Jump to content

Parmellano

Usuarios Registrados
  • Contenido

    122
  • Registrado

  • Última Visita

  • Días Ganados

    10

Parmellano ganó por última vez el día Febrero 11 2019

¡Parmellano tuvo el contenido más gustado!

Reputación en la Comunidad

275 Aclamado

Sobre Parmellano

  • Rango
    Usuario Colaborador
  • Cumpleaños 01/01/1990

Información Personal

  • Género
    Hombre
  • Ocupación
    Ingeniero

Primer Personaje

  • Nombre
    Nicholas Parmellano
  • División
    Plata
  • Raza
    Humano
  • Clase
    Mago

Otros Personajes

  • 2do Personaje
    Severus / Huargen / Bronce
  • 3er Personaje
    Nada/Nada
  • 4to Personaje
    Nada/Nada
  • 5to Personaje
    Nada/Nada

Visitantes recientes en el perfil

9.900 visitas al perfil
  1. ='( Es una lástima macho, me lo pasaba dpm contigo y tus pjs. Espero que tu situación se estabilice en poco tiempo, y esto algún día sea una historieta que contemos con calma.
  2. Big Fish. Tremenda. La mejor de Tim Burton con diferencia. ¿Hierro Negro o Martillo Salvaje?
  3. Capítulo 3: Desterrar - Severus, por fin. Me alegra que hayas vuelto - Exclamó Turbino, en el instante en el que vio la figura del brujo entrar ala habitación donde se encontraba leyendo -. Muestra a este viejo gnomo tus regalos. Con un aire acongojado, Severus miró las togas oscuras que su maestro solía llevar cuando se encontraba en las instalaciones del Aquelarre. Si bien es verdad que un gnomo no tiende a inspirar temor en una situación normal, las posibles consecuencias de la próxima conversación eran suficientes para hacer que se doblase de miedo. Su maestro le hab
  4. Nadie deja el rol. No ha nacido quién. Mucha suerte en tus siguientes aventuras, figura. Espero que vuelvas y nos sigamos echando unas risas con Alejandro
  5. ¡Ha vuelto! ¡Hail Palpatine, viva el Lado Oscuro! *nota como las fuerzas de la Luz sacan los grilletes, y comienza a tartamudear* Digo... ¡Fiesta de Luz!
  6. Capítulo 2: Liberar - Severus, hoy no trabajas, ¿eh? Me dan ganas de sonreír por saber que esta tarde el local no apestará a chucho. A pesar de ser su día de descanso, como Severus vivía en los cuartos del taller, se veía obligado a seguir viendo a todos sus compañeros de trabajo. Sospechaba que Turbino había diseñado el taller de esa forma para forzar a los trabajadores a mirar como se iban a pasarlo bien aquellos que no trabajasen ese día. Pero no parecía importarle, pues disfrutaba viendo las miradas de envidia de sus compañeros. Al menos, lo mismo que disfrutaban los demá
  7. Capítulo 11: El regreso - Luz bendita, qué calor. Dos meses, ni más ni menos. Ese había sido el tiempo que Nicholas había pasado desaparecido desde que, según historias de los pueblerinos de Villadorada que pudieran conocerlo, se marchó de allí con un chichón en la cabeza y refunfuñando. Poco o nada se sabía de él desde entonces. ¿Qué historias habrá vivido? ¿Qué lugares visitó? ¿Cuántas hordas de enemigos habrán perecido bajo el poder de sus hechiz... Bueno. ¿Cuántos nuevos amigos habrá tenido que hacer para que le ayudasen a cumplir los encargos de aquellas zonas? Siempre pa
  8. Capítulo 10: El golpe - Últimamente has progresado mucho, mi aprendiz. Nicholas salió del círculo de entrenamiento, con una clara sonrisa de satisfacción. En aquella sesión de entrenamiento, Sardino, el asistente de su maestro, había colocado en la pared opuesta a la mesa del despacho una diana. Tulnaimo le había hecho introducirse como otras veces en el círculo, y le había dicho que no debía abandonarlo hasta que uno de sus misiles arcanos impactase contra el centro de la diana. Esta vez, casi sin esfuerzo, acertó de lleno al primer intento. Conjuró un misil arcano, usando ni
  9. Capítulo 1: Renacer El taller conocido como "Rayos y re-tuerca-nos" no gozaba de mucho prestigio dentro del Barrio de los Enanos aún. Trasladados desde Forjaz, apenas llevaba abierto un año, y si bien es verdad que los clientes quedaban satisfechos, no eran demasiados los que entraban todavía. El establecimiento parecía el típico taller gnómico, lleno de artilugios con usos dispares, herramientas esparcidas por el suelo, y manchas de grasa y suciedad. Estaba regentado por un pequeño gnomo inquieto, el maestro ingeniero Turbino, quien andaba siempre de un lado a otro, apretando tuer
  10. Introducción En el siguiente post iré colgando trozos de roles acontecidos desde el punto de vista de mi personaje Severus Palazzo, referentes a su estancia en las divisiones cobre y bronce. Se agradecen las críticas que puedan tener, tanto buenas como malas. Disfruten de la lectura.
  11. Capítulo 9: El estudio - ¿Qué narices estoy haciendo con mi vida...? La misma frase de siempre. Allá estaba Parmellano, tumbado en su habitación, mirando otro libro de la biblioteca más. Las clases parecían poco a poco dar sus frutos, pues ya era capaz de conjurar algo de magia siempre que lo requería. Precisamente estaba muy orgulloso de la pequeña llama arcana que acudía a su mano siempre que lo desease. Y, sin embargo, no parecía feliz. Cuanto más sabía de magia, más conjuros quería aprender. Ahora su maestro parecía interesado en la idea de que usase la magia de forma ofen
  12. Capítulo 8: La batalla - No era el momento más indicado para sacar conclusiones. Nicholas volvía a la pequeña posada de Villadorada. Lejos de descansar, había acordado una reunión con sus cuatro trabajadores para evaluar la situación económica de la empresa. El pequeño negocio de carritos de hierbas parecía poco a poco dar sus frutos, así que decidieron cenar todos juntos para estrechar lazos. A pesar de las distintas regiones, todos los trabajadores compartían una situación económica y social parecida, y todos habían sido ayudados por Parmellano en algún momento de sus aventu
  13. Capítulo 7: El portal - ¿Qué tendrá que ver la sangrerregia con un portal? Los enemigos acechaban en cada camino de las Tierras Altas de Arathi. El humor de los strómicos era pésimo. Sin embargo, había algo en esa tierra que Nicholas adoraba, y aún desconocía que era. Por mucho que lo pensaba, no podía imaginar que era lo que tanto le agradaba de aquella tierra, pero lo hacía. Cuanto más tiempo pasaba allí, más ágil se sentía. Más alegre se levantaba, y mejor se encontraba. Incluso había comenzado a pensar que era porque su sangre reconocía el lugar en el que estaba, y eso le
×
×
  • Create New...

Información Importante

Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puedes ajustar la configuración de tus cookies, si sigues adelante daremos por hecho que estás bien para continuar.