Jump to content
MundoWarcraft
Dsaille

World of Warcraft Cronicas - Volumen II

Mensajes Recomendados

World of Warcraft

Cronicas: Volumen 2

World_of_Warcraft_Chronicle_Volume_2.jpg

La siguiente entrega de Cronicas esta a solo un mes y medio aproximadamente de ser lanzado, el cual no solo retomara la historia de Azeroth donde concluyo el primer volumen, sino que también incluirá la prehistoria de Draenor previo al origen de la Horda. Asimismo, abarcara la Primera Guerra, la Segunda Guerra y la invasión de Draenor, concluyendo con la destrucción del mismo al final de dicha campaña. No obstante, algunos detalles han sido desvelados por los autores en los últimos meses, tales como:

  • El Volumen 2 posiblemente sea un poco más extenso que el volumen 1.
  • El Volumen 2 relatara y expandirá la historia de Medivh antes de la apertura del Portal Oscuro.
  • Tal y como en el Volumen 1, se enseñaran las fechas o años al pie de cada capitulo en el Volumen 2.
  • Aunque el Volumen 2 tratara historia antigua, estará más referido a Draenor que a Argus en si, en lo que a los draenei respecta.
  • Se entregara nueva información referente a los orcos, como una antigua guerra entre los clanes, aunque no se trata de la Guerra del Rio de Sangre, ni tampoco se mencionara esta debido al espacio de la información.
  • Cronicas 2 desvelara el destino final de los Apexis.
  • El destino de Goria y detalles con respecto a la Guerra Orco Draenei seran retratados en Cronicas 2.
  • Habrá mapas definiendo los cambios territoriales antes y después del auge de la Horda en Draenor.
  • Se hablara de algunos clanes orcos menores (algunos incluso desconocidos hasta la fecha).
  • Cronicas 2 se enfocara en el universo principal de Draenor, no en el universo alternativo retratado en Warlords of Draenor.
  • Algunos detalles de la miniserie Señores de la Guerra seran mencionados en Cronicas 2, más no el comic afin a Puñonegro.
  • La historia de Puñonegro se centrara especificamente durante su periodo como Jefe de Guerra.
  • Teron Sanguino recibira cierta atención en Cronicas 2.
  • Se dilucidaran algunos detalles con respecto a la historia draenei desde su huida de Argus hasta su declive en el conflicto con los orcos en Draenor, aunque no se ha dicho a que nivel.
  • Existira un mapa que mostrara las fronteras de las distintas naciones de los Reinos del Este previo a la Primera Guerra.
  • La historia de Alonsus Faol sera detallada en Cronicas 2.
  • Se mencionara alguna interacción o conflicto entre el Reino de Ventormenta y los Gurubashi de Tuercespina.
  • Se detallara algo de información con respecto a la madre de Varian.
  • Se otorgara cierta información general sobre las piedras runicas, más no sobre aquella en Caer Darrow (Scholomance).
  • Como es de esperar, se detallara parte de la historia de Zul'jin.
  • Se mencionaran algunos detalles completamente nuevos en relación a la Primera Guerra.
  • Se mencionaran, efectivamente, las batallas navales de la Segunda Guerra.
  • La batalla de Crestfall sera retratada en Cronicas 2.
  • La invasión y posterior liberación de Khaz Modan también seran mencionadas.
  • Habra algo de historia en relación al Cetro de Sargeras.
  • La relación entre los orcos y los draenei antes de su conflicto en Draenor recibira cierta atención.
  • Los eventos de la novela El Día del Dragón no seran tocados en Cronicas 2; posiblemente si sean mencionados en el tercer volumen.
  • Se entregara un poco más de información con respecto a porque el Clan Lobo Gelido escogio el Valle de Alterac como su nuevo hogar y como llegaron allí.
  • La isla de Farahlon sera detallada en Cronicas 2, junto con los habitantes de esta.
  • Los dragones negros aliandose a la Horda durante la Segunda Guerra seran mencionados.
  • Algunos personajes menores tales como Socrethar o Golmash Grito de Guerra no seran mencionados dado el limite de espacio para el segundo volumen.
  • La Tribu Lanza Negra no sera mencionada en el segundo volumen, más si en el tercero.
  • Turalyon y Anduin Lothar seran retratados en el artwork. No obstante, han señalado que no necesariamente utilizaran los aspectos fisicos retratados en el juego de cartas, actualmente descontinuado.

Por otro lado, algunos artworks del segundo volumen han salido, o sido filtrados, a la internet:

Arakk.jpg

Arakkoa.jpg

Batalla naval.jpg

Dark Portal.jpg

Death knights vs paladins.jpg

Draenei vs orcos.jpg

Estatua Alleria.jpg

Ner'zhul.jpg

Ogropolis.jpg

Primals 2.jpg

Primals.jpg

r_97W_UMNS8.jpg.2e60e9f47f52fefe7767fecdf183503b.jpg

World of Warcraft Cronicas - Volumen 2 sera lanzado en su versión inglesa el próximo 14 de marzo de este año. En cuanto a la versión traducida al castellano, aun no hay una fecha señalada a la actualidad.

  • Me Gusta 5

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Como con el primer volumen de Cronicas, la editorial Dark Horse ha liberado un vistazo previo al segundo volumen: Vista previa de Cronicas Volumen II.

Además de algunos capitulos, se ha desvelado también parte del contenido, el cual se traduce en que Cronicas Volumen 2 contara con seis episodios o actos, a diferencia de los cuatro capitulos del Volumen 1, los cuales son:

  • Capitulo 1: Draenor Primordial
  • Capitulo 2: Los Hijos de Piedra
  • Capitulo 3: El Alzamiento de la Horda
  • Capitulo 4: La Primera Guerra
  • Capitulo 5: La Segunda Guerra
  • Capitulo 6: Más Allá del Portal Oscuro

Por otro lado, en lo que se trata a los textos del vistazo previo:

Citar

 

Él necesitaba demonios.

Sargeras reunió a las retorcidas criaturas y las gratifico con el terrible poder de la magia vil. La destructiva energía envolvió sus almas y cicatrizo su noble forma para siempre, pero también otorgo a Sargeras un poder más allá de lo que había imaginado.

El titan corrupto otorgo parte de este nuevo poder a sus acólitos demoníacos, uniéndolos como uno en las llamas esmeraldas de la magia vil. Llamó a su creciente ejército la Legión Ardiente y la desato sobre el inadvertido universo.

Eventualmente, las filas de la Legión fueron aumentado en numero con nuevos tipos de demonios. Mundo tras mundo caería ante su incansable embate. Algunas civilizaciones mortales se unirían voluntariamente a la Legión para escapar del exterminio. Otras serian corrompidas forzosamente. 

E incluso otras serian borradas de la existencia.

Draenor y el sobrecrecimiento

Antes de que la Legión Ardiente comenzara su cruzada, un pequeño mundo cobro forma en un rincón distante de la Gran Oscuridad. Este mundo seria conocido por muchos nombres en las edades por venir. Los poderosos ogros lo llamarian Dawgar, cuyo significado era "Tierra Conocida" en su lengua brutal. Una inteligente raza aviar conocida como los arakkoa luego la llamarían Rakshar, "la Piedrasol".

En tiempos modernos, el nombre más común para este mundo seria Draenor.

Draenor no contenía un mundo-alma durmiente, pero era extraordinario en otros sentidos. Casi todos los mundos existentes albergaban a los espíritus elementales del fuego, el aire, la tierra y el agua. En ocasiones, estos seres primordiales eran altamente destructivos. Tomaban formas físicas y desataban la guerra entre ellos, manteniendo a sus respectivos mundos en una constante convulsión.

Aquello no era el caso de Draenor. Una abundancia del quinto elemento - el Espíritu de la Vida - había saturado el mundo. Esta fuerza poseía un efecto tranquilizador en los espíritus elementales. Templó su naturaleza violenta e incluso los previno de tomar formas físicas.

El quinto elemento tenia otro efecto aun más extraordinario en Draenor. Aceleró el crecimiento de la flora y la fauna. Hizo del mundo una cuna de vida vibrante y salvaje.

Criaturas de toda forma y tamaño caminaban por el joven mundo, luchando por la dominación. Los fuertes atacaban a los débiles. Los astutos se alimentaban de los fuertes. El salvajismo se hizo critico para la supervivencia.

Los mayores depredadores de Draenor no cazaban con garras o zarpas.  Cazaban con raíces y espinas.

Un tipo de planta invasiva y carnívora había brotado en Draenor. Estas formas de vida eran conocidas como Sporemounds. Sus vides similares a tentáculos se deslizaban por la tierra y estrangulaban a toda criatura primitiva que tuvieran a su alcance. A medida que crecían, las Montoesporas consumían más y más, y más. Su hombre y necesidad de expandirse no conocía fin. Florecían hasta convertirse en montañas vivientes de de zarzas retorcidas y vainas venenosas.

Donde fuera que los tentáculos de las Montoesporas reptaran sobre la tierra, exuberantes bosques y lodosos pantanos echaban raíces. Pronto, un laberinto de profundidades salvajes se extendió a los lejanos rincones del mundo.

Ni siquiera las energías elementales de Draenor estaban a salvo de las Montoesporas. Sus raíces cavaron profundamente en búsqueda de agua. A medida que lo hacían, las plantas vivientes invasoras aprovecharon el quinto elemento que insuflaba las piedras y el suelo de Draenor. Consumir esta energía primordial inicio una primitiva sensibilidad comunal entre los Montoespora y las indómitas tierras a sus alrededores. Esta nueva inteligencia permitió a las plantas de Draenor actuar como un único organismo. Las Montoesporas y el resto de la vegetación llegaron a ser conocidas colectivamente como el Sobrecrecimiento.

Si cualquier amenaza mayor llegaba a originarse, el Sobrecrecimiento podía reaccionar al unisono. Pero tales amenazas eran inexistentes. El Sobrecrecimiento dominaba todo lo que hubiera a la vista y no había nada que pudiera mantenerlo a raya.

La Domadura de Draenor

Mientras las Montoesporas florecían, Aggramar continuaba su caceria de demonios. Su gran misión eventualmente lo llevo cerca de Draenor, un mundo aun no descubierto por los titanes.

Aggramar se quedo entre la vasta nada que había sobre Draenor, tratando de escuchar los sueños de un mundo-alma durmiente en su núcleo. No oyó ninguno. Pero aun así el mundo lo intrigaba. Nunca había visto un lugar de una vida vegetal tan voraz y diversa, un sitio de indomable salvajismo.

Cuanto más Aggramar observaba el Sobrecrecimiento, preveía cada vez más la condena del futuro de Draenor. Si se le dejaba sin cuidado, la vida vegetal podría consumirlo todo en el mundo, incluso los espíritus elementales. Una vez eso ocurriera, el Sobrecrecimiento se devoraría a si mismo. Draenor quedaría reducido en un desierto polvoriento, vaciado incluso de la vida más primitiva.

Aunque Aggramar estaba ansioso de continuar su guerra contra los demonios, no podía dejar a Draenor frente a ese destino. Su afinidad natural por el orden lo predisponía a tomar acciones.

El guerrero titanico no quería exterminar la vida vegetal de Draenor; solo deseaba templarla. Sabia que para lograrlo, debería de neutralizar las Montoesporas. Ellas eran el corazón del poder del Sobrecrecimiento y la causa de su desenfrenada expansión.

Aggramar considero exterminar las Montoesporas personalmente, pero su poder era tan basto que temía dañar de forma irreparable, o incluso destruir, Draenor. También sabia que no podría permanecer atento al mundo por siempre. En vez de eso, crearía un poderoso sirviente a su imagen para desarraigar las Montoesporas y luego mantener el balance en Draenor.

Aggramar precipito su enorme mano sobre la superficie del mundo y manipulo las energías del fuego, el aire, la tierra y el agua en una masiva tormenta elemental. Canalizo la rugiente tempestad en la montaña más grande de Draenor. Las energías atravesaron la corteza y enviaron ondas de choque alrededor del globo. Entonces la propia montaña gruño con vida y se levanto sobre dos colosales piernas. Poder elemental puro crepitaba sobre un pellejo petreo entrecruzado con venas de roca fundida.

Aggramar nombro a su creación, Grond. Él funcionaria como la mano del guerrero titanico en Draenor. 

A las ordenes de Aggramar, Grond marcho para dividir y conquistar el Sobrecrecimiento. La montaña caminante camino sobre el mundo dejando un rastro de lagos de fuego elemental a su paso. Grond limpio los océanos, esculpió valles y forjo montañas para separar el Sobrecrecimiento. Luego marcho hacia la Montoespora más cercana, la cual era casi tan alta como el gigante.

Las retorcidas raíces de la Montoespora emergieron de la tierra para enraizar a Grond y bloquear su camino. El gigante las aplasto abriéndose camino con facilidad. Grond  apuñalo a la Montoespora con sus dedos dentados, y entonces la arranco de la superficie del mundo de un solo poderoso tirón.

Las otras Montoesporas se estremecieron en agonía ante la destrucción de su hermana. Meras raíces y vainas no harían caer a Grond. Las Montoesporas necesitarían una nueva arma. Necesitarían adaptarse.

 

WOWHISV2PreviewPages3.thumb.jpg.278db3ce650a0ffbe226079c961ddc91.jpg

WOWHISV2PreviewPages4.thumb.jpg.f9cf09c7456e606d63ac211e85f05c9d.jpg

Citar

 

El Asedio de Goria

400 años antes del Portal Oscuro

Las fortificaciones de Goria eran de gran envergadura y los orcos no veían ninguna razón para sacrificar incontables vidas buscando deshacerlas. Mantuvieron su distancia en las colinas alrededor de la ciudad ogra, satisfechos de dejar en hambruna a su enemigo. Los Gorianos creían que podrían sobrevivir cualquier asedio; poseían naves y un puerto oceánico, los cuales los orcos solo podían amenazar si contaran con la ayuda de los furiosos espíritus elementales. Debido al caótico estado de los elementos, los chamanes no eran tan efectivos en convocar sus poderes como lo habían hecho alguna vez.

Pero a medida que los meses pasaban, los ogros se encontraron incapaces de poder mantener su imperio. Se habían equivocado al creer que podrían apoyarse únicamente en el comercio a través del océano para mantener su ciudad. Simplemente no era suficiente. Los ogros necesitaban acceso a sus redes de rutas comerciales terrestres, las cuales los orcos habían cortado. El Imperador Morlok y sus hechiceros revisitaron sus cristales Apexis,  buscando el modo de romper el asedio. Con el tiempo, descubrieron una antigua leyenda arakkoa sobre la Maldición de Sethe y comenzaron a experimentar formas de poder inducir una aflicción similar entre los orcos.

Lo lograron. Una nueva enfermedad llamada la “viruela” se extendió rápidamente entre los campamentos orcos. Esta desastrosa enfermedad era altamente contagiosa, duro por meses y mato a varios de los infectados. Los orcos notaron que su numero de combatientes saludables disminuía rápidamente. Después de consultar a los elementos, Nelgarm y sus compañeros chamanes descubrieron que esta enfermedad no era natural; era un ataque sigiloso de los ogros.

La duda se apodero de los cabecillas de los clanes al percatarse que el asedio estaba ahora condenado a fallar – muchísimos orcos morirían antes de que Goria sucumbiera. Y con tantos guerreros enfermos, un asalto frontal contra la ciudad ya no era posible. El tiempo se agotaba.

Nelgarm y los otros orcos chamanes decidieron dar un paso bastante peligroso para poder asegurar la victoria: se acercaron a los elementos para aniquilar Goria. Nunca antes los chamanes habían hecho un pedido tan violento. No obstante, tanto los orcos como los espíritus elementales comprendían que el Imperador Morlok continuaría entrometiéndose con el Trono de los Elementos si los clanes fallaban.

Los chamanes se reunieron fuera de los poderosos muros de Goria y atestiguaron la verdadera furia de los espíritus. Lo que ocurriría después jamás seria olvido.

Una rugiente tormenta se agito sobre la ciudad. El suelo gruño y tembló. Pasadas las horas, relámpagos y terremotos hicieron caer cada muralla y edificio dentro de Goria. El fuego envolvió las ruinas, sellando las rutas de escape y quemando las naves en el puerto de la capital. Cuando ya no quedaba nada excepto cenizas y escombros, la propia tierra se abrió como unas gigantescas fauces y tanto el Imperador Morlok, como los restos de su gran ciudad, fueron tragados por completo.

Incontables ogros murieron ese día. Los elementos no dejaron sobrevivir a ninguno. Solo susurros del evento llegarían a otras ciudades y puestos Gorianos, pero aquellos rumores serian suficiente para desmoralizar cualquier otro intento de manipular los elementos.

Los orcos permanecieron victoriosos, pero no jubilosos. Habían sufrido enormes perdidas y habían sido testigos de un poder destructivo que jamás querían volver a ver. Nelgarm y los otros chamanes estaban particularmente asustados por la ira de los elementos. Estos indicaron que la necesidad de un ejército unificado había pasado y que los clanes debían de partir por caminos separados.

Apenas hubo alguna discusión. Los clanes regresaron a sus tierras, pero la vida había cambiado para siempre. La viruela nunca desapareció realmente. Cada ciertas generaciones, un nuevo brote volvería a desatar el caos entre los clanes orcos.

 

 

WOWHISV2PreviewPages6.thumb.jpg.f800292004c99200bc5a4d783f5d9c83.jpg

Citar

 

esa semana el Guardián había hecho acto de presencia en las fiestas de Karazhan cada noche. No parecía posible que él hubiera cometido los asesinatos.

Los miembros restantes del consejo tenían sospechas, pero no podían desacreditar la posibilidad de que alguien los estaba apuntando. En realidad, les era difícil imaginar que Medivh pudiera haber caído tan bajo como para asesinar a otros magos. Concluyeron su espionaje en Karazhan y centraron sus esfuerzos en descubrir quien estaba matándolos como corderos.

Medivh estaba libre para actuar una vez más.

El Portal Oscuro

A medida que el Portal Oscuro tomaba forma en Draenor, Gul’dan urgio a Puñonegro a fortalecer a los clanes. El Jefe de Guerra organizo simulacros de batallas y duelos para poder saciar su sed de sangre. La Horda se había vuelto débil y necesitaba cada guerrero a su disposición para la próxima invasión de Azeroth.

Aunque muchos orcos se deleitaban en combate, Durotan veía esto como una vergüenza para la tradición. El cabecilla Lobo Gelido ya no podía permanecer callado sobre lo que le estaba ocurriendo a su gente. Su mundo estaba muriendo. Había visto convertirse a los orcos en unos salvajes sedientos de sangre. Durotan comenzó a hablar en contra de Gul’dan y el uso de la magia vil. Insto a los orcos a buscar maneras de poder sanar su mundo. La mayoría de los clanes vieron esto como un acto de traición y cobardía, e insultaban a los Lobo Gelido.

Gul’dan mantuvo una cuidadosa vigilancia sobre Durotan, pero sus esfuerzos estaban centrados en otras cosas. Él y Puñonegro habían convencido a los clanes que conquistar Azeroth era el único modo en que su gente podria sobrevivir. La mayoría de los orcos, especialmente aquellos que habían bebido la sangre de Mannoroth, estaban encantados con la oportunidad de una nueva matanza. Draenor estaba muriendo; nadie podía negarlo. Si la Horda no tomaba esta oportunidad de construir un nuevo hogar, todos perecerían.

Una vez el Portal Oscuro fue construido, Gul’dan trabajo junto a Medivh para abrirlo. El brujo conduciría el ritual con su contraparte en Azeroth para abrir una brecha en la realidad. La cantidad de poder bruto necesario para realizarlo era sorprendente. Requeriría que Gul’dan y Medivh drenaran su magia juntos… pero siquiera eso sería necesario.

Prácticamente cada prisionero draenei que aún estaba con vida fue llevado a la base del Portal Oscuro. Al momento del comienzo del ritual, Gul’dan dreno toda sus esencias vitales en un instante. Ese enorme pico de poder creo la chispa necesaria para cruzar tan larga distancia.

Mientras, Medivh conjuraba su propio hechizo en Azeroth. En un aislado pantano al este de Karazhan conocido como la Ciénaga Negra, él convoco todas las energías del Guardián para abrir un portal. Debido a sus esfuerzos y los de Gul’dan, el Portal Oscuro brilló y se activó, formando un puente entre los dos mundos.

A través del portal, Gul’dan y los orcos vislumbraron Azeroth por primera vez. El mundo que el extraño encapuchado les había prometido era real.

Puñonegro envió a sus más leales exploradores – miembros de los clanes Foso Sangre y Diente Negro – para explorar el otro lado del portal. Estos emergieron en la Ciénaga Negra y rápidamente establecieron un campamento. Un número de brujos acompañó a los exploradores. Ellos supervisaron la construcción de un umbral de piedra encantada alrededor del portal en el lado de Azeroth, el cual estabilizaría la puerta y permitiría que continuara abierta por periodos extendidos de tiempo.

A medida que la construcción progresaba, los orcos exploraron más y más territorio.

 

[En edición]

  • Me Gusta 6

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.

Iniciar Sesión

  • Navegando Recientemente   0 miembros

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

Sobre Nosotros

Somos una Comunidad dedicada exclusivamente al Rol en World of Warcraft. Proporcionamos un punto de encuentro para compartir nuestra afición por el Lore de Warcraft.

×

Información Importante

Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puedes ajustar la configuración de tus cookies, si sigues adelante daremos por hecho que estás bien para continuar.