Jump to content

manucaos

Grupo Roleros
  • Contenido

    49
  • Registrado

  • Última Visita

  • Días Ganados

    7

manucaos ganó por última vez el día Marzo 4

¡manucaos tuvo el contenido más gustado!

Reputación en la Comunidad

58 Popular

1 Seguidor

Sobre manucaos

  • Rango
    Usuario Esporádico
  • Cumpleaños Junio 1

Primer Personaje

  • Nombre
    Milorian Suntarget
  • División
    Cobre
  • Raza
    Elfo de Sangre
  • Clase
    Cazador

Otros Personajes

  • 2do Personaje
    Tatrum Brumetooth / Tauren / Cobre

Visitantes recientes en el perfil

2.266 visitas al perfil
  1. Epilogo. No se sabe exactamente si Dan recibió la carta. Tampoco se volvió a saber nada de él. Talvez si se cumplió su voluntad y se convirtió en algo que con el tiempo se borraría. Pues su historia seria contada por los parroquianos de aquella zona rural por un largo tiempo. Sin embargo, cada versión reciente que se contaba era más ridícula que la anterior (como por ejemplo, que este hombre era capaz de detener balas con sus propias manos. O que las vibraciones de su presencia eran tan imponentes que hasta las armas de fuego tiritaban y se desajustaban), por lo que fácilmente empezó a ca
  2. ***** Las rutas matutinas para correr se hacían más duras cada semestre. Nuestro querido muchacho reemplazó sus caminatas por kilómetros que se tenían que cubrir en el menor tiempo posible. Con el pasar del tiempo se podía notar que las cosas en el vecindario se dilataban: Como por ejemplo una mañana en la cual Dan corría por la carretera principal y de súbito se encontró con la mirada de un tipo sin camisa y sin zapatos y con la cabeza ensangrentada que se dirigía en dirección opuesta. Lo suficientemente consiente como para enterarse de que tendría que salir de su aprieto él solo, sin ni
  3. ***** La búsqueda no estaba dando sus frutos, casi todas las mañanas Dan en sus caminatas viraba para ver si casualmente se encontraba a la persona que buscaba. En los días de lluvia, se quedaba en casa trazando un mapa mental por donde posiblemente podría encontrar el anciano. Toda su atención era utilizada para hallar a esta persona, no aceptaba el hecho de no volver a verlo y conversar aunque sea una vez con él; Un día mientras iba por aquella carretera principal que conectaba los asentamientos rurales con la ciudad vio como una pequeña camioneta chana blanca se orillaba y dejaba a dos
  4. ***** Atestiguando la predicción con sus propios ojos, el joven Dan, con resignación, hacía caso omiso a lo que sucedía alrededor suyo: Cercos hechos de lona verde y troncos de madera comenzaron a levantarse y a limitar el acceso a las colinas, boscajes, hondonadas y claros; Algunas veces aquellos cercos eran hechos con alambres de púas y láminas de lata dándole a la naturaleza cierto aspecto de redentor con su corona de espinas. En lo más sincero de su alma Dan podía sentir la mirada llena de incertidumbre de aquellos primigenios paisajes; Como si se tratase de un espíritu pueril rogándo
  5. ***** Después de aquellos sucesos acontecidos los días pasaron sin notarse hasta que se acumularon en semanas, meses y semestres. La frustración de Dan al ver sus desventajas lo colmaron pues las experiencias poco gratas que había tenido lo llevaban a tomar decisiones radicales que iban de la mano con una tristeza que ofuscaba su mente. Una tormenta gris de lo turbia se desató en su alma, y náufragos sus sentimientos no lograban reencontrarse. En un intento de volver a hacer uno consigo mismo, Dan se apartó de la música, de las tendencias y de compartir para enfocarse en sí. En aquel mar
  6. El ultimo héroe de Sur América. Con unos chasquidos al frotar las yemas de los dedos y el sonido que emitía el adoquín cada vez que daba un paso con sus zapatos pico de pato, bruñidos con betún negro, Dan recordaba el ritmo del cencerro y su sincronización con los demás instrumentos musicales propios de bohemios que con bongos, congas, trompetas y maracas se reúnen en pequeños y distinguidos clubs sociales en donde el único requisito para ser admitido es amar la bebida, alcanzar un trance con melodías a luces mortecinas y abandonar su sombra a modestas melancolías. Su pantalón de pa
  7. Hola Buenas Bienvenido espero que tengamos la oportunidad de rolear si te apetece hacerte un Horda amigo.
  8. Hola un saludo. Al Rol siempre se vuelve. Es algo necesario creo jeje. Ese Gnomo esta genial.
  9. Epilogo El cuerpo de Nikita y kriem fueron envueltos en sus propias capas y respetuosamente depositados en los escombros de la cámara en donde también reposaban los restos del joven Damian. Fuegonegro encontrándose ya verdaderamente en su límite, hace un último y gran esfuerzo y conjura un desatado fuego casi incontrolable que poco a poco y de forma implacable calcina todo lo que encuentra a su paso. El Sargento, contemplando los fieros lengüetazos del fuego comparte para todos el resto su lamento: -Qué mundo tan difícil… cruel y difícil. Un mundo en donde los jóvenes fen
  10. **** Que melodía encantada resultó ser las palabras de Damian, en las orejas largas de los Elfos. -Si esto es cierto, nosotros los Sin’dorei seremos capaces de no solo vengar a nuestro pueblo, sino también de erradicar de una forma implacable el mal que infecta a este mundo. Nuestra hazaña seguramente se cantará por bardos en muchos castillos por muchos años-. Aventura decir el Sargento Alconnor muy motivado y con un cambio renovado en su aspecto. Por su parte, Nikita, había dejado de sollozar tan desgarradoramente. Sin embargo, guardaba silencio. Tanto se guardó el silencio por parte de
  11. **** Descendiendo aquellos holgados peldaños esculpidos en la roca se encontraron todos después de superar el encuentro con los muertos. Enfundando una vez más sus armas llegaron hasta una cámara bastante amplia que era sostenida por algunas columnas cuya silueta podía vislumbrarse más o menos a través de la penumbra que cobijaba la estancia. Esta cámara parecía las ruinas bien conservadas de algún tipo de civilización. Sumergiéndose Nikita, más y más en la cámara abovedada podía visualizar en los muros, gracias a un fuego fatuo que emanaba del bastón del Arcanista, unas figuras talladas
  12. **** La Elfa se encontró preparando su cimitarra para luchar con cualquier patrulla de La Plaga que se atreviera a rondar cerca de la caseta, al mismo tiempo que veía como los dos Naga con sus tridentes se mostraban imperturbables y como recostaban sus brazos semi cruzados de manera jovial en estas armas clavadas en el suelo, mientras dirigían su mirada hacia el paisaje que brindaba el único umbral. Al ver la actitud indiferente de sus dos compañeros, Nikita entiende el mensaje que los dos Naga le querían transmitir de que no van a obedecer las instrucciones de una chica y aprieta con su
  13. Nikita. Año 21 después de la 3ra Guerra. Las superficies nevadas de Northrend eran implacables para aquella Avanzada pues sus botas y demás indumentaria no estaban diseñadas para efectuar operaciones en semejante clima de tormentas de nieve y ventiscas heladas que punzaban la piel hasta los huesos y asfixiaba. Algo que tampoco dejaba respirar haciendo más y más difícil el desplazamiento, pues las botas se hundían en la nieve con cada paso. Cubiertas sus cabezas con sus capuchas y sus cuerpos forrados en sus capas, comprobaron que el diseño militar Sin’dorei no era muy efectivo en las
×
×
  • Create New...

Información Importante

Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puedes ajustar la configuración de tus cookies, si sigues adelante daremos por hecho que estás bien para continuar.