Jump to content
MundoWarcraft
Conéctate para seguir esto  
Musashi

[Esgrima] El arte de la espada kaldorei

Mensajes Recomendados

El arte de la espada kaldorei

Técnica y filosofía del esgrima

— Iréth Hlae'lyth Tasártir —

pdmu.jpg

Índice de contenidos

1. Nota de la autora

2. Las cuatro prohibiciones

3. Guardias en esgrima

4. La guja

Nota offrol: se irán completando las descripciones, apuntes y reflexiones según Iréth vaya creciendo y madurando como personaje, ya que en su nivel y situación actual, no dispone de un conocimiento avanzado sobre el esgrima. Esto es por tanto, el resultado de plasmar la experiencia y aprendizaje del esgrima que va obteniendo de las Centinelas, las Sacerdotisas de Elune, allegados y sus vivencias personales. Además, el ser autora del presente libro, tiene también como misión de ir encauzando su camino hacia la rama de la disciplina como sacerdotisa, y plasmar su interés en materias como el autocontrol, la autosuperación, etcétera.

La inspiración proviene de la similitud de las tradiciones y mentalidad kaldorei con la cultura oriental, bebiendo directamente de artes marciales como el

Debes tener Rango Rolero, con Cuenta de Juego, o superior para ver este contenido.
y el
Debes tener Rango Rolero, con Cuenta de Juego, o superior para ver este contenido.

Espero que lo disfrutéis tanto como yo lo he hecho.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

1. Nota de la autora

A menudo las Sacerdotisas de Elune combinamos nuestras enseñanzas con los beneficios que aporta la práctica de artes marciales. Si bien dentro de nuestra sociedad existen diversas interpretaciones, escuelas y técnicas, todas ellas persiguen el mismo objetivo: disciplina. Formando un carácter templado, fortaleciendo el espíritu, combatiendo el ego, la arrogancia y la vanidad, conseguimos acercarnos más al regazo de nuestra Diosa Elune.

No toda la sabiduría se puede destilar de los libros, ya que la vivencia de la fe es una experiencia personal y propia que no es de ninguna manera transmisible. Cada cual debe paladear la esencia de Elune a lo largo de años de plena dedicación. Es por ello por lo que nuestras mentoras no pueden transmitirnos su devoción por Elune, ya que su trabajo es sólo indicarnos el camino a seguir, y el de las novicias recorrerlo si así lo desean.

Es por esta falta de transmisión directa lo que permite que se pueda complementar la búsqueda de la comprensión total de nuestra fe por diversas vías. Dado que Elune está presente en todo y todos, las artes marciales son tan buen camino para llegar a Ella como lo es arar el campo, la preparación de delicias culinarias o la meditación. Las actividades cotidianas que logran ocupar nuestra mente son frecuentemente las que nos otorgan un estado espiritual más elevado, y por lo tanto, más cercano a Ella.

Sin embargo, además de comprender los misterios de la Diosa, las artes marciales nos enseñan a enfrentarnos a situaciones difíciles, muchas veces preparándonos para el conflicto armado e incrementando nuestras posibilidades de victoria. Yo, Iréth Hlae’lyth Tasártir, quiero compartir un dicho que se utiliza frecuentemente en el arte de la esgrima kaldorei, cuando el estudiante está ya al borde del agotamiento:

Me rendiré mañana.

Sólo hay que resistir un día más. Darlo todo y no reservar nada hoy, porque mañana ya no será necesario. Podrás descansar apaciblemente. Hoy es el momento de entregarse al máximo, y de hacer sentir orgullo a Elune por habernos escogido como nación. Incansables y dedicados en cuerpo y alma.

lg0t.jpg

La sabiduría que se puede adquirir a través de las artes marciales es infinita, y podría llevarnos varias vidas llegar a comprender por completo una única disciplina. Animo desde ya, a toda novicia que desee alcanzar la gracia de Elune que comience a practicar con empeño, mientras continúa con su erudición tradicional.

Sin más, me gustaría agradecer de todo corazón a mi compañera Tévhia Earendil Undómiel las enseñanzas sobre el esgrima que ha compartido conmigo y que, tras ponerlas en común con las Sacerdotisas de Elune, me han animado a publicar este pequeño tratado.

Deseo que os sea a todos tan iluminador como lo ha sido conmigo durante mi aprendizaje de los caminos de la Diosa.

Elune-adore.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

2. Las cuatro prohibiciones

La esgrima kaldorei comienza con cuatro prohibiciones que son el reflejo más puro de nuestra sociedad guerrera conformada así a lo largo de los milenios y las adversidades que hemos atravesado.

La primera prohibición es la sorpresa. Sufrirla nos hace un blanco fácil para nuestro adversario. Cuando esto ocurre, reaccionamos de una manera particular, bien sea perdiendo nuestra postura inicial, retrocediendo medio paso o conteniendo la respiración. Un oponente con experiencia, se dará cuenta de ello y podrá aprovecharlo en su favor. Un kaldorei se muestra siempre impasible.

La segunda prohibición es el miedo. Si tememos a nuestro enemigo, no habrá posibilidad de derrotarlo, ya que perdemos la confianza necesaria para ejecutar ataques con fuerza. Nuestros antepasados llevan combatiendo a los demonios durante eras, derrotándolos consecutivas veces, y la fórmula ha sido siempre la misma: el miedo proviene de uno mismo, no del enemigo. Doblégate a ti mismo y doblegarás a cualquier adversario.

La tercera prohibición es la duda. Cuando somos conscientes de que la maestría de nuestro enemigo es superior a la nuestra, comenzamos a dudar de las posibilidades de victoria, y ocurre lo mismo que cuando tenemos miedo: perdemos la confianza. No podemos permitirnos pensar en la duda, porque nuestros pensamientos deben estar concentrados en buscar las oportunidades de ataque, y puede que sólo tengamos una contra un adversario poderoso.

La cuarta prohibición es la confusión. En medio de un duelo o una batalla, hay que tomar decisiones rápidas y confiar en éstas. Si estamos perturbados o confundidos, actuaremos con lentitud o equivocadamente. Para vencer esta prohibición, es necesario predisponer la mente de manera plana y equilibrada.

Hay que recordar que, aunque dichos estados mentales juegan en nuestra contra, también lo hacen en el sentido del adversario. Debemos saber aprovechar esto. Cuando el estudiante supera estas cuatro prohibiciones, puede decir que tanto su corazón como su mente, están vacías.

rrhf.jpg

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

3. Guardias en esgrima

Las guardias son en esencia la postura inicial y final desde la que partirán los ataques o los bloqueos, por lo que es importante conocerlas bien con el fin de ejecutar movimientos limpios y precisos.

Guardia de la tierra (gedan no kamae)

Esta es una posición defensiva que nos permite realizar bloqueos con facilidad. Nuestra mano derecha sujeta la empuñadura por encima de la mano izquierda, mientras los brazos se mantienen flexionados. La punta de nuestra espada debe estar inclinada hacia la tierra, y la hoja de la espada debe quedar ladeada hacia la izquierda.

Los pies deben de estar paralelos y apoyados firmemente, y debe de haber una distancia entre ellos del ancho de un pie. El izquierdo debe quedar retrasado.

4hzh.png

Guardia del agua (chudan no kamae)

En esta posición tan equilibrada, buscamos la predisposición tanto para el ataque como para la defensa. Nuestra mano derecha sujeta la empuñadura por encima de la mano izquierda, mientras los brazos se mantienen flexionados. La punta de nuestra espada debe estar dirigida hacia el cuello de nuestro adversario.

Los pies deben de estar paralelos, y debe haber una distancia entre ellos del ancho de un pie. El izquierdo debe quedar retrasado, sin apoyar el talón.

8458.png

Guardia celestial (jodan no kamae)

Esta posición es agresiva, de aspecto amenazador que puede hacer dudar al adversario. La mano derecha sujeta la empuñadura por encima de la mano izquierda, y debemos elevar la espada hasta que nuestros puños estén un poco por encima de nuestros ojos. Tanto la punta como la hoja deben quedar en dirección al cielo, inclinada unos cuarenta y cinco grados por encima de la cabeza.

Los pies deben de estar paralelos, y debe haber una distancia entre ellos del ancho de un pie. El izquierdo debe quedar adelantado, mientras que el derecho queda inclinado sin apoyar el talón.

09ij.png

Guardia del árbol (hasso no kamae)

Esta posición es equilibrada, y nos da una buena base tanto para bloqueos como para lanzar cortes. Debemos situar la espada a nuestra derecha, y elevarla hasta que el puño derecho alcance la altura de nuestros ojos. La mano derecha sujeta la empuñadura por encima de la mano izquierda. La punta debe quedar en dirección al cielo, pero al no quedar la espada tan alta como en la guardia celestial, se la denomina guardia de árbol, por su similitud con las ramas y troncos de éstos.

Los pies deben de estar paralelos, y debe haber una distancia entre ellos del ancho de un pie. El izquierdo debe quedar adelantado, mientras que el derecho queda inclinado sin apoyar el talón.

xh0d.png

Guardia de la niebla (jodan kasumi no kamae)

Esta posición es agresiva, del mismo modo que la celestial. La mano derecha sujeta la empuñadura por delante de la mano izquierda, y debemos situar la espada a nuestra derecha, a una altura un poco por encima de nuestros ojos. El filo cortante de la hoja debe quedar mirando hacia el cielo, mientras que la punta queda dirigida hacia el oponente.

Los pies deben de estar paralelos, y debe haber una distancia entre ellos del ancho de un pie. El izquierdo debe quedar adelantado, mientras que el derecho queda inclinado sin apoyar el talón.

fhf.png

Guardia de la ola (chudan kasumi no kamae)

Esta posición es agresiva a pesar de que parte de la guardia del agua. Favorece la ejecución de ataques desde una postura aparentemente defensiva. La mano derecha sujeta la empuñadura por delante de la mano izquierda, y debemos situar la espada de frente, pero inclinando la hoja hacia la izquierda, y manteniendo los brazos flexionados. El filo cortante de la hoja debe quedar mirando hacia el oponente.

Los pies deben de estar paralelos y firmemente apoyados en el suelo. El pie izquierdo quedará retrasado.

1i2r.png

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

4. La guja

Una vez aprendidas las guardias fundamentales del esgrima tradicional, y las transiciones fluidas de una a otra en función de las circunstancias, la estudiante avanzada habitualmente suele decidir especializarse en distintos estilos de sables aún más castizos si cabe, de nuestra raza.

Si bien la mayoría de armas de filo kaldorei suelen ser habitualmente de aspecto curvo dotadas de una única hoja, la insignia de la clase militar élfica es la guja, y los Niños de las Estrellas no íbamos a ser una excepción. Esta variante del tradicional sable curvo presenta dos o más hojas dependiendo del estilo y preferencias de su portador, y ha sido ampliamente favorecida por las Centinelas y Cazadores de Demonios. También existe una variante menos común de hoja única enastada, similar a las actuales lanzas y alabardas, pero de longitud significativamente menor.

La Guja Lunar (o de la Luna, según el autor) es la modalidad más extendida entre las Sacerdotisas de Elune y las Centinelas, debido a su carácter sumamente versátil. Consta de tres hojas en disposición circular, con una apertura entre sí de aproximadamente ciento veinte grados. Si su uso va a estar destinado exclusivamente al combate cuerpo a cuerpo, constará de un agarre firme en forma de muñequera que mantendrá sujeta la guja al brazo de la combatiente, pudiendo incluso bloquear ataques mediante la parte central del arma. Si por el contrario, desea emplearse como arma arrojadiza, el agarre se realiza introduciendo los dedos en pequeñas aberturas y orificios destinados a tal propósito en el centro del arma. Esta última variante es especialmente frecuente entre el cuerpo de Cazadoras, siendo capaces de enarbolar la Guja Lunar a lomos de sus Sables de la Noche con una precisión y fuerza dignas de mención.

Guja_Lunar.jpg

Adicionalmente, la Guja Lunar no es empleada únicamente por la infantería o credo de la raza kaldorei. En tiempos remotos, nuestra nación diseñó y utilizó rudimentarias máquinas de asedio que utilizaban como munición balistas. Con el tiempo nos dimos cuenta que era más práctico emplear también gujas de tres filos en nuestros Lanzadores de Sables, ya que presentaban un mayor alcance al ser capaces de atravesar la vegetación boscosa con más facilidad. Cabe destacar que dichas gujas alcanzan un peso y tamaño considerable en comparación con sus hermanas menores de mano.

Debido a la elevada capacidad de personalización de la Guja Lunar, sería titánico explicar cada una de sus variantes, pero he considerado digno de mención la modalidad circular que emplea la Vigilante Maiev Cantosombrío. Al contrario que la empleada por Sacerdotisas de la Luna y Centinelas, el agarre no se realiza desde el centro sino desde una pequeña empuñadura en uno de los extremos, quedando así el resto del aro poblado de hojas afiladas. Comparte también su versatilidad al poder emplearse también como arma arrojadiza, aunque algunos de sus partidarios afirman que el alcance es mayor respecto a la variante tradicional, si bien por otro lado su uso es más aparatoso y deben extremarse las precauciones al no poder envainarse.

Guja_Circular.jpg

Para concluir, probablemente la variante de la guja más conocida en Azeroth sea la Guja de Guerra, cuya popularidad ha ido menguando entre mi raza debido a su asociación frecuente con los Cazadores de Demonios. Sin embargo, los prejuicios no deben derivar en la ignorancia, y por ello es importante conocer su funcionamiento y técnica. La Guja de Guerra presenta dos hojas divergentes entre sí, que parten desde una empuñadura de mano o agarre desde la muñeca. Algunos usuarios pueden llegar a portar dos gujas de esta clase, debido a que la incapacidad de uso a distancia requiere alguna compensación.

Guja_de_Guerra.jpg

Me gustaría aprovechar para recordar que el uso de la guja debería restringirse hasta no poseer un dominio pleno del sable tradicional, ya que al ser un arma de filo eminentemente agresiva y no defensiva, es común la auto laceración durante su uso. Tanto al ser arrojada como al ejecutar cortes, es habitual que alguna hoja de la guja quede enfrentada hacia el cuerpo de su usuario. Una vez alcanzado un nivel de maestría adecuado, la guja ha demostrado ser un arma extremadamente mortífera al cambiar por completo las reglas y condiciones en un duelo.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.

Iniciar Sesión
Conéctate para seguir esto  

  • Navegando Recientemente   0 miembros

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

Sobre Nosotros

Somos una Comunidad dedicada exclusivamente al Rol en World of Warcraft. Proporcionamos un punto de encuentro para compartir nuestra afición por el Rol en Warcraft.

×
×
  • Create New...

Información Importante

Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puedes ajustar la configuración de tus cookies, si sigues adelante daremos por hecho que estás bien para continuar.