Jump to content
MundoWarcraft
Dsaille

La Caída de Zalazane

Mensajes Recomendados

9ti9f7.jpg

La Caída de Zalazane

Las ascuas de la hoguera se alzaron en forma de remolino hacia las alturas, cuando algunos maderos se resquebrajaron para luego dejarse caer sobre las llamas, avivándolas aún más. La noche era oscura y solo su hoguera, en medio de la nada y en la costa sur de Durotar, era el único punto luminoso a tales horas. Siquiera la Villa Sen’jin rebosaba de vida a tales horas, pero Vol’jin sabía que ese ritual era más que necesario.

El jefe de los Lanza Negra observo atento a Vanira, la chaman de su tribu quien sacudía sus brazos hacia las estrellas con sus manos extendidas hacia el fuego, aumentando el humo que escapaba de la hoguera hasta convertirse en un oscuro manto negro. A pesar de todas sus preocupaciones y obligaciones para con la Horda, como consejero personal de Thrall y jefe táctico del mismo, Vol’jin siempre había estado atento a los distintos intentos por recuperar las Islas Eco. El hogar del que su pueblo había sido forzado a dejar atrás no por la Alianza, sino por quien fuera su amigo y el medico brujo de su pueblo, Zalazane… En su mente aun estaban frescos los recuerdos de la amistad y la juventud de ambos, tras internarse en lo profundo de la jungla del Primer Hogar y pasar ante los ojos de los Loa, quienes los sometieron a pruebas que ningún otro podría haber soportado. Resistir, auténticos y fieros, eran las pocas nociones que rememoraba de aquello y solo en esos momentos, podía comprender parte de esas enseñanzas.

Sen’jin, su padre, había sido un líder sabio y él más que nadie, tenia la gran responsabilidad de mantener su legado. Su sacrificio había sido el que los salvo de la perdición, señalándoles un destino junto a la Horda de Thrall y con gran honor, Vol’jin había seguido sus pasos lo mejor que pudo, pero solo Zalazane había demostrado ser un adversario elusivo e incluso, molesto. El cabecilla de los Lanza Negra había olvidado ya cuantas veces había recibido piedras en sacos de tela, en vez de su supuesta cabeza. En una ocasión incluso recibió la cabeza de otro trol, impregnando su espíritu del sentimiento de culpa. ¿Cuánto más tendría que esperar?

Resistir. Auténticos. Fieros.

Cuando las llamas comenzaron a bailar de manera errática, Vol’jin entrecerró sus ojos aguardando una luz o una señal, aunque fuera. Cualquier cosa que indicase una respuesta de Bwonsamdi, pero solo fuego, olor a madera quemada y el escozor de sus ojos era lo único que tuvo como respuesta.

Vol’jin resoplo.

“Pue’o segui’ intentando, Vol’jin.” – Comento Vanira al bajar sus brazos y notar la decepción del Cazador de Sombras.

“Pue’e segui’ intentando cuanto quiera, Vanira.” – Sentencio Vol’jin. – “Pero e’ claro como e’ agua que Bwonsamdi no no’ va a re’ponde’.”

El Cazador de Sombras se giro hacia la Villa Sen’jin, observando el silencio que le inundaba. Era lo más similar al hogar al que su pueblo podía aspirar y para él, eso no era suficiente. ¿Pero como asaltar las islas y recuperar su hogar, sin la bendición de los Loa? La tribu lo era todo y Vol’jin debía de darlo todo por la tribu, pero el retar su voluntad, si es que esta era que jamás recuperaran su hogar, era un riesgo que muy pocos trols se atreverían a realizarlo.

La mirada del trol descendió hacia las azuladas palmas de sus manos y las observo por largos minutos, sopesando en su mente: el destino jamás esta escrito, si fuese así, este habría sido morir ahogados bajo la amenaza de la Bruja de Mar o bajo los cañones de Daelin Proudmoore, o peor aun, como esclavos sin mente de Zalazane. Pero en todas y cada una de las ocasiones, siempre resistieron, siempre fueron auténticos y siempre fueron fieros bajo su liderazgo. ¿Y si esto era una prueba más, entonces? ¿Otra prueba del destino? … Y entonces, Vol’jin se giró de vuelta hacia la costa y observo en dirección hacia las Islas Eco.

“¿Tú cree’ que Bwonsamdi no’ abandono’, Vanira?” – Pregunto Vol’jin con cierto tono sombrio.

“Nue’to’ tambore’ dejaron de sona’ hace mucho, Vol’jin. Lo’ sacrificio en su hono’ ya no exi’ten.” – Respondió con cierta vergüenza la chaman.

Vol’jin extendió su brazo derecho hacia las islas, señalándolas.

“Eso e’ po’que él no’ agua’da en la iila eco.” – Comento el Cazador de Sombras. – “Nue’to tambore’ e’tan ahí y lo’ sacrificio también.”

Vanira frunció levemente el ceño.

“¿Ta’ seguro, Cazador de las Sombras?”

Vol’jin bajo su brazo y observo con una mirada decidida a Vanira, irguiéndose.

“Zalazane será su sacrificio, Vanira. Su sangre será e’ inicio.” – Vol’jin volvió su mirada hacia las islas. – “Pero, si me equivoco, que sea mi sangre la que también si’va pa’ gana’no su bendicio’ otra e’ y recupera’ nue’to hogar. La’ iila eco volverán a se’ nue’ta, Vanira. Cue’te lo que cue’te”

Resistir. Auténticos. Fieros… Vol’jin pondría en practica esas palabras y se sometería al juicio de los Loa, que ellos decidieran su destino, pero sería él quien decidiría el destino de su tribu. Incluso fuese su sangre el precio a pagar por recuperar su hogar, el Cazador de las Sombras estaba más que dispuesto a hacerlo, pues la tribu lo era todo y la tribu, la tribu era él y nadie más que él tenía su destino en sus manos.

* * * * * * * * * *

¡Por la gloria de los Lanza Negra!

Etapa 1: Suministros

Etapa 2: Reclutamiento.

Etapa 3: Ofensiva.


Off-rol

Continuando con lo ya avisado sobre las distintas tramas pre-cataclysm que se realizarian, se añade el post de la Caída de Zalazane. Como se ve en el "índice" titulado ¡Por la gloria de los Lanza Negra!, el evento se divide en dos etapas:

La primera comprende la recolección de suministros, los cuales se pueden entregar de forma voluntaria o bien, llegar a un trato comercial entre las tiendas de los jugadores con la Villa Sen'jin y los Lanza Negra. Los materiales que busquen, entre otras cosas, se citaran en un nuevo post, añadiendo a este el enlace a dicho listado. En el se indicara con más detalle las condiciones para dar un aporte, las ventajas que puede tener para la campaña y los puestos donde se pueden dejar.

La segunda etapa comenzara poco después de concluida la primera, la cual significara las levas correspondientes y la movilidad de tropas. En esta también se dara aviso de cuando tomara lugar el evento.

La tercera y ultima etapa comprendera la ofensiva contra las Islas Eco.

  • Me Gusta 2

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

La Caída de Zalazane

(post del evento)

wc1wmw.jpg

Desde todos los rincones de Azeroth, los valientes guerreros de la Horda habían acudido a prestar su ayuda a la causa de la Tribu de los Lanza Negra. Desde una de las chozas del Poblado Sen'jin, Vol'jin podia vislumbrar taurens, orcos y goblins e incluso, elfos de sangre y renegados. A pesar de que la Horda estaba más que ocupada en retirar sus tropas del norte, ahora que la paz reinaba y la tregua con la Alianza se había establecido, ninguna de las razas que le componian quisieron ignorar la llamada del hijo de Sen'jin e independientemente de su numero, de una u otra forma habían prestado su ayuda: soldados o suministros, todo era más que util en tal hora de necesidad. Si tan solo los Loa fueran tan benevolos y en vez de guardar silencio, decidieran prestar atención a las suplicas del Cazador de Sombras...

Vol'jin suspiro con resignación; ya había llegado demasiado lejos con su plan y no circulaba por su mente ni la más remota idea de renunciar a sus intenciones. Las Islas Eco volverian a pertenecer a los Lanza Negra o moriria en el intento, sin importar el precio.

De pronto, como ya era de costumbre en tales días, el suelo comenzo a temblar ligeramente y tan subitamente como comenzo, se detuvo. Aunque eran leves, Vol'jin siquiera necesitaba ser chamán para no poder pensar que era algo demasiado extraño. La regularidad de tales movimientos habían ido en aumento en el ultimo tiempo y a pesar de ser casi imperceptible, la fuerza parecia ir aumentando también.

"Me he preguntao' varia' vecé si eto' son mensaje e' lo epiritú o no." - Comento Vanira, a los pies de la choza en que se hallaba su jefe.

"Si lo fueran, lo sabriai Vanira." - Contesto Vol'jin, girandose hacia la chamán. - "Pero no e' el caso. Y sea lo que sea, tenemo cosa má importante que hacé..."

Vanira asintio con firmeza, sintiendo en su interior las mismas ansias que su líder, de recuperar las Islas.

"¿Eta too li'to?" - Pregunto Vol'jin, abandonando la choza y quedando a su lado.

"Solo queda' lo ultimó preparativo y ya." - Respondio Vanira, volviendo su mirada hacia las islas. - "Ya quiero pisar la' i'la de nuevo."

"Y lo haremó, Vanira." - Contestó con suma seguridad y determinación en su mirada, el jefe de los Lanza Negra. - "Y lo haremó..."


Off-rol

Y con esta pequeña introducción, damos comienzo a la tercera fase y final de la Caída de Zalazane, con el evento tomando lugar este proximo viernes 21 de noviembre a partir de las 19 hrs en adelante, extendiendose hasta el domingo 23 de noviembre. Cada hora del día sera acordada via ingame y señalada aquí en el post.

Por otro lado, dado que se dedicara un fin de semana a cada evento, la Operación: Gnomeregan comenzara el proximo viernes 28 y extendera hasta el domingo 30 de noviembre, con tal de tampoco entorpecer el desarrollo de cada evento en el caso de los jugadores que posean personajes en ambas facciones y esten inscritos en ambos eventos.

  • Me Gusta 2

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
Guest
Este tema está cerrado para más respuestas.

  • Navegando Recientemente   0 miembros

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

Sobre Nosotros

Somos una Comunidad dedicada exclusivamente al Rol en World of Warcraft. Proporcionamos un punto de encuentro para compartir nuestra afición por el Lore de Warcraft.

×

Información Importante

Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puedes ajustar la configuración de tus cookies, si sigues adelante daremos por hecho que estás bien para continuar.