Jump to content
MundoWarcraft
Kyrie Eleison

[Lanzamiento] Nuevo Libro - World of Warcraft: Dechados

Mensajes Recomendados

Nuevo Libro - World of Warcraft: Dechados

World of Warcraft: Dechados, es un libro que recopila quince relatos y una novela corta ambientados en el mundo de World of Warcraft.

image_gallery?uuid=738a4e5f-c9e4-4cc3-8e60-6149d0175993&groupId=1727996&t=1372765801507

Novela. Precio y páginas por determinar.

Contiene World of Warcraft: Short Stories

World of Warcraft: Dechados es un libro que recopila quince relatos y una novela corta ambientados en el mundo de World of Warcraft. Son narraciones que inciden en diversos aspectos del mundo de Azeroth, protagonizados por miembros de las razas que lo habitan y por personajes clave en el desarrollo de este universo. Están escritos por autores como Micky Neilson, James Waugh, Sarah Pine, Marc Hutcheson, Dave Kosak o Steve Nix. La novela corta está inédita en España.

Escrito por: Micky Neilson y otros autores.

Fecha de venta: 09/2013

Para realizar la reserva:

Debes tener Rango Rolero, con Cuenta de Juego, o superior para ver este contenido.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

World of Warcraft: Dechados ha sido publicado en Alemania. Gracias a los aportes de la usuario Nazja, os posteo una reseña del primer capítulo de Sangre de los Altonatos (la novela corta inédita). Los siguientes capítulos los iré publicando en las siguientes horas.

Capítulo 1º

- Antes de la Segunda Guerra, la sacerdotisa Liadrin, su aprendiz Galell y el mago Dar'khan se hallan colgados boca abajo en una cabaña trol, habiendo caído prisioneros de los Amani cuando estaban investigando una Piedra Rúnica que no funcionaba. Lor'themar, otro prisionero, es traído luego y colgado junto a los primeros tres.

- Los elfos son dormidos (para que no escapen) por medio de unos vahos que un médico brujo prepara en un caldero en la cabaña. En ese sueño inducido, Liadrin tiene una visión de Galell muriendo y pensando en unos niños, de Dar'khan siendo un no-muerto y de Lor'themar siendo calcinado por el fuego.

- Tras despertar, tiempo después son interrogados por un cabecilla trol llamado Zul'jin: quiere saber cómo destruir las Piedras Rúnicas para debilitar a los elfos. Liadrin se siente aliviada pues sus inquietudes evidencian que los trols no son responsables del mal funcionamiento de la Piedra que ella iba a revisar. Zul'jin matará a Lor'themar, que poco debe saber y es el más reacio a hablar, y luego hará que los otros hablen.

- Zul'jin comienza a "tratar" a Lor'themar y entonces Galell logra liberarse. Usando una lanza de la tienda, mata a un trol, desatando una pelea en la que todos se liberan. Los trols son derrotados y Liadrin busca curar a Lor'themar, pero en su desesperación y miedo le cuesta invocar a la Luz y si la invoca esta es muy débil. Cuando Zul'jin, habiendo fingido estar inconsciente, toma a Galell del talón, el grupo de teleportado a un lugar seguro por Dar'khan.

(Tened en cuenta que este resumen está hecho en base al resumen inglés escrito, a su vez, en base a la versión alemana. Puede que alguna palabra o alguna escena haya sido mal traducida. Cuando se consiga la versión inglesa, se publicará una traducción española).

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Capítulo 2º

- Muchos años después del capítulo anterior, Liadrin mira desde la Aguja del Sol hacia Quel'Danas, sintiendo las energías de la Fuente del Sol. Se habla sobre la importancia de la Fuente para los elfos y de que sus ancestros debieron emigrar del otro lado del mar.

- Liadrin recuerda la ceremonia por la cuál Sylvanas Brisaveloz elevó el rango del forestal Lor'themar al de Anar'annalas (Lord Forestal) unos días atrás. En ella se le entregó la capa ceremonial fora'nal. La General Forestal había finalizado su discurso sobre Lor'themar, según recuerda Liadrin, diciendo "belono sil'aru, belore'dorei", ("Asume bien tus cargas, hijo del sol").

- Los padres de Liadrin murieron a manos de los Amani, por lo que ella fue criada por el Sumo Sacerdote Vandellor. Éste había instado en la ceremonia a que ella tuviera una relación con Lor'themar, mientras que el amigo de Vandellor, el Gran Magister Belo'vir, pensaba que Vandellor debe dejar de insistir que su hija adoptiva tenga algo con el anar'annalas, puesto que aquel nunca estuvo muy interesado en esas cuestiones. Liadrin ve a ambos como una pareja de viejos que se pelean y siempre la hacen reír.

- También en la ceremonia se había hecho presente el rey Anasterian, a pesar de su frágil salud, para felicitar a Lor'themar. Tras hacerlo, se había marchado rápidamente con sus asesores, visiblemente preocupado por algo que estos le habían dicho al oído. Liadrin no sólo había estado presente en esta reciente ceremonia, sino también cuando en otras ocasiones Lor'themar también subió de rango, como cuando fue nombrado Capitán Forestal.

- El actual Anar'annalas había luchado también en la Segunda Guerra, cuando Zul'jin se había unido a la Horda. En ese conflicto, el ejército invasor había logrado incapacitar las protecciones de las Piedras Rúnicas y usar sus poderes; sin embargo, el poder de la Fuente del Sol había escudado Lunargenta de todo daño. La Horda entonces había retrocedido para atacar a Lordaeron, siendo perseguida por Lor'themar y Alleria Brisaveloz, mientras Sylvanas había permanecido dirigiendo la limpieza de enemigos en los bosques.

- Anasterian había enviado sacerdotes y magos junto a los Errantes a los bosques, buscando eliminar de una vez por todas a los trols y orcos. La patrulla de Liadrin, comandada por Halduron, había logrado acorralar a un grupo de orcos y trols entre los que se encuentra Zul'jin. Tras matar al resto, los forestales y los demás elfos habían torturado durante todo el día a Zul'jin, pues al aliarse con la Horda había traído la muerte a muchos de sus seres queridos. Cuando al anochecer un elfo le había quitado al líder trol un ojo con un puñal, la sacerdotisa se había acercado a hablar a Halduron pidiéndole que parara con esa tortura innecesaria y lo matara.

- Mientras discutían en las proximidades del prisionero, una lanza desde la oscuridad había lastimado a Halduron y el campamento se había visto en medio de un ataque de trols Amani. Tras luchar y repelerlos, los elfos volvieron a las ruinas donde habían emplazado el campamento para sólo encontrar el brazo de Zul'jin encadenado; la lanza que había lastimado a Halduron ya no estaba. Liadrin recuerda que, por este hecho, Zul'jin se volvió una leyenda entre los trols de todo Azeroth y en años venideros, todos, especialmente los Amani, gritaban "¡Por Zul'jin!" como grito de guerra. Éste sin embargo, ha permanecido desparecido por más de 10 años.

- Tras dejar de recordar el pasado, Liadrin piensa en el presente. Galell se ha convertido en un notable sacerdote (algo encaprichado con ella, a pesar de que ésta lo ve como un hermano menor). También cree que Quel'Thalas hizo bien en aislarse del mundo, pues sino se habrían visto afectados por la peste que estaba extendiéndose por Lordaeron: mientras los elfos vivían tranquilos y con prosperidad, la muerte se extendía más allá de las fronteras thalassianas.

- A la Aguja del Sol llegan Lor'themar y Dar'khan. Ambos están preocupados por la seguridad del reino y piensan en lo que hizo la Horda durante la Segunda Guerra; ese conflicto demostró que no podían confiarse. Es por eso que ambos amigos han recurrido las Piedras Rúnicas y otras defensas mágicas para hallar las debilidades.

- Galell, que también se hallaba presente, dice que Dar'khan claramente usará el conocimiento de haber hallado esas debilidades para cuando se reúna con el Concilio de Lunargenta y buscará sacarle rédito: ser el próximo Gran Magister. Al oír esto, Dar'khan se pone nervioso. Liadrin reflexiona sobre cómo su amigo se ha vuelto un tanto egoísta pues todos sus amigos han ascendido a rangos de importancia: Lor'themar es Lord Forestal, Liadrin es Suma Sacerdotisa, Galell es Sacerdote; el mago en tanto a permanecido como un Magister.

- La reunión finaliza con una oración de Liadrin, recordándoles cómo, si no hubieran cooperado cuando habían sido capturados por los trols, ninguno de ellos viviría. Todos dicen al unísono "Todos o ninguno", pero la alegría de Dar'khan parece no venir del discurso de la sacerdotisa, sino por otras razones, más privadas.

* * * * *

- Tiempo después (entre semanas y meses), Liadrin se encuentra sobre la muralla de Lunargenta, observando una horda interminable de no-muertos. El Azote no pudo ser controlado por los humanos y se rumorea que el rey de Lordaeron murió a manos de su hijo. Sin embargo, los elfos se sienten a salvo en la ciudad: ni los dragones rojos lograron romper las barreras mágicas de la Fuente. Por si acaso, Galell y otros elfos cargaron a todos los niños de la ciudad en tres barcos y partieron hacia las tierras de los Martillo Salvaje.

- Un jinete humano, de cabello blanco, ordena a los elfos abrir las puertas a cambio de servidumbre eterna; sino, todos morirán. Con la Fuente del Sol y Anasterian de su lado, los altos elfos no pueden perder, así que no se rinden.

* * * * *

- Lor'themar y un grupo de forestales patrulla cerca de Zul'Aman. Por vibraciones en la tierra percibe que un gran ejército marcha por Quel'Thalas. Así, marcha a An'telas para verificar que la barrera mágica Ban'dinoriel (El Guardián de la Puerta) funcione, protegiendo Lunargenta e impidiendo a todo ser no elfo usar magia en Quel'Thalas.

- Al llegar a la locación, pueden verla; algo malo ha pasado, pues An'telas debería estar oculto con magia. El cristal esmeralda que funcionaba allí, el Ojo de Jennala, no se encuentra, y el suelo parece muerto, corrupto. Aunque el Ban'dinoriel puede sostenerse sin los tres cristales (los otros son la amatista Piedra de Hannalee y el safiro Cuerpo de Enulaia, y sólo facilitan que el escudo actúe), una sobrecarga podría denegarlo.

- El grupo marcha entonces a An'daroth al norte, pues moverse al sur a An'owyn es algo que no pueden permitirse: el ejército invasor sigue en el norte.

* * * * *

- En Lunargenta, Liadrin se siente enferma ante el hedor y la visión del ejército no-muerto. El jinete de cabello blanco (Arthas) sigue exigiendo la rendición de la ciudad, diciendo que es el mensajero del Apocalipsis. El Gran Magister Belo'vir le dice que incontables ejércitos han intentado tomar Lunargenta y siempre han fallado.

- El jinete presenta a entonces al alma en pena Sylvanas Brisaveloz: ella (bajo el control de Arthas) le dice a su pueblo que se rinda, pues Arthas será misericordioso con ellos.

* * * * *

- Al llegar a An'daroth, Lor'themar sí encuentra a los defensores muertos. De repente, del bosque asoman otros elfos, severamente heridos. El forestal Ry'el se acerca a ellos para ayudarles pero, cuando Lor'themar se percata de la extraña falta de emociones en los rostros, aquel es decapitado. Entonces, los caídos defensores de An'daroth, muertos hasta entonces, se alzan para luchar contra los forestales.

* * * * *

- Al ver a Sylvanas y lo que le hicieron, Liadrin comienza a perder la fe y a temer por su vida. Si la General Forestal calló... ¿cómo no habrán de caer los demás? De repente, una descarga luminosa en el cielo del norte (donde se halla la Fuente del Sol) sorprende a la multitud. Al unísono, el Azote comienza su ataque y el Ban'dinoriel no funciona. Gárgolas atacan a los jinetes de dracohalcón y las abominaciones golpean las puertas, mientras algunos zombies excavan bajo el suelo.

- Los arqueros apenas lastiman a los no-muertos y los soldados se ven sobrepasados. Los magos y sacerdotes son los más útiles en la lucha contra los no-muertos, pero Liadrin, amedrentada su fe, apenas puede curar a Belo'vir.

- Un joven archimago, llamado Rommath, se acerca al Gran Magister preguntando qué hacer. Éste le dice que inicie la evacuación y que todas las tropas sean enviadas a Quel'Danas: Lunargenta ha caído. Antes de ser teleportados, Vandellor se acerca a Belo'vir y le dice que le jure una promesa.

* * * * *

- El último forestal vivo que acompaña a Lor'themar apuñala con sus últimas fuerzas a un no-muerto, pero este igual lo mata. El Anar'annalas lo decapita, habiendo aprendido que es la única forma aparente de matar a las criaturas. Sin embargo, los no-muertos los rodean y uno le daña el ojo.

- Cuando todo parecía que iba a terminar, Lor'themar es salvado por Halduron y sus forestales. su patrulla venía desde el sur tras pasar por An'owyn y An'telas. Los forestales detectan a unos nigromantes en los bosques y los matan. A pesar de tener un ojo menos, Lor'themar no falla en el blanco con su arco.

* * * * *

- Galell se encuentra en la cubierta de la Fellovar, una nave quel'dorei. Tras ella, la Morn'danel y la Varillian completan el convoy que transporta a los niños de Lunargenta hacia las tierras de los Martillo Salvaje. Cada barco tiene un sacerdote y los acompañan varios guardianes.

- El pequeño An'dorvel pregunta a Galell cuando regresarán a casa. El sacerdote lo calma y le dice que vuelva con los demás niños, en la bodega.

- De repente, unas gárgolas comienzan a atcar el convoy. Los defensores son sobrepasados y el Morn'danel choca con el Fellovar. Los tres barcos comienzan a hundirse y Galell es agarrado por una gárgola. El sacerdote logra matar a la gárgola y a medida que cae al agua salada trata de evitar pensar en los niños ahogándose en las bodegas.

* * * * *

- Dar'khan piensa sobre todo lo que ha acontecido: su contacto con Arthas, el informarle de la existencia de los cristales lunares, y el servirle para "silenciar" a los magisters que protegen Lunargenta con el Ban'dinoriel.

- En las últimas horas, el traidor ha estado asesinando a los magisters. El primero fue difícil, pero ya se ha acostumbrado y disfruta apuñalar por detrás.

- Se revela que la descarga luminosa que se había visto al norte de Lunargenta era una señal de Dar'khan a Arthas para que atacara, pues ya no había protección; ya su parte del trato estaba completa. Ahora Dar'khan, cerca de la Fuente, se relame absorbiendo la magia de la misma.

* * * * *

- Belo'vir comanda las defensas de la costa sur de Quel'Danas. Desde allí, Liadrin puede ver cómo Lunargenta arde y el humo negro asciende a los cielos. La Suma Sacerdotisa se pregunta cómo cruzará el Azote el mar. Está llena de dudas y teme que todos vayan a morir.

* * * * *

- Sylvanas observa a los no-muertos cazando a los vivos en la capital. Ella le dice a Arthas ni siquiera todos los cadáveres de Lunargenta bastarán apilados para cruzar hasta el otro lado, a la Isla de Quel'Danas.

- Arthas la tortura y le dice que tiene un plan. Como humano, cruzar el mar habría sido un problema, pero ahora como Caballero de la Muerte la cuestión es distinta. Acto seguido, lanza la Agonía de Escarcha a la playa: tras clavarse en la arena, el agua cercana comienza a congelarse y un camino de hielo empieza a extenderse hacia el norte.

- Por la voluntad de Arthas, Sylvanas ya no será capaz de llamarlo por su nombre, sino "Maestro".

* * * * *

- Belo'vir y sus magos tratan de derretir el puente de hielo, pero su magia es insuficiente. Reconociendo la derrota, los taumaturgos retroceden, dejando a los forestales a su suerte en el frente. En la retirada, una flecha de un no-muerto hiere a Belo'vir; tanto Liadrin como Vandellor tratan de curarle desde la distancia, pero ella es incapaz de hacerlo. Arthas corta la mano derecha de Belo'vir y los no-muertos lo rodean. Vandellor corre a ayudar a su amigo, sin oir las advertencias de Liadrin de que no lo haga.

- Anasterian se hace presente para luchar contra Arthas. Enfundado en la armadura Lu'minellia y esgrimiendo la espada Felo'melorn (ambas de su bisauelo, Dath'remar), el rey de los elfos porta también un bastón de la época kaldorei. Derrite parte del puente de hielo y con su magia daña considerablemente a los no-muertos.

- Liadrin corre a ayudar a su padre adoptivo.

- El rey lucha con un estilo en el que se teleporta corta distancias para golpear y luego desparecer. Así, logra cortar las piernas de Invencible, el corcel de Arthas. Tras ello, el sirviente del Rey Exánime se enfurece e invoca un muro de escarcha para congelarlos a todos. Anasterian logra descongelarse a tiempo para bloquear con Felo'melorn un ataque de Arthas: pero la espada élfica se parte en dos y muere así el rey de los elfos.

- En toda esta lucha, Sylvanas se vio obligada a ver cómo su pueblo era exterminado y cómo su rey moría. Llena de deesperación y tristeza, rompe en llanto. Pero el llanto, que paraliza a los vivos y los llena de terror, sólo ayuda más al Azote.

- Cuando Liadrin llega a su maestro,ve que Vandellor no ha podido sanar definitivamente a Belo'vir, sólo darle más tiempo. Una abominación mata a Vandellor por detrás y, antes de que ataque a Liadrin, Belo'vir usa sus últimas fuerzas para cumplir la promesa hecha a su amigo: teleportar a Liadrin a un lugar seguro.

* * * * *

- Arthas revive a Kel'thuzad como un exánime en la Fuente del Sol, corrompiendo sus brillantes aguas. Dado que Dar'khan había en las ultimas horas absorbido tanta magia del mismo siente inmediatamente esa mácula y comienza a sentirse afectado.

- El caballero de la muerte ataca a Dar'khan y éste muere. Lo último que oye son las carcajadas de Kel'thuzad.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Capítulo 3

- Lor'themar, Halduron y los demás forestales han limpiado el Bazar de Lunargenta y allí han establecido una "zona segura" para los sobrevivientes que han podido encontrar durante los últimos días. Entre ellos, los sobrevivientes de Quel'Danas (entre los cuáles se hallan los sacerdotes Solanar y Falon, que cargan el cuerpo del rey Anasterian). Lor'themar ha encontrado a Galell en la costa, traído por el mar, y lo mantiene en cama. Se halla en un estado de coma y tarda varios días en despertar.

- Rommath, que parece haber contactado con el príncipe tras la muerte del rey, informa a Lor'themar que Kael llegará pronto, aunque sin especificar el momento por temor a otros traidores como Dar'khan. Si bien el príncipe podría haberse teleportado directamente con los líderes militares supervivientes, ha preferido tomarse un tiempo para ver con sus propios ojos todo el daño de la invasión.

- Cuando Kael llega, la población no está muy contenta. Creen que los abandonará de nuevo y dicen que llegó demasiado tarde. Sin saber qué decir, le da los últimos respetos a su padre muerto, antes de preguntar donde están los demás cuerpos de los caídos. Lor'themar le dice que fueron quemados.

- Los siguientes días, Kael y sus asesores (Rommath y Astalor entre ellos) se reúnen de forma secreta y luego desaparecen. En medio del enojo de la multitud, re aparecen portando unos objetos cubiertos con velos. El príncipe informa a la multitud que la Fuente del Sol está corrupta y que de seguir así, afectará a los elfos y a la tierra. Incluso asentarse en otro sitio no cambiará als cosas, pues los elfos están enlazados a la fuente mágica. La exposición es detenida por Liadrin, que informa que los Amani han desplegado una flotilla de guerra para luchar contra el Azote y hacerse con el control de la Fuente del Sol.

- Kael'thas revela su plan: destruirá la Fuente usando los cristales lunares de la Llave de las Tres Lunas, causando una explosión que destruirá al Azote y a los trols. Solicita voluntarios para que le protejan a él y sus dos magisters hasta terminen el ritual. Entre los voluntarios se encuentra Liadrin, quién deja de lado su bastón sacerdotal y toma una maza thalassiana, pidiéndole a Lor'themar que le explique los movimientos básicos antes de partir.

- Los elfos se teleportan a la Fuente y comienza el hechizo. Los defensores comienzan a lucha contra los trols, pues parece que las fuerzas del Azote no son suficientes para distraer a los Amani. Falon muere defendiendo a Lor'themar, Galell es incapaz de usar la Luz presa del miedo y Liadrin destroza el craneo de su padre adoptivo Vandellor, alzado como no-muerto.

- En un momento dado, Lor'themar se gira para observar al príncipe y le parece verlo como enfermizo, de piel gris, etc. (Como un Desdichado). Pero es sólo un parecer y sigue luchando.

- Finalizado el hechizo, los magos se aprestan a teleportarse a un lugar seguro. Los cristales lunares, habiéndose convertido en tres esferas glaucas, que Kael hace flotar sobre sí antes de huir del lugar. Al llegar a las ruinas de Lunargenta, decreta que Anasterian sería el último rey de los altos elfos (cambiando el nombre de su pueblo por el de sin'dorei o "hijos de la sangre").

* * * * *

- En el lugar de la explosión de la Fuente, una figura humanoide parece no haber sido afectada por la explosión. Es Krasus y piensa que ha llegado demasiado tarde para salvar la Fuente, pero detecta que algunas de las energías permanecen...

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
Guest
Este tema está cerrado para más respuestas.

  • Navegando Recientemente   0 miembros

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

Sobre Nosotros

Somos una Comunidad dedicada exclusivamente al Rol en World of Warcraft. Proporcionamos un punto de encuentro para compartir nuestra afición por el Lore de Warcraft.

×

Información Importante

Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puedes ajustar la configuración de tus cookies, si sigues adelante daremos por hecho que estás bien para continuar.