Jump to content
MundoWarcraft
Conéctate para seguir esto  
Kyrie Eleison

Historias de Azeroth: Clan Lobo Gélido

Mensajes Recomendados

cabClanLoboGelido.jpg

Los Lobo Gélido vivían lo más pacíficamente que podían en la zona conocida actualmente como Nagrand; concretamente, no muy lejos de Oshu’gun. A pesar de no tener un personaje de suma importancia (como Ner’zhul) o fieros guerreros (así como los Grito de Guerra), era un clan altamente respetado por los demás.

LoboGelido01.jpg

El orco Garad era su líder en los tiempos anteriores a las manipulaciones de Kil’jaeden. Y fue también antes que eso ocurriera que Garad pierde la vida en un encuentro con un grupo de Ogros. Se dice Garadar, el pueblo Mag’har de Nagrand se llama así en su honor; no simplemente por la semejanza en el nombre, sino también porque la actual líder es su esposa, Geyah. Al morir Garad, su hijo Durotan asume al mando del clan.

Durotan siempre mostró dudas ante los cambios que estaba implantando primero Ner’zhul y luego Gul’dan en la sociedad de los orcos. Tampoco estuvo nunca totalmente convencido de la maldad de los Draeneis. Pero, Durotan tenía una responsabilidad para con el Clan que lideraba, así que no podía ir en contra de los demás libremente. Eso significaría ser marginados y, a la larga, destruidos.

Los chamanes Lobo Gélido fueron instruidos en el arte de la brujería y se movilizaron para matar Draeneis, siempre fluyendo en la misma dirección que los demás, muy a pesar de Durotan. Y así fue hasta que –previamente advertido- Durotan rechaza la oferta de Gul’dan de un poder mayor. Además de decidir no beber de la sangre del demonio, prohíbe a todo su clan, sin excepción, de probarla.

Esta decisión marca el destino de todo el clan, pues Gul’dan supo desde ese momento que el líder Lobo Gélido sabía demasiado. No pudiendo deshacerse de su enemigo, Gul’dan termina por desterrar a todo el clan. Al final, Durotan no consigue proteger a su gente de la marginación, pero no se arrepiente de haberlos salvado de un destino peor.

LoboGelido02.jpg

Permanecieron ocultos en el frío Alterac durante los acontecimientos de la Segunda y prácticamente toda la Primera Guerra también. Sus chamanes dejaron a un lado la brujería para volver a las viejas tradiciones. El más poderoso de ellos en esta escuela – Drek’thar- consiguió pactar con los lobos una alianza simbiótica, por la que uno ayudaría al otro.

Con el nacimiento de su hijo Go’el, Durotan se da cuenta que esa vida no es la que desea para el clan, así que decide volver al mundo exterior y contar a su viejo amigo Orgrim Martillo Maldito todo lo que sabe. Eso provocará un golpe de estado en la Horda: Puño Negro morirá, así como los miembros del Consejo de las Sombras (excepto Gul'dan).

Mientras permanece ausente, Drek’thar asume el mando temporal del clan. Pero tanto Durotan como su mujer Draka morirían en esa aventura; no así su hijo. Con el tiempo, el renombrado Thrall escaparía de las garras de los humanos y, después de conocer a Grommash y los Grito de Guerra, se dirige para encontrarse con su clan; su familia.

LoboGelido03.jpg

Con el tiempo, Orgrim Martillo Maldito regresaría de su exilio, viajando al campamento de los Lobo Gélido para conocer al famoso Thrall del que todos hablan. Después de comprobar sus habilidades e ideales, lo nombra su segundo al mando y se da comienzo a la campaña para liberar a los orcos de los Campos. Juntos, los Lobo Gélido y los Grito de Guerra van liberando a todos los orcos que pueden hasta que su número ha crecido lo suficiente como para dar el golpe definitivo en Durnholde.

Años después, siguen a su líder y Jefe de Guerra Thrall hacia las lejanas costas de Kalimdor y participan en la Tercera Guerra.Pero aún con la fundación de Orgrimmar, muchos miembros del clan Lobo Gélido deciden volver a su antiguo hogar en el Valle de Alterac, entre ellos el propio Drek’thar. Allí, combaten continuamente con los enanos por el control de las montañas.

Con los acontecimientos del Cataclismo, la nueva Horda de Garrosh solicita el apoyo de los Lobo Gélido, todavía formalmente miembros de la Horda, para sus pequeñas guerras en Lordaeron. Por su sorpresa, Drek’thar, actuando como líder de los Lobo Gélido del Valle, se niega rotundamente a prestar ayuda a los Renegados, desafiando a Garrosh y la Horda en general.


Fuente:

Debes tener Rango Rolero, con Cuenta de Juego, o superior para ver este contenido.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.

Iniciar Sesión
Conéctate para seguir esto  

  • Navegando Recientemente   0 miembros

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

Sobre Nosotros

Somos una Comunidad dedicada exclusivamente al Rol en World of Warcraft. Proporcionamos un punto de encuentro para compartir nuestra afición por el Rol en Warcraft.

×
×
  • Create New...

Información Importante

Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puedes ajustar la configuración de tus cookies, si sigues adelante daremos por hecho que estás bien para continuar.