Warcraft por un lado, y las de Starcraft por el otro, mejorarán su nivel.

De Starcraft poco puedo decir, pues ninguna me ha disgustado. Siquiera la última que fue publicada. World oficial Warcraft en cambió si que necesita de una buena novela tras lo infumable que era Crímenes de Guerra... xD

Enviado desde mi CHC-U03 mediante Tapatalk

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Según Proenix, el libro saldrá en España en Marzo del 2016. Ganas aumentando a leer después de haberos leído los adelantos ?.

Fuente:

Debes tener Rango Rolero, con Cuenta de Juego, o superior para ver este contenido.

Enviado desde mi SM-G928F mediante Tapatalk

  • Me Gusta 1

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Dejo a continuación, la reseña oficial que se ha subido a Amazon hace ya unos cuantos días:

[blizz]No estais preparados.

Illidan Tempestira es uno de los seres más poderosos que ha pisado las tierras de Azeroth, pero también es uno de los más incomprendidos. Detrás de su leyenda, bajo su enigmática visión, yace una mente brillante cuyas maquinaciones son comprendidas por pocos - y confiadas a una minoría. El justo reinado de justicia y venganza de Illidan ha comenzado, tomando la impresionante aventura, intriga y heroísmo de World of Warcraft a un nuevo nivel.

Hace mucho tiempo, el hechicero elfo de la noche, Illidan, se infiltro en la demoniaca Legión Ardiente para evitar su invasión de Azeroth. En vez de aclamarlo como un héroe, su propia gente lo nombro el Traidor, cuestionando sus intenciones luego de haber aparentado ayudar a los señores demoniacos. Por diez mil años, él languidecio en prisión - denigrado, aislado, pero jamas olvidando su propósito.

Ahora la Legión ha vuelto y solo hay un campeón que realmente puede enfrentársele. Liberado de sus ataduras, Illidan se prepara para la confrontación final en el mundo alienígena de Draenor, reuniendo un ejército compuesto de grotescos orcos viles, nagas serpentinos, astutos elfos de sangre y retorcidos cazadores de demonios a su lado. Solo él conoce los profundamente escondidos motivos que mueven su mano; solo él entiende el verdadero precio a pagar para acabar con los enemigos de la creación. Pero como en el pasado, es asaltado por quienes consideran sus intrigas como una cinica búsqueda de poder, incluyendo la elfa de la noche, Maiev Cantosombrio, su antigua carcelera. La Guarda Cantosombrio y sus Vigilantes lo han perseguido a Terrallende para obtener retribución por sus crímenes y ella no descansara hasta que Illidan este bajo custodia... o bajo su tumba.[/blizz]

Ya con esto queda claro que la novela actuara como la novela de Arthas, aunque tocando el arco de The Burning Crusade como ya fue confirmado previamente. Solo espero que no vayan a pintar a Illidan como un héroe incomprendido, cuando en realidad el personaje es más un martir que un héroe en si; es el perfecto ejemplo de que el fin justifica los medios (o no necesariamente) y que el camino al infierno esta lleno de buenas intenciones. Pero bueno, solo queda esperar.

  • Me Gusta 2

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Ha sido el turno de Random House Books de dar una muestra de la futura novela de Illidan, la cual se compone de un preludio y dos capitulos:

Debes tener Rango Rolero, con Cuenta de Juego, o superior para ver este contenido.
.

[bLIZZ]PRELUDIO

SEIS AÑOS ANTES DE LA CAÍDA

La antigua oscuridad a su alrededor no le impidió ver más que lo que la ausencia de sus ojos le permitía. Había sido un hechicero en el pasado, uno grandioso. Su mirada espectral revelo cada pulgada de su celda con mucha más claridad que sus ojos de carne podrían haber hecho jamás.

Él podía explorar esta prisión incluso sin ellos. Conocía cada piedra en el suelo, cada encantamiento que lo aprisionaba. Él los conocía tan solo por su mirada, no por el tacto. Él sabía que sus pisadas crearían un eco con cada una de las nueve pisadas que le tomaría moverse a través de su cámara. Sintio los flujos de magia a su alrededor. Hechizo tras hechizo, encantamiento tras encantamiento, su poder quebrantador de alma no tenía más propósito que uno solo: asegurarse que permaneciera enterrado allí, olvidado y sin perdonar.

Aquellos que lo habían encarcelado pretendieron que este lugar fuera su tumba. Se habían olvidado de él con el paso de los milenios. Deberían de haberlo matado. Habría sido más generoso. En vez de eso, le dejaron vivir, pretendiendo misericordia. Lo que había permitido a aquellos que lo habían encerrado – como su hermano, Malfurion Tempestira y Tyrande Susurravientos, la mujer que amó – sentirse mejores consigo mismos.

Largos siglos habían pasado sin él poder escuchar la voz de otra criatura viviente. Solo sus carceleras, las Celadoras, hablaban con él ocasionalmente, y él había aprendido a odiarlas. Sobretodo a aborrecer a su líder, la Celadora Maiev Cantosombrio. Ella le visitaba más que cualquier otro, temerosa de que pudiera escapar a pesar de todas las precauciones que sus captoras habían tomado. Alguna vez ella lo había querido muerto. Ahora era su tarea en vida el encargarse de que permaneciera encerrado cuando el resto lo había olvidado.

¿Qué fue eso? ¿Un débil tremor en el anillo de los hechizos vinculantes?

Imposible. No había ningún escape de este lugar. Siquiera en la muerte. Los hechizos curaban cualquier tipo de daño que él pudiera autoinflingirse. La magia lo mantenía con vida sin la necesidad de agua o comida. Esas cadenas habían sido elaboradas por maestros, tan ajustadas y entrelazadas tan profundamente que solo podrían ser deshechas por aquellos que lo habían enterrado vivo. Y ellos nunca harían eso. Tenían demasiado miedo de soltarlo y justificadamente.

Él había pensado por siglos en lo que le haría a quienes lo habían encarcelado. Tiempo era lo único que tenia. La duración de su encierro empequeñecía todos los años que había estado libre. Si él no hubiera sido quien era, se habría vuelto loco.

Tal vez lo estaba. ¿Cuántos miles de años habían pasado desde que fue encerrado? Había perdido la cuenta. Eso era lo peor de todo. Milenios gastados en la oscuridad, atrapado en su celda, incapaz de poder realizar más de nueve pasos en cualquier dirección. Él, que había cazado demonios a través de los yermos sin caminos de Azeroth, había sido confinado en un lugar en el que siquiera él habría dejado a un animal.

Lo habían sentenciado a esto cuando todo lo que había hecho fue intentar sobreponerse a su enemigo común. Él se había infiltrado en la Legión Ardiente, el enemigo jurado de su gente – no, de su mundo. Él había intentado deshacer el daño que los invasores demoniacos habían causado.

¿Había sido recompensado por eso? ¡No! Había sido enterrado con vida. Su gente había asumido que él era un perjuro, un traidor. Lo habían aclamado como a un héroe una vez, pero nadie hacia eso ahora. Si él era recordado siquiera, su nombre seria una maldición.

¿Fue ese el sonido de armas chocando? Hizo a un lado el pensamiento. Se negó a dejar que la esperanza se apoderara de su pecho. No había nadie allá afuera que lo quisiera libre. Su familia y sus amigos se habían vuelto en su contra cuando él había intentado recrear el Pozo de la Eternidad, la antigua fuente de magia de los elfos de la noche, en el Monte Hyjal. Los únicos que quizá querrían que escapara eran los demonios. Sus carceleras lo matarían antes de dejar que eso pasara. Y en tanto las defensas permanecieran en su lugar, él no podría hacer nada para detenerlas.

Pero ahí estaba otra vez. Otro tremor en los flujos de magia a su alrededor. Los entramados de poder que lo habían confinado todo este tiempo estaban debilitándose. Levanto sus manos frente a su rostro, flecto sus dedos, alcanzando a utilizar la magia. Por primera vez en milenios, algo respondió, un hilo tan débil que él pensó que estaría imaginándolo. Llamo a sus hojas gemelas, las Gujas de Guerra de Azzinoth. Habían sido colocadas triunfalmente en las armerías fuera de su celda, burlándose de él, pero ahora las antiguas ataduras espirituales que las ligaban a él provoco que las potentes armas se materializaran en sus manos. El poder fluyo a través de ellas, iluminando las runas en sus hojas.

Su corazón latió con fuerza. Su boca se sintió seca. Había una posibilidad de libertad después de todo. Sujeto las gujas de guerra con fuerza. En el pasado habían asesinado demonios. Ahora matarían elfos. El pensamiento no lo perturbo como lo habría hecho alguna vez. Incluso encontraría placer en ello.

Nuevamente sus grilletes mágicos parpadearon. Los sonidos del combate venían de cerca. Algunas de las ataduras habían fallado. Tal vez habían sido profanados por la sangre derramada o arruinadas por los hechizos que había sentido que habían sido desatados en la batalla. La energía corrió por él a medida que sus ataduras se roían. Su corazón latía con fuerza. Su carne se estremeció. Se sentía como si pudiera exhalar fuego. Tras tan larga abstinencia, el flujo de poder era casi abrumador.

Sintió una presencia fuera de la entrada de su celda. Se preparo para atacar. Una voz hablo y era la ultima que habría esperado escuchar.

“¿Illidan, eres tú?” Pregunto Tyrande Susurravientos.

Todos sus sueños de venganza, todos sus planes de retribución, se desvanecieron como si los largos años de su encierro nunca hubieran ocurrido. Estaba sorprendido por el sentimiento, creyéndose haber fortalecido contra lo que fuera y quien fuera – especialmente ella.

Sus palabras estaban oxidadas luego de décadas en desuso.

“¡Tyrande… eres tu! Después de todos estos años que pase en la oscuridad, tu voz es como la luz pura de la luna en mi mente.”

Se maldijo por su debilidad. Esas no eran las palabras que se había imaginado diciendo en sus sueños de libertad y escape. Aun así se presentaron en sus labios sin habérselos pedido, la esperanza brotando de su pecho. Quizá ella había visto la equivocación que había cometido. Tal vez había venido a liberarlo, a perdonarlo.

“La Legión ha regresado, Illidan. Tu gente necesita de ti una vez más.”

Sus puños se cerraron en torno a sus armas. “¿Mi gente me necesita? ¡Mi gente me dejo pudrirme!” Su garganta se contrajo con rabia, ahogando más palabras. Los demonios habían regresado como él siempre supo que harían y su gente quería su ayuda. Una furia ardia a través de él, creando un gran vacío él y más poder fluia para poder llenar ese vacío.

No cabía duda – los hechizos que lo ataban estaban debilitados. Por sus acciones, por desatar su voluntad, Tyrande había ayudado a deshacerlos.

Concentro toda su furia y toda su frustración reprimida en un poderoso hechizo de desahogo. Por un momento, las debilitadas cadenas de magia resistieron, pero solo por un momento. Lentamente al principio, pero cada vez más rápido, las celdas de aprisionamiento temblaron. Él paso por entre las barras de su celda, destrozando la piedra.

Tyrande aguardo allí, hermosa como siempre, observando a Illidan. Los años no la habían cambiado. Seguía siendo alta, con una piel violeta pálido y cabello azul, grácil como una bailarina del templo y encantadora como la luna al salir sobre Nordrassil. Apestaba a sangre y magia desatada. Debió de haber visto su furia, pues se hizo a un lado, incapaz de mirarlo. Eso le dolía más que cualquier otra cosa, verla encogerse después de la ultima vez que se habían visto tras todos estos largos años.

“Porque una vez me importaste, Tyrande, cazare a los demonios y derrotare a la Legión.” Descubrió sus dientes al gruñir. “¡Pero nunca debere nada a nuestra gente!”

Ella encontró su mirada por primera vez. Las emociones vacilaban sobre su rostro. Esperanza. Miedo. ¿Eso era pena o resentimiento? Él no estaba seguro y se despreció por darle tanta importancia en lo que ella pensaba. ¡Lo que ella pensara no importaba nada para él! ¡Nada!

“¡Entonces apresurémonos a la superficie! La corrupción de los demonios se extiende a cada segundo que perdemos.”

Y eso fue todo. Todo el saludo que él iba a tener después de los largos y desperdiciados milenios. Sin disculpas. Sin remordimiento. Ella había ayudado a expulsarlo a ese horroroso lugar y ahora ella necesitaba su ayuda. Y lo peor de todo es que él se la daría.

* * *

Cuerpos yacían tirados fuera de su celda. Era obvio que había ocurrido una dura batalla allí y que Tyrande había tenido que abrirse paso a la fuerza para liberarlo. Ella debía de estar verdaderamente desesperada para llevar a cabo tal acto. Viendo la enorme carcasa del guardián de la arboleda, él se percató de que si la Legión Ardiente había regresado, había razón para estarlo. La Legión destruía mundos del mismo modo que los ejércitos destruían ciudades.

“¿Tú lo mataste?” Pregunto Illidan, señalando el cadáver de Califax.

“Lo hice,” dijo Tyrande. “El guardian de la arboleda no iba a liberarte.”

Illidan se rio. “Maiev se enfurecerá. Él era uno de sus favoritos.”

El rostro de Tyrande se ruborizo. “Esta no es una razón para reírse,” dijo ella.

“He tenido muy pocos motivos para alegrarme en los miles de años que me encerraron. Perdóname si mi sentido de humor parece un poco afectado.”

“Diez mil,” dijo ella.

“¿Qué?”

“Han pasado más de diez mil años desde que fuiste aprisionado.”

La risa murió en sus labios. El peso de sus palabras lo presiono como el peso del mundo sobre sus cabezas.

“Tanto tiempo,” dijo él con una voz suave. Observo la antigua cámara de su prisión, siguió la amalgama de hechizos que lo había retenido. Alargo sus zancadas, determinado a dejar ese lugar y nunca regresar.

¿Por qué me liberaste realmente?” Pregunto él, aun esperando que ella pudiera mostrar una pizca de remordimiento por lo que había hecho.

“Como dije, la Legión Ardiente ha regresado. Nadie sabe más de ellos que tú. Nadie ha acabado con tantos demonios.”

“¿No temes mi traición, entonces? Recuerda, soy llamado ‘el Traidor.’”

“Fuiste un traidor, pero al final escogiste el bando correcto.”

Él señalo a sus alrededores con una de sus manos tatuadas. “Y mira donde me llevo.”

“Podrías estar muerto. Como muchos otros de nuestra gente.”

“Nuestra gente. Sigues mencionando a nuestra gente. Ellos no eran nuestra gente. Ellos son tu gente.”

“¿Nos odias entonces?”

“Sí,” dijo él. Sus labios se retorcieron en una mueca de burla. “Pero afortunadamente para ti, odio aun más a los demonios.”

Ella asintió como si él hubiera confirmado algo que ella quería escuchar. La sospecha se apareció momentáneamente en su mente. Él había estado encerrado no por un falso acto de misericordia, sino porque ella sabía que algún día lo volverían a necesitar. Él había sido almacenado allí como un arma es guardada en una armería.

Adelante él sintió a un ser de un enorme – y familiar – poder, su hermano. Él debía haber supuesto que donde fuera que Tyrande estuviera, su amante, Malfurion, estaría cerca. El cuerpo de Illidan se tensó, preparado para lanzarse a la batalla.

Su compañera lo sintió también. Se apresuro hacia adelante y entonces se detuvo, atrapada por la poderosa presencia del archidruida Malfurion Tempestira. El hermano de Illidan era enorme. Una cornamenta sobresalía de su cabeza. Su apuesto rostro tenía una mirada de consternación al ver a Illidan libre. Claramente el archidruida no había venido en ayuda de Tyrande.

Cuatro Druidas de la Garra flanquearon a Malfurion, cada uno en la forma de un oso. Ellos flexionaron sus garras y gruñeron a Illidan. Habían sido destacados allí para prevenir su escape y parecían aun determinados a hacerlo.

“¡Mal!” Dijo Tyrande.

Illidan lucho por contener su ira. Allí estaba el hermano que lo había condenado. Sus palabras, cuando él los encontró, fueron acidas. “Ha sido una eternidad, hermano. ¡Una eternidad gastada en la oscuridad!”

Malfurion le observo igualmente. “Fuiste sentenciado a pagar por tus pecados, nada más.”

La hipocresía de ello era sorprendente. ¿Qué clase de hermano condenaría a su propia carne y sangre a ser sepultado por diez mil años? “¿Y quién eras tú para juzgarme? ¡Luchamos contra los demonios codo a codo si lo recuerdas!”

La tensión crepitaba en el aire entre ellos. En ese momento, ambos estaban listos para luchar, para matar.

“¡Suficiente los dos! Lo hecho, hecho esta.” Grito Tyrande.

Ella concentro toda su atención en Malfurion. “¡Amor mío, con la ayuda de Illidan, haremos retroceder a los demonios una vez más y salvar lo que queda de nuestra amada tierra!”

Malfurion sacudió su cabeza. “¿Siquiera has considerado el costo, Tyrande? La ayuda de este traidor puede condenarnos a todos antes del final. No tendré nada que ver en esto.”

Illidan mantuvo su rostro impasible. Su propio hermano obviamente aun creía que él era nada menos que un monstruo, una marioneta de la Legión. Él le demostraría. Le demostraría a todos que los demonios no tenían poder sobre él.

“Acobárdate en tu debilidad e indecisión entonces, hermano, pero hazlo en otro sitio,” dijo Illidan. “Tengo trabajo que hacer y poco tiempo para hacerlo.”

Illidan desato una descarga de energía del poder que había estado recuperando sostenidamente, lanzando a aquellos a su alrededor hacia los muros de piedra. Avanzo a través de las ofuscadas formas y salió fuera de su prisión, consciente en su corazón que antes de que esto terminara, él seria llamado “Traidor” una vez más y se lo merecería.

Nunca más iba a ser aprisionado otra vez.

[/bLIZZ]

[bLIZZ]CAPITULO UNO

CUATRO AÑOS ANTES DE LA CAÍDA

Meteoros verdes se abrieron paso a través de las oscuras nubes que habían oscurecido perpetuamente los cielos sobre el Valle Sombraluna. El suelo templo a medida que las ornamentadas maquinas de asedio demoniacas en los muros del Templo Oscuro hicieron llover la muerte sobre las fuerzas de los elfos de sangre del Príncipe Kael’thas Caminante del Sol, cubriendo la tierra roja de Terrallende con sus cadáveres. A pesar de sus perdidas, los elfos presionaron hacia adelante, determinados a tomar la ciudadela de Magtheridon, señor de Terrallende, el gobernador de la Legión Ardiente en ese mundo devastado.

Illidan se detuvo por un momento y estudio el Templo Oscuro. Para ojos inexpertos, las defensas podrían parecer inconmensurablemente solidas, pero él vio que habían sido descuidados. Habían muy pocos vigías para la extensión de las inmensas murallas, los hechizos defensivos estaban comenzando a deshacerse y las tornapuntas metálicas de las puertas estaban manchadas con oxido y verdigrís. Los defensores respondieron lentamente, como si no pudieran creer que estuvieran siendo asaltados por una fuerza mucho más pequeña que la suya. Tal vez esperaban ser relevados por sus aliados demoniacos. Si así era, estaban condenados a ser decepcionados. Illidan y sus acompañantes se habían pasado los largos y calurosos días de Terrallende sellando los portales por los cuales los demonios eran invocados. Ninguna ayuda provendría de ellos.

Illidan miro al Príncipe Kael’thas. “Magtheridon se ha hecho fuerte con el pasar de los años, pero ha tenido muy pocos enemigos reales con los cuales combatir. Se ha vuelto decadente y displicente. Ese bellaco bullicioso no podrá rivalizar con nuestra astucia ni nuestra voluntad.”

El alto y bello elfo de sangre lo miro. La adrenalina del combate ardía en sus ojos. “Esta será una batalla gloriosa, maestro. Aunque las fuerzas de Magtheridon superan en enorme medida a las nuestras, vuestros guerreros están preparados para luchar hasta el final.”

Illidan espero que eso no llegara a ser necesario. Necesitaba hacerse con el Templo Oscuro y el señorío de Terrallende rápidamente si es que quería estar protegido de la venganza del señor demoniaco Kil’jaeden. Kil’jaeden había dado una tarea a Illidan luego de que él se hubiera reintegrado a la Legión Ardiente, destruir el Trono de Hielo y eliminar a un sirviente rebelde, y él no la había completado. El Embaucador no recompensaba la derrota. Además de cortar los refuerzos de la Legión, Illidan creía que cerrar los portales demoniacos podría entorpecer los intentos de Kil’jaeden para localizarlo. Hacerse con esta fortaleza le otorgaría una poderosa base de operaciones para mantener cerrados los portales.

Un hechicero elfico levanto su mano y lanzo una descarga de energía arcana hacia las murallas. Precariamente mantenidas o no, las defensas fueron suficiente para prevenir que alcanzara las maquinas de asedio. Una bola de fuego formo un arco en dirección al mago, destrozando la tierra rojiza a medida que los defensores buscaban mantener la distancia. Una compañía de los soldados de Kael’thas corrió en dirección a los muros para refugiarse.

Illidan oprimió sus puños a medida que sintió los demonios dentro del templo. En este mundo alienígena de Terrallende podía sentir la tentación de la magia demoniaca aún más fuerte de lo usual, especialmente después de que había consumido la potencia dentro de la Calavera de Gul’dan. La oleada de energía maligna proveniente de ese artefacto lo había transformado, cambiando tanto su forma física como la intensidad de su poder, aunque lo había hecho perder el equilibro por meses. Doblo sus alas demoniacas recientemente adquiridas, ganándose una mirada preocupada del Príncipe Kael’thas. Illidan respiro hondo y se obligó a permanecer en calma (...)[/bLIZZ]

Aun no he podido terminar de traducir todo el primer capitulo, aunque se nota que el autor se ha basado en la campaña de Warcraft 3 The Frozen Throne, pues describe el suelo del Valle Sombraluna como rojo, tal y como se veia en el juego, en vez del negro que se ve en TBC.

  • Me Gusta 2

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Como ocurrio con Cronica, algunas personas han recibido una versión adelantada de la novela Illidan. Entre dichas personas se encuentra el famoso Chico de la Camiseta Roja (Red Shirt Guy), así como también Nobbel87, y ambos han desvelado algunos detalles de la novela. Aunque el primero más que el segundo, claro esta:

- La historia es bastante oscura. Red Shirt Guy llega a catalogarla como una de las más oscuras que han sacado hasta ahora para Warcraft.
- Nobbel87 más o menos da la misma visión, añadiendo el hecho de que la novela no tiene ningun tapujo en ponerse descriptiva incluso para las batallas, siendo algo gore ocasionalmente.

Pero ya dejando de lado las percepciones, en las cuales ambos concuerdan que vale la pena leerla, vamos a por los spoilers:

- El mundo natal de los Nathrezim o Señores del Terror se llama Nathreza.

- Nathreza es descrito como un mundo lleno de ciudades gigantescas y brillantes torres de obsidiana, todas corruptas por Magia Vil como es de esperar.

- Los mundos que pertenecen a razas que componen la Legión Ardiente no son destruidos, sino que se mantienen intactos y poblados.

- Estos mundos que son mantenidos por la Legión componen aquellas "areas cubiertas de forma significativa por Magia Vil" descritas en Cronica Volumen 1.

- Si un demonio es asesinado en Nathreza, en Argus u otro mundo perteneciente a la Legión Ardiente, este muere de forma permanente. Tal y como es en el caso de que un demonio sea eliminado en el Vacío Abisal.

- El plan maestro de Illidan era invadir Argus y asesinar a Archimonde y Kil'jaeden allí mismo.

- El plan de Illidan habria funcionado de no ser por la raid que se encargo de darle su merecido en TBC.

- La novela confirma la primicia de que existe una sola Legión Ardiente en todas las realidades, detallando como es que esto ocurre y señalado que Archimonde seguia con vida a pesar de su muerte al final de Warcraft 3.

- Illidan no es retratado como un héroe. Un cazador de demonios de la novela llamado Vandel, segun Red Shirt Guy, describe muy bien como se plantea a Illidan en la novela: "Yes, Illidan's a madman, but he's the only one capable of defeating the Burning Legion so that's we follow him." / "Sí, Illidan esta loco, pero él es el unico capaz de derrotar a la Legión Ardiente y es por eso que lo seguimos."

- El libro tampoco es amable con Maiev. Llega a tal punto que Akama dice que ella no es mejor que Illidan siquiera.

- Mientras los jugadores realizaban las quest en TBC, Illidan y su ejército de Cazadores de Demonios lograron asestarle a la Legión Ardiente un golpe tal que represento una gran derrota que no habían sufrido en milenios: esta derrota fue que Illidan y sus Cazadores de Demonios destruyeron Nathreza, el mundo natal de los Nathrezim, utilizando uno de los portales que destrozo Draenor.

- La victoria de Illidan sobre los Nathrezim en Nathreza fue sencilla, especialmente porque los demonios que allí exterminaban jamas retornaban.

- Lamentablemente, no hay muchos detalles con respecto a la traición de Kael'thas. Aunque la novela señala que este se apartaria de Illidan e iria por su propio camino poco después de los hechos de Warcraft 3 The Frozen Throne tras una incursión a la Tormenta Abisal, es decir, se sobreentiende que Kael'thas practicamente dejo de servir directamente a Illidan durante los días en que asalto el Castillo de la Tempestad.

- Hay una línea que puede implicar algo con respecto al destino de Illidan en Legión: es señalado en la novela que si el alma de Illidan llegara a ser separada de su cuerpo, este jamas podria revivir y permaneceria atrapado como un espiritu por toda la eternidad, y hasta donde se sabe, la razón de que el Torreon Grajo Negro este maldito, se debe a que Gul'dan separo el alma de Illidan de su cuerpo y esto libero tal cantidad de energía, que desperto a los espiritus que allí se encontraban.

- La rebelión de Akama contra Illidan fue producto de un simple malentendido. Akama creia que Illidan servia a la Legión Ardiente, pues no creia que Illidan estaba mintiendole a Kil'jaeden cuando este se mostraba dispuesto a obedecerlo. Mientras que Illidan se encargo de que Akama no supiera que en realidad estaban combatiendo a la Legión Ardiente, pues este temia que Kil'jaeden pudiera leer la mente de Akama y descubrir la traición de Illidan.

  • Me Gusta 7

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

La verdad es que con todos estos Spoilers se me está haciendo super interesante la novela y siempre me gustó el personaje de Illidan, ahora me está molando más jajaja

Lo que cuenta sobre la Legión Ardiente, los mundos de estos y que el maldito Illidan consiguió petarse Nathreza, uhou!

Habrá que comprarla y leerla, ñañaña

  • Me Gusta 2

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Solo para apoyar lo ya dicho por Lyon:

  • Los Cazadores de Demonios destruyeron Nathreza. De una forma similar a como Ner'Zhul lo hizo con Draenor.
  • ¿os acordais del lugar donde tenia Illidan esas concubinas? aparentemente tiene una explicacion. Lei que era porque Illidan queria olvidarse de Tyrande. Aunque no estoy seguro.
  • Me Gusta 4

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

En lo personal, la novela efectivamente luce interesante y me gusta ese detalle de que Illidan no sea retratado como un héroe incomprendido, sino como alguien que basa su lucha en la idea del fin justifica los medios.

Además de que los spoilers relacionados con la Legión Ardiente lucen interesantes y Red Shirt Guy mencionó que la novela también abarca el porque Illidan se enemisto con los Sha'tar en vez de aliarse a ellos considerando que la Legión es su enemigo común, siendo está enemistad lo que llevaría al asalto sobre el Templo Oscuro que frustró los planes de Illidan.

Por otro lado, me encanta el detalle irónico de que sin saberlo en ese momento, los llamados 'héroes de Azeroth' favorecieron a la Legión Ardiente e incluso permitieron que los hechos que llevaron a la Furia de la Fuente del Sol se desarrollarán al acabar con Illidan.

Al final es cierto que nadie sabe para quien trabaja xD

Enviado desde mi CHC-U03 mediante Tapatalk

  • Me Gusta 3

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

He aquí algunos spoilers más:

- El ataque a Shattrath que iban a realizar los elfos de sangre liderados por Voren'thal, quienes se rendirian una vez fuera de la ciudad para convertirse en los Arúspices, nunca fue un plan de Illidan. Al contrario, el intento de ataque contra la Ciudad de Shattrath fue netamente un plan de Kael'thas, seguramente para cuando ya no estaba siguiendo a Illidan.

- Maiev intento pedirle ayuda a los Sha'tar y a los Aldor, especificamente a A'dal y a Ishanah para combatir a Illidan, pero estos se negaron dado que no veian a Illidan como un enemigo al este estar combatiendo a la Legión Ardiente.

- Cuando esto ocurria, Illidan ya se encontraba creando nuevos orcos viles en la Ciudadela del Fuego Infernal en la Peninsula del Fuego Infernal. Así como creando y reforzando a sus Naga en la Marisma de Zangar.

- Los Arúspices, al contrario, si estaban dispuestos a ayudar a Maiev en su lucha contra Illidan, pero esta se nego argumentando que nunca aceptaria la ayuda de los Elfos de Sangre.

- Illidan realmente tenia pensado devolverle el Templo de Karabor a Akama y sus Tábidos para que lo volvieran a convertir en un templo dedicado a la Luz, simplemente no lo había al principio de todo pues queria utilizar el Templo Oscuro como la punta de lanza de su ofensiva contra la Legión Ardiente; el sitio desde donde lanzara su ofensiva nada más.

- Cuando Illidan se entero de que Akama pensaba traicionarle, Illidan crea la Sombra de Akama, la cual solo puede afectarle a él. El fin de esta creación era que si Akama se atrevia a volverse contra Illidan, Illidan permitiria que la entidad poseyera a Akama y de este modo este continuara siendole fiel. Esto principalmente por el hecho de que sus Tábidos guardaban un gran respeto hacia Akama, y de tal forma podia seguir contando con su alianza y sus fuerzas.

- Akama eventualmente se daria cuenta de que Illidan si estaba luchando contra la Legión Ardiente realmente, pero para cuando lo descubre ya es demasiado tarde.

- La Maiev que se ve en la novela es muy simil a la Maiev vista en Corazón de Lobo.

- Maiev es quien dio el golpe final a Illidan.

- Cuando Maiev confronta a Illidan, esta dice que él finalmente sera llevado ante la justicia. Akama, en cambio, le contradice señalandole que no es justicia realmente si es ella quien piensa asesinarlo.

- A pesar de lo ocurrido, Maiev considera seriamente asesinar a los jugadores tras haber acabado con Illidan por esta considerar que le habían robado su muerte. Sin embargo, valiendose de su fuerza de voluntad, logra contener su rabia.

- Los jugadores, así como la Horda y la Alianza, son retratados como los villanos o al menos, los equivocados en la novela. Illidan ve a los jugadores como tontos equivocados que sin saberlo, estan arruinando su mejor oportunidad para librarse de la Legión Ardiente y realizando la tarea de esta facción sin saberlo.

- De todos sus consejeros, Illidan sentia un verdadero aprecio por Lady Vashj, pues consideraba que de todos, ella realmente profesaba un sentimiento de lealtad hacia él. Aunque cuando se entera de su muerte, no le da importancia.

- Illidan posee una cicatriz dejada por su duelo con Arthas en el Glaciar Corona de Hielo. Allí donde le alcanzo Agonía de Escarcha, Illidan siente que logro robarle un fragmento de su alma.

- No son pocos los personajes que señalan que Illidan esta loco, llevando incluso al propio Illidan preguntarse a si mismo si es que lo esta.

- Cuando los Sha'tar deciden volverse contra Illidan, este lo considera como una traición por parte de los Naaru y Maiev queda molesta, y confundida, por el hecho de que no le ayudaran cuando pidio su ayuda, pero de todas formas decidieran atacar a Illidan luego.

- Los orcos viles de Terrallende inmediatamente comienzan a seguir Illidan luego de que este derrotara a Magtheridon, dado que los orcos viles viven bajo la idea de seguir solo al más fuerte.

- Illidan estaba a punto de invadir Argus cuando los Sha'tar se presentaron a las puertas del Templo Oscuro, forzando a Illidan a optar por el Plan B que era invadir Mardum y obtener la Llave de Sargerita, lo cual corresponde a los sucesos que se ven en la experiencia introductoria del Cazador de Demonios en Legión.

- Illidan posee las memorias de Gul'dan y fue gracias a estas que supo de la existencia de mundos como Nathreza o Argus.

- Illidan detesta tanto a la Horda como a la Alianza, aunque siente mayor odio hacia la Alianza por negarse a realizar acciones moralmente ambiguas por un bien mayor. Llega a señalar que si llegara a presentarse ante ambas facciones y les dijera que no era su enemigo, que en realidad esta combatiendo a la Legión Ardiente, la Horda no le creeria. La Alianza, por otro lado, podria llegar a creerle, pero de todas formas tratarian de detenerlo porque segun ellos habria ido demasiado lejos.

- Illidan no estaba seguro de si Archimonde se hallaba realmente en Argus o aun encontraba regenerandose en el Vacío Abisal.

- El plan de Illidan para invadir Argus era abrir un portal directamente en la sala del trono de Kil'jaeden y atacarlo junto a todos sus Cazadores de Demonios, así como también a Archimonde en caso de encontrarse allí. De haber tenido exito en ese ataque, al cerrarse el portal utilizado por Illidan y sus fuerzas, este habria tenido el mismo efecto que tuvo el portal que abrieron para llegar a Nathreza, lo cual se sobreentiende que es destruir el mundo.

- Cuando Illidan fue enfrentado en lo alto del Templo Oscuro, se encontraba practicamente en su lecho de muerte y no estaba combatiendo siquiera a un cuarto de todo su poder.

Otros detalles o menciones sobre la novela que realiza Red Shirt Guy son:

- La novela se basa en los puntos de vista de los personajes. Principalmente cuatro: Maiev, Akama, Illidan y Vandel. Algo similar a los POV's de las novelas de Canción de Hielo y Fuego.

- Vandel es un cazador de demonios elfo de la noche, creado principalmente para la novela, pero con importancia en la trama dado que es su oficial más confiable y el segundo al mando de sus cazadores de demonios.

- Algunos spoilers que da son vagos puesto que detallarlos implicaria desvelar arcos argumentales importantes dentro de la novela. Por ejemplo, el que Illidan estuviera practicamente sin toda su capacidad al momento de cuando ocurre el asalto al Templo Oscuro. El porque en ultimo momento decide cambiar sus planes de invasión a Argus por Mardum, entre otros.

- El final de la novela, considera él, puede ser bastante controversial y generar opiniones divididas, pues implica una revelación y un giro tan grande como la inclusió de los Void Lords en Cronicas Volumen 1.

- La novela, como es de esperar, retconea o explica mejor algunos detalles mencionados en TBC, como el hecho de que supuestamente Illidan había esclavizado a los Tábidos.

- La novela efectivamente abarca todo lo que ocurria tras bambalinas durante TBC. Sin embargo, hay algunos detalles que pasa por alto. Por ejemplo, no se menciona para nada la verdadera razón de por qué los Naaru deciden atacar a Illidan eventualmente. Se puede creer que quizá, como los Sha'tar atacan el Templo Oscuro con un ejército compuesto de Aldor y Arúspices con miembros de la Horda y la Alianza, fueran los miembros de estas dos ultimas facciones (especialmente los jugadores) quienes lograran convencer a los Naaru de atacar a Illidan, especialmente tras lidiar con algunas de sus maquinaciones al cruzar el Portal Oscuro.

- A raiz de la entrada de Sylvanas en Legión, hay quienes han mencionado que el arco argumental de Sylvanas seguira el mismo arco argumental de Kerrigan. Es decir, que eventualmente se redimiria, pero Red Shirt Guy menciona que no. Que se deja entrever en la novela que su trama sera completamente distinta y definitivamente Sylvanas no es Kerrigan. Eso si, esto no significa que Sylvanas sea mencionada en la novela o tenga un papel en ella.

  • Me Gusta 2

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Os explico lo que quizo decir Insane Guy of Doom AKA Red Shirt Guy con lo de que "Sylvanas no es Kerrigan"

Lo que quizo decir era algo mas en plan "Illidan es Kerrigan" o algo asi. No se me ocurre otra forma de describirlo. Bueno, o Illidan o Maiev. Pero esta ultima esta peor que el primero. Por lo cual es mas probable que sea lo primero que dije. Si bien es cierto que la novela no retrata a Illidan como un heroe incomprendido. Si que explica su personaje como un anti-heroe en una zona gris-negruzca. Contrario al Illidan de TBC que estaba totalmente loco.

A todo esto. La trama de TBC apesta y se merece todos los retcons que le han dado. Ni pies ni cabeza.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Por desgracia me parece que ningún retcon de este libro ni de TBC reparará la negligencia que tuvieron también con el personaje de Kael'thas... Una muerte épica en el Castillo de la Tempestad, al menos era un buen final para el último de los Caminantes del Sol... Pero la basura de clavarle un cristal yonki solo para meter a alguien de su calibre en una mazmorra de 5 para que los cryers de la expansión que por mancos no podían verlo en la Raid, pudieran darle de ostias y robarle la toga... Fue para llorar de lo triste, como cargarse un personaje protagonista del Lore así (y no entraré en tema sobre el líder Tauren o Vol'Jin... Porque es más de lo mismo -_-u)

Por lo menos me alegro de que hayan hecho esto con Illidan. Siempre me gustó ese personaje y nunca conseguí fumarme la excusa barata del "se volvió loco" y por eso es muy maloso, porque no... El personaje siempre tuvo profundidad y yo lo siento pero su hermano Malfurion me parece un papanatas a su lado xD

Habrá que acabar comprando esta novela y al menos parece que después de la cagada de WOD, se han puesto las pilas en algunas cuantas cosas que nos han quitado el catastrófico disgusto.

Enviat des del meu LG-H815 usant Tapatalk

  • Me Gusta 1

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

La verdad se pone interesante, creo que blizzard ha hecho muy bien estar mucho tiempo sin escribir novelas (desde pandaria) ya que en mi opinion las dos ultimas fueron bastante... regulares. Además es un soplo de aire fresco que la este escribiendo el gran William King, el cual aunque solo he leido 3 novelas, y son del mundo de warhammer, se las recomiendo a quien le guste el tema fantastico ( las novelas son las aventuras de Gotrek y Felix).

 

 

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
On 19-03-2016 at 4:18, Natea dijo:

Por desgracia me parece que ningún retcon de este libro ni de TBC reparará la negligencia que tuvieron también con el personaje de Kael'thas... Una muerte épica en el Castillo de la Tempestad, al menos era un buen final para el último de los Caminantes del Sol... Pero la basura de clavarle un cristal yonki solo para meter a alguien de su calibre en una mazmorra de 5 para que los cryers de la expansión que por mancos no podían verlo en la Raid, pudieran darle de ostias y robarle la toga... Fue para llorar de lo triste, como cargarse un personaje protagonista del Lore así (y no entraré en tema sobre el líder Tauren o Vol'Jin... Porque es más de lo mismo -_-u)

Bueno, si tomamos en cuenta que se supone que el relato de 'La Sangre de los Altonato' fue escrita casi en la misma epoca que 'Intacto' fue escrita, principalmente para servir como relatos introductorios a las clases del Chamán y el Paladín en la Alianza y la Horda, a traves de los Draenei y los Elfos de Sangre, Blizzard ya tenia la idea de que Kael'thas terminara como termino. Especialmente porque se deja caer parte de su destino en el mismo relato:

"Lor'themar atravesó con su espada a la aberración putrefacta que tenía ante sí y miró hacia atrás, hacia Kael'thas. Bajo el resplandor púrpura de esas luces chispeantes, el príncipe parecía muy viejo y demacrado; un sinfin de arrugas surcaban su rostro, tenía los ojos hundidos y su aspecto era cadavérico. Pero eso duro muy poco tiempo, Kael'thas recuperó su apariencia anterior enseguida. Lor'themar se preguntó si se estaba volviendo loco a la vez que se giraba y atacaba a otro asaltante no-muerto."

Lo que si espero en lo personal, es que ya que The Burning Crusade esta tan relacionado con Legión, no solo aprovechen el hilo de Illidan por el mero hecho de que es un personaje importante en la nueva expansión, sino que también traten de reflotar la novela de Kael'thas que siempre se ha dicho que esta allí, pero que Blizzard nunca la ha hecho publicar y que cabe destacar, es del mismo escritor de la Sangre de los Altonato, Micky Neilson. Quien además anuncio ya su renuncia a Blizzard estos días, siendo este proximo 25 de Marzo el día que deja la compañia. Aunque afirmó que seguira trabajando para Blizzard como escritor, pero como freelancer y es obvio que si quisieran sacar ya la novela de Kael'thas, recurririan a él que fue quien la escribio.

Pero como digo, ojala aprovechen por completo Legión y no solo exploten la partida de Illidan, quien a juzgar por la novela queda claramente que no era el antagonista principal para nada, y da cierto sentido a por qué el primer parche de contenido involucro su caída. Se hace obvio que Kael'thas y/o Kil'jaeden eran en realidad los verdaderos antagonistas principales de TBC,  y seria interesante que Blizzard aprovechara de explotar la contrapartida de Illidan que es justamente Kael'thas, dado que la novela señala que este dejo de seguir a Illidan practicamente después de los sucesos de Warcraft 3 The Frozen Throne, lanzando el ataque contra Shattrath sin ninguna orden previa por parte de Illidan. De ese modo, podriamos entender exactamente la caída de Kael'thas quien en realidad, simplemente fue una victima más de Kil'jaeden, pues en la vista previa que se da de la novela se trata el capitulo en que toman el Templo Oscuro y Kil'jaeden se aparece ante Illidan, Lady Vashj y Kael'thas, señalando que Kil'jaeden podia practicamente leer la mente de otros, y concluye señalando que Kil'jaeden efectivamente detiene su mirada en Kael'thas, finalizando con la marcha del señor demoniaco y Kael'thas luciendo bastante confuso.

No quiero decir que ya por entonces Kael'thas evaluara sus elecciones, pero dado que Kil'jaeden es conocido como el Embaucador, no me extrañaria, y creo qeu se hace obvio, que Kael'thas fue manipulado por Kil'jaeden. Si al final creo que todos damos por hecho que Kael'thas no es era un villano en realidad, sino un martir. Alguien que trato de salvar a su pueblo de la extinción y hallar alguna cura a la sed de magia que los comenzo a afligir tras verse forzados a destruir la Fuente del Sol, algo que en el mismo trailer de la Furia de la Fuente del Sol él mismo señalaba que Illidan les había ofrecido nuevas fuentes de poder arcano, pero que aun así Illidan no tuvo en cuenta todos los detalles y que Kael'thas se había impacientado, comenzando a actuar en secreto.

Pero bueno, ya que dicen que la novela de Illidan incluso sirve más como una novela aparte de Legión y no como una novela puente, como fue el caso de Jaina: Mareas de Guerra, Devastación o Crimenes de Guerra, ojala Blizzard aproveche de hacer la contrapartida de la novela de Illidan, que seria idealmente la de Kael'thas y que nos permita conocer más de la Legión Ardiente, y saber cual fue el papel de Kael en todo su plan. Además de seguir aclarando toda la historia de TBC en Terrallende que tuvo bastantes sucesos tras bambalinas y por ahora, solo conoceremos aquellos que involucran el lado de Illidan, pero aun queda en la duda el otro extremo.

  • Me Gusta 3

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Buenas! Queria saber si alguien tiene alguno de estos en digital y en español:

-La guerra de los ancestros: El pozo de la eternidad (Novela)

-La guerra de los ancestros: El alma demoníaca (Novela)

-La guerra de los ancestros: El cataclismo (Novela)

-El ciclo del odio (Novela)

-Illidan (Novela)

-Tempestira (Novela)

-Jaina valiente: Mareas de guerra (Novela)

-El alba de los aspectos (Novela)

-Vol’jin: Sombras de la horda (Novela)

-Crímenes de guerra (Novela)

 

Si alguien lo tiene y puede hacerme el favor, mandemelo/s a mi correo [email protected]
Los demás los tengo para el que los quiera.

Desde ya, muchas gracias!

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
Guest
Este tema está cerrado para más respuestas.

  • Navegando Recientemente   0 miembros

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

Sobre Nosotros

Somos una Comunidad dedicada exclusivamente al Rol en World of Warcraft. Proporcionamos un punto de encuentro para compartir nuestra afición por el Lore de Warcraft.

×

Información Importante

Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puedes ajustar la configuración de tus cookies, si sigues adelante daremos por hecho que estás bien para continuar.