Jump to content
MundoWarcraft
Sacro

Festividad del Invierno con los Lionhammer.

Mensajes Recomendados

-Las bendiciones de la luz; la Familia-

207vo6v.jpg

La reunión en familia por las festividades del invierno de los Lionhammer comenzó desde un día antes, debido a que era propicio celebrar que gracias a la luz, habían logrado superar tan difícil jornada que dejaba en peligro a la joven y hermosa señora de la familia, Catherine. La pareja con sus bebés estuvo descansando durante algunos días debido a las heridas que habían recibido, sin embargo eso no restó vitalidad y buen humor a ambos durante la estadía de la familia en Villanorte. Catherine y su marido pudieron levantarse muy temprano aquella madrugada del día de la celebración del festival, para alegría de la familia. Era propicio no solamente celebrar que todo había pasado, sino la aparición una vez más en escena de Michael Lionhammer, ahora Michael I, quien había sobrevivido de igual forma que el resto a la plaga de Lordaeron.

La familia solía durante aquellas fiestas en el pasado reunirse en la mansión familiar en Ciudad Capital o en la siempre tranquila Villa Lionhammer cuando pudieron obtenerlas, todos llevaban algo como eran las costumbres en la vieja Lordaeron. En la mesa había galletas de canela y avena, así como pan con frutas confitadas y torta de chocolate y avellanas además de dulce de papaya, así mismo frutos secos, mandarinas, manzanas, peras y uvas. Zumo de calabaza, cerezas y Licor no faltaba, pues a pesar de que los Lionhammer eran de poco beber, no faltaban nunca el ponche y las cidras, así como el hidromiel y la cerveza enana. Sin embargo lo más destacado era la típica cena invernal, donde el plato principal era el cerdo bañado en mieles (uno de los platos más comunes de Lordaeron), acompañado de ensalada de gallina(hehca con papas, gallina, zanahorias y aderezo), pan de jamón y un bollo de masa de maíz (sazonada con caldos de gallina y colorada con colorantes naturales) relleno de guiso (de cerdo, carne y pollo), envuelto en hojas de pino, cosa que había sido traída en la familia como una costumbre recogida de la humildad del primer Lionhammer, en honor a aquella señora que le había acogido como suyo cuando fue separado de su familia en Arathi.

Los hombres de la familia habían aprendido a hacer tal bollo festivo, que solo comían en las épocas del invierno, debido a su alto contenido de grasas, que ayudaba a pasar las heladas noches en Lordaeron.

hallaca1.jpg

Y todas aquellas cosas la familia toda las compró junta en Villadorada y Ventormenta. Si bien nunca los sabores del sur serían símiles a los del norte, no faltó prácticamente nada en la mesa. La familia bromeaba con Susan, la cual comenzaba a engullir desde temprano todas las exquisiteces que se hacían y se ponían en la mesa, así como Paul comenzaba a beber de igual forma desde temprano. Iván, Michael y Stanley, siendo los más ancianos se acercaron a la cocina, a ayudar a Catherine a hacer la cena, pues ellos eran los conocedores de la receta del bollo invernal. Alejandro y Pablo, los hermanos, se encargaban de cuidar a los pequeños Michael II,Brian y Amalie. A la par que Lionel, Lightbrand, Christian y un entonado Paul colocaban la mesa y adornaban un poco el hogar. La familia solía reunirse no por el alto consumismo que existía en aquellas fechas, se reunían pues desde pequeños todos ellos habían desarrollado una unión familiar increíble. Y el festival del invierno en sus tiempos ancestrales había sido motivo siempre de reunión familiar y el disfrute entre los seres queridos. Eso, sumado a que desde hace seis generaciones la unión familiar había sido inculcada como primordial para la existencia de cada cual, era lo que a los Lionhammer los reunía todos los años.

Durante la noche la familia había tomado asiento y se habían aseado, mientras que en aquella casa tranquila y modesta en los viñedos, todos y cada uno de la familia habían aportado su granito de arena para hacer de la cena familiar lo suficientemente modesta para ellos, sin abandonar por supuesto la tradición y la humildad que siempre les caracterizó.

-¡Venga, Susan deja de comerte las avellanas, que aún no es hora de cenar!- Paul daba un trago largo a un tarro con hidromiel, mientras observaba a Susan asaltar la mesa, mientras que echaba una risotada.

-¡MMGGHHGH!-

-¡qué estás diciendo!-

-¡CUANDO TU DEJES DE BEBER YO DEJO DE COMER!- las carcajadas ante la molestia de la doncella de sus parientes fueron claras, mientras que Catherine era ayudada a llevar al cerdo a las brazas de la chimenea. El olor a miel y a la carne del cerdo asándose en sus jugos llegaba a todos abriendo el apetito.

images?q=tbn:ANd9GcT15SZVKAPo-h0FmJ5dx0N5bAJFdOdxd22WkbW_UJ1EhHh3oeRaAg

-bueno, bueno…- observó a toda la familia que expectante esperaba una respuesta- bah, que engorde, total… no le falta mucho para que le cuelgue la panza-

-¡JODETE, PAUL!- gritó roja como un tomate acercándose a Pablo y sonriendo, este le entregaría a su pequeño bebé en brazos, dulcemente la Leona de Lordaeron abrazó a su bebé y le dio un beso en la frente, este contento abrazó a su madre, mientras ella se acercaba a la cocina, donde los tres ancianos contaban batallitas mientras envolvían los bollos festivos. Susan sonrió a estos y ellos concentrados en su labor solo gruñeron- ¿cómo va eso, cath?-

-va bien, Susy… no te preocupes, ya comerás- Catherine le sonrió con dulzura, mientras que Susan le gruñía un poco y refunfuñaba- prueba un poco, anda, no te molestes conmigo-

Susan sonreiría mientras acurrucaba a Brian, comía un poco del cerdo y le daba también al pequeño, mientras conversaba animadamente con su cuñada, pues como no sabía cocinar y si que tenía la lengua avezada y afilada, podía al menos brindarle una grata conversación mientras ella preparaba todo.

Navidad-Noticias-Caracas.jpg

Pablo observaba a su familia contenta celebrar, no pudo evitar sonreír y pensar en lo afortunados que eran. Un festival más juntos a pesar de que muchos ya no estaban entre ellos. Eso, era un motivo de celebración para la familia.

-¿qué ves, pablo?- dijo su hermano acurrucando a su sobrina Amalie, que inquieta trataba de coger los adornos del pequeño árbol que habían puesto en la casa.

-veo lo afortunados que somos, Alejandro- dijo meditativo, mientras sonreía ante las risas de su padre y sus tíos, así como las bromas que sus otros primos, Christian, Lightbrand, Paul y Lionel soltaban mientras comentaban airosos las mil y un vanalidades- La luz nos ha dado a pesar de todo lo que hemos vivido, una gran bendición-

-¿ah si?- sonrió Alejandro viendo a su hermano por un momento, mientras acomodaba a la pequeña en sus brazos- ¿cuál es?-

El paladín observó a sus criaturas, para luego observar a su padre, que por un momento le devolvió la mirada, tanto a él como su segundo hijo… y asintió a ambos lleno de orgullo. Sanctus le devolvería una leve sonrisa a este y miró a su pequeño primogénito en brazos, que le observaba con intensa dulzura… sus ojos se cristalizaron por un momento y no pudo evitar observar a las dos mujeres más importantes de su vida, Catherine y Susan. Ambas conversaban mientras ponían en la mesa los platos y los demás comenzaban a sentarse y a colaborar.

tradiciones-navidenas-venezolanas-L-6wMz_N.jpeg

Susan le sonrió y guiño el ojo con cariño fraternal, mientras que Catherine y él se miraron intensamente… ella se sonrojó y bajó la cabeza. Miró por un momento a Amalie y sonrió, para observar a su hermano.

-esto, Alejandro- señaló con la palma abierta a su familia- somos bendecidos al tenernos unos a los otros, pues a pesar de las dificultades aún seguimos juntos… ya no vivimos en Lordaeron y nuestros años de nobleza quedaron atrás. Pero hoy por hoy, hemos mantenido lo que es nuestra esencia… y eso es la familia. La luz ha sido y siempre será generosa con nosotros… y por eso, debemos orar hoy- dijo, mientras todos tomaban sus manos y oraban en silencio.

images?q=tbn:ANd9GcQrqypli9d7UnIe6XxN4AvkgsYz2eZsRrg_AdpOR-_APTqB0eqZ

“luminis beneficium dat, non indueris. communione rerum, quae est verus”


Bueno, con este pequeño relato (que tiene la combinación de la cultura de mi país, así como otras culturas y el wow mismo de por medio) pongo lo que está haciendo la familia Lionhammer. espero que les sea de su agrado... ¡felices fiestas!

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

-¡Vamos Christian! Tanto tiempo fuera de la granja te está quitando fuerza ¿Eh?- Decía Stanley, mientras descargaba una de sus mulas, cargada hasta arriba de enseres y cajas.- Oh venga, padre, ya le he dicho que tengo el brazo malherido- Respondió Christian excusándose, mientras desataba cuerdas aunque el médico una semana atrás le hubiera dicho que no debía hacer esfuerzos innecesarios.- Y yo ya estoy viejo, tengo la espalda más echa polvo que la granja de Rudy y no me quejó.- Esgrimo con astucia su padre, antes de que ambos partiesen a reír.Y tras de la mula se dejó ver una chica- ¿Estoy bien? Creo que este vestido no me ha encajado del todo bien...- Dijo con gran preocupación, Samanta, la madre de Christian y mujer de Sanley. Llevaba un vestido blanco, que acompañado por sus ojos azules ante la claridad, y grises en ambientes más oscuros, dejaba mostrar a una mujer hermosa de tez blanca como la leche, portadora de la belleza propia de una alta alcurnia que algún día dejó de serlo.-Te ves increíble, amor- Dijo en voz baja Stanley, mientras la miraba de arriba a abajo con una mirada fogosa, como la miró aquel primer día. El pequeño núcleo familiar, que antaño pasó las celebridades del invierno de forma muy modesta, y con poca gente, habían sido invitados a la fiesta que la familia Lionhammer en conjunto solía celebrar todos los años. Samanta intimidada por las fiestas en las antiguas tierras Lionhammer, de las que le habló Stanley, se cargó de presentes y se compró un vestido totalmente de gala, era hora de partir a la fiesta.

banquet_in_lancelot_by_juddy_wood-d3267z

Al llegar se encontraron ya a toda la familia en la casa, desperdigados. Christian dejó los presentes con los que cargó hasta el lugar en una mesita que había cerca de la entrada, y cogió un par de botellas de vino, y se fue corriendo a buscar a Paul, quien ya había empezado a beber sin él. Mientras tanto, Stanley presentó a Samanta a toda la familia, la muchacha se encontró entonces con una fiesta mucho menos formal de lo que se había pensado, pero estaba feliz, así se sintió más cómoda. No tardó en ser acogida por las mujeres Lionhammer, quienes de buena gana recibieron fruta recién cogida y la carne de un cochino que habían matado antes de salir dirección a Villadorada.

La fiesta transcurrió sin decaer ni un segundo, todos los que acudieron comieron exquisiteces hasta que su estómago no les permitió más. Rieron con las innumerables tonterías acometidas por Paul y Christian, quienes no habían tardado en vaciar las botellas de vino, perdiendo así gran parte de su conciencia. Y así, Christian fue de los primeros en caer dormido, incapaz de soportar tanta fiesta, Susan cuando este despertase lo más probable es que alardease de que ella había aguantado más tiempo despierta. Samanta hizo gran relación con la familia, y se sintió acogida entre los extensos y cálidos brazos de la familia Lionhammer. Y cuando la fiesta ya se relajó, los hombres de la familia charlaron durante horas alrededor del calor que desprendía el fuego de la chimenea, allí contaron todas las hazañas que habían llevado acabo a lo largo del año, intentando superarse unos a otros con la anterior. Y cuando el fuego se apagó, y salió el sol, todos concluyeron que la mayor hazaña del año, fue el nacimiento de la sexta generación Lionhammer. El sol salió, y cada uno se fue lleno de gozo ante la fiesta que habían vivido.-El año que viene más, y mejor.- Dijo orgulloso Stanley.

Consumiendose_by_PhotOsitO.jpg.f8e0e5787

// Aquí dejo mi parte de relato, añadiendo sucesos y como lo vivieron Stanley, Samanta y Christian. A ésto se le suma lo que escribió Sacro, y queda una obra de arte que os cagáis las patas abajo, ojala mi nochebuena hubiese sido así leches!

banquet_in_lancelot_by_juddy_wood-d3267z

Consumiendose_by_PhotOsitO.jpg.f8e0e5787

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

-Entre la calidez de la fogata-

La cena familia acabó con el amenizamiento de un viejo Michael Lionhammer a la guitarra, con sus trovas y versos de la vieja Lordaeron, los cuales sacaron lágrimas a todos los presentes, en especial a Christian y a Paul, los más entonados en el momento. aquellas canciones representaban la esencia de la patria perdida y la vena artística que solo Michael había sabido desarrollar de pleno y apasionadamente se había dedicado a la misma. entre la algarabía de la familia, el mismísimo Michael primero alentado por Lionel y por Lightbrand, así como por los pintorescos Paul y Christian acabaron por convencer a Pablo, quien en su infancia había sido aprendiz de músico, a animarse a acompañar a su padre... y sorpresivamente, la joven Susan cantó una hermosa melodía, así como el himno de la patria, el cual traería lágrimas nostálgicas a todos.

Christmas%20Guitar%20103bn.jpg

La felicidad y la paz rondó aquella casa durante toda la noche. pues benditos en la luz eran por estar juntos.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.

Iniciar Sesión

  • Navegando Recientemente   0 miembros

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

Sobre Nosotros

Somos una Comunidad dedicada exclusivamente al Rol en World of Warcraft. Proporcionamos un punto de encuentro para compartir nuestra afición por el Lore de Warcraft.

×

Información Importante

Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puedes ajustar la configuración de tus cookies, si sigues adelante daremos por hecho que estás bien para continuar.